X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

CRÍTICA TEATRAL

'El test': el material del que estamos hechos

2/02/2017 - 

VALENCIA. El test es el supuesto hipotético por el que una pareja se enfrenta al dilema de escoger entre 100.000 euros hoy o un millón dentro de 10 años. Se lo ofrece un amigo en la previa de una cena de parejas. Es solo una idea, un juego hasta que llegue su novia, la psicóloga de éxito capaz de usar esa herramienta para analizar a cualquiera. Él, Toni, es el protagonista de esta historia que interpretael actor valenciano Sergio Caballero. La obra, que ya fue un éxito en la Sala Muntaner de Barcelona y que tras un importante estreno continuó su periplo de ruta tras el verano, llega ahora al Teatre Principal de Valencia hasta el próximo domingo 5 de febrero.

El texto supone el debut teatral de Jordi Vallejo, quizá la materia prima más fina de un montaje que sostiene en su punto más dulce la dirección de Cristina Clemente. El trabajo de ambos equilibra como pocos esta situación entre dos duetos que, cogiendo los cuernos del guión en distintos momentos, se rotan la voz cantante de la obra. Es incluso más relevante que ese peso les permite girar a los personajes hasta casi 180º ante el espectador y de los cuatro, desde su estreno este miércoles, el público disfruta al menos dos caras opuestas de una misma persona sin que ésta se precipita por inverosimilitud.

La propuesta es la de una comedia, aunque el espectador es consciente en todo momento de que el punto de partida va a generar crítica y conflicto. Quizá no tanto como el que se va desarrollando entre algunos chistes con el contexto de las relaciones de pareja asentadas como precepto y que, en sus zonas de risa y hasta carcajada, tiene reflejos con Un dios salvaje de Yasmina Reza. Sin embargo es la versatilidad de Caballero, Clàudia Costas, Carme Poll y David Vert la que va manteniendo una tensión constante en el espectador. Esa idea de obra pequeña -con el adecuado escenario de Jordi Casanovas- que se hace tan grande como el espectador desee.

El ángel exterminador

Y lo más relevante es el concepto del dinero como ángel exterminador. La trama va desencadenándose y enfrentándonos al dinero como ese factor desencadenante de lo material sobre lo humano. Lo material como desestabilizador total de la mujer y el hombre, de la pareja, del individuo y de la familia, del escenario social inmediato y de la sociedad en su conjunto. El material del que se está hecho -y la obra incluso tiene una explícita alusión del 'Ser o no ser', de William Shakespeare, aunque revisitada con los ojos de 2017- y el material que nos deshace

En al menos un par de momentos, el dinero se manifiesta con una poderosa presencia a través de unos inspiradores papeles que compromete a las partes (como el papel moneda, como trato de confianza, como en su origen). Son quizá los dos momentos álgidos en los que los personajes se descomponen físicamente ante un pedazo de pulpa de celulosa garabateado. Los momentos en los que un objeto material domina lo que sucede de pieles hacia dentro. Esa es la visión más brillantedel texto de Vallejo, la de cuatro personas que son capaces de verse durante buena parte de la obra de pieles hacia fuera, preocupados por todo aquello que va más allá de quiénes son, de qué piensas (sin el material de por medio) y de qué sienten

El poder de lo material sobre el individuo en la obra nos hace replantearnos de qué estamos hechos; qué somos. Y ese es el nivel hasta el que baja (o sube) esta apetecible comedia 'de la temporada' con fama de pequeña producción y que ayer recibió la primera de sus ovaciones. Huelga decir que el sonoro afecto por la obra y el trabajo desplegado hizo que Caballero se emocionara, aunque no se descarrilase del protocolar triple saludo con el que se pone punto y seguido a cualquier representación.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email