X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Entrevista a giuseppe grezzi, concejal de movilidad sostenible de valencia

"El PP nunca reclamó el contrato programa de transporte para hacer partidismo"

15/09/2016 - 

VALENCIA. La gestión de Giuseppe Grezzi al frente de la Concejalía de Movilidad ha sido una de las que más han dado que hablar en el primer año del Govern de la Nau por su impacto en la vida diaria de los vecinos de Valencia. Su cruzada para "pacificar el tráfico" en el centro le ha llevado a impulsar la reorganización de las líneas de la EMT, la extensión de las zonas 30 y la peatonalización del centro histórico y el entorno de la Lonja.

Convencido del potencial de la bici, medio que él utiliza para moverse por la ciudad, uno de sus proyectos más ambiciosos es la extensión del carril destinado a los ciclistas. Aunque es consciente de las limitaciones presupuestarias, Grezzi espera poder contar con más recursos para los "muchos proyectos" que quiere poner en marcha en 2017. Su anhelo a medio plazo sería poder crear un gran ente público de movilidad que agrupase a la EMT y otras áreas relacionadas con el transporte urbano como la gestión de los aparcamientos y la grúa. 

Recientemente anunció que se va a licitar el contrato para el bus turístico, ¿qué ingresos prevé obtener por el canon?

Hemos tenido cierto atasco en la concejalía porque tenemos muy poco personal. Todo el Ayuntamiento ha ido perdiendo funcionarios. Este año hemos recuperado un poco con la bolsa pero tenemos 500 funcionarios menos. En nuestro, departamento, desde el año 2008 , tenemos 30 personas menos. Hacen falta ingenieros, sobre todo jóvenes. Tenemos que licitar ahora el bus turístico porque ahora opera con una autorización a Transvia por la que Valencia no ingresa nada. Barcelona ingresa 6 millones por estas concesiones. Nosotros calculamos que habíamos perdido 500.000 euros al año. Ahora tenemos que hacer un estudio para dimensionar la licitación y que no se quede desierta. 

¿Y para rescindir el contrato actual? ¿Hay que pagar indemnización a la empresa actual?

Es una autorización y parece que tenemos margen. No hay lucro cesante porque no es una concesión. Tenemos un soporte legal de los funcionarios de alto nivel del Ayuntamiento, los secretarios.

La reorganización de la líneas de las EMT ha provocado algunas críticas de usuarios...

El marco es mejorar las líneas con una planificación que ha estado trabajando la EMT durante muchos meses sobre la base de la información que nos reporta cada viajero. Son millones de datos analizados, desde la frecuencia de cada línea a cómo se solapaba con otras. Y también cuántos viajeros transportaban al año. Hay temor ante los cambios y resistencias. Y además, cuando uno tiene una parada en un punto y se le va 100 metros, se quejará. Pero antes se quejaba el que no la tenía. Siempre se quejará alguien. Si había una frecuencia de 15 minutos de esa línea y la bajamos a 9 o 10, lo que estamos haciendo es que para los dos es muy atractivo. Con los mismo recursos mejoramos la eficiencia. 

¿Prevén ajustes de todas formas?

Estudiaremos cuáles son los puntos calientes donde hay que ajustar cosas. Si hay que aumentar las frecuencias en una línea porque va muy lleno, por ejemplo. Si nuestro objetivo es reducir el uso del coche tenemos que dar opciones de calidad para que se acerque a lo que te ofrece el coche en la ciudad. 

¿Qué la parece que la Conselleria haya accedido a pagar 200.000 euros por una parada más en la linea del 150 para satisfacer al alcalde de Mislata?

"La EMT tenía el mismo coste, pero el alcalde de Mislata se empecinó en tener una línea directa al Mercado Central"

No nos parece la mejor opción. Intentamos hasta el final que dentro del marco de intermodalidad y del nuevo modelo de la EMT, que se basa mucho en transbordos, Mislata tuviera varias alternativas. Un bus que vaya de Mislata al mercado central no existe, habría que hacer una línea nueva con autobuses y conductores, lo que tiene un coste de más de un millón de euros. Pero si no lo querían directo, sino en un sistema de intercambios, estaba la línea 29, que va hasta las universidades y con un transbordo se puede llegar al Mercado Central. Tenía el mismo coste, 199.000 euros, pero no lo aceptaron porque se empecinó el alcalde de Mislata en tener una línea directa al Mercado Central y eso es lo que tenemos: una sola parada en un recorrido que hace Fernanbus que es el mismo que hace el metro. Por la Avenida del Cid hasta Plaza de España. Eso no es intermodalidad, duplica servicios con un coste que podría ir destinado a mejores servicios y no puedes transbordar con el mismo billete.

¿Por qué no fueron a la inauguración? 

Yo no estaba, estaba de vacaciones en ese momento. 

Ahora no se puede pero en el futuro sí se podrá hacer transbordo con ese billete...

Lo que se ha anunciado es un bono transbordo AB, no un ticket único. Es un bono de viajes para determinados municipios del área metropolitana, pero zonas como Liria o L’Eliana están excluidos. Tenemos que hacer un modelo más integrado. El bono único que se presentó es una escenificación pero todavía hay que verlo. A lo que tenemos que tender es a lo que hay en Barcelona y Madrid. Que es un bono integrado que te permite también ir en trenes de cercanías, que aquí no lo tenemos. Pero empecemos con el bono único, porque no tenemos transferidas las competencias de cercanías, que se han pedido por la Generalitat pero dotadas de presupuesto. 

¿Ha habido improvisación de la Generalitat en el anuncio de ese ticket integrado de transporte en Valencia?

Fue un poco apresurada la presentación. Pero estamos trabajando, los técnicos están trabajando para ver el coste que tiene que tener y cómo deben repartirse los ingresos. Ya tenemos un billete integrado de metro y EMT que vale 9 euros, pero queremos que se revise el sistema de reparto de ingresos porque tenemos sospechas de que no se hizo bien en su momento y no se está ingresando en la EMT lo que deberíamos. Estamos viendo cómo será el reparto porque es un ventaja para el viajero, pero para nosotros puede ser una merma de recursos que igual se puede compensar después si incrementamos pasajeros.

Muchas cosas en el aire...

Sí, creo que fue demasiado apresurado. Fue una presentación de hacia donde se quiere ir pero hay que trabajarlo más. 

¿En que quedó la petición de Montoro para cerrar la EMT? ¿Recurrieron?

No, rectificó el ministro. Fue un requerimiento al Gobierno del PP, porque cuando hicieron el plan de ajuste de las administraciones locales decía que las empresas que fueran deficitarias 12 años seguidos había que cerrarlas. Pero además, no era cierto, porque uno de los años hubo superávit. Nos vimos con esta carta que nos decía que comunicáramos que habíamos cerrado la EMT. Pero la EMT es un servicio público que el Ayuntamiento tiene la obligación de prestar. No nos dan dinero desde el año 2002 y quieren hacer cerrarlo. Por eso aprovechamos para decírselo.

"Ya tenemos un billete integrado de metro y EMT que vale 9 euros, pero queremos que se revise el reparto de ingresos"

¿Han reclamado el contrato programa que pedía Rita Barberá?

La anterior alcaldesa no lo reclamó y, si lo hizo, fue con la boca pequeña. Si en el año 2011 empieza a gobernar Mariano Rajoy, del mismo partido, ¿por qué no nos lo dieron en el presupuesto de 2012? Si teníamos la mejor alcaldesa de España, tenemos una serie de diputados del PP que están ahí como Margallo ¿Por qué no pusieron los 40 millones de euros que es nuestro derecho? A mí me dicen, además, que de 2002 a 2006 Rodríguez Zapatero tenía preparado el dinero, pero no lo firmaron desde aquí. Nunca lo reclamaron, para hacer partidismo, pero nunca pensaron en las necesidades.

Nosotros en la oposición, del 2011 a 2015, hemos estado reclamando todos los años enmiendas al Presupuesto General del Estado pidiendo que se hiciera el contrato programa y nunca han votado a favor los diputados del PP. Ahora lo hemos vuelto a pedir y se están haciendo las gestiones desde la Generalitat para pedirlo junto a nosotros. Pero el problema que tenemos es que el Gobierno no concreta el techo de gasto y prorrogará el presupuesto.

Por eso nos pusimos las pilas con la Autoridad Metropolitana. Es la base para poder pedir la ayuda y que desde el Gobierno central no tuviera excusas. Pero esta Autoridad la desmanteló el PP. La crearon en el año 2002, después la vaciaron de competencias y la convirtieron en la Agencia Valenciana de la Movilidad para acabar cerrándola. Podría haber funcionado, porque los técnicos que estaban ahí, son técnicos de la Conselleria que ahora se integrarán en la nueva Agencia Metropolitana que empezará a funcionar a partir del 1 de enero.

El Gobierno municipal usó un bus de la EMT para ir al Saler, ¿entiende las críticas?

Antes iban cada uno con coche oficial. Tenemos que superar estas cosas cainitas. Queremos vivir la normalidad sin tener privilegios y además con eso hicimos campaña a favor de la EMT. Está claro que si vamos a una determinada hora y tenemos que volver y somos todos los concejales más el personal, no podíamos coger una línea regular porque lo habríamos llenado. No veo polémica.

¿No podían coger el 25, que es el de línea regular?

Es que el 25 hace una línea regular que tiene que dar servicio a la ciudadanía. Si se tenía que desviar hacia donde íbamos ya no cumplía su recorrido y cometido. Además, no pasa por la Plaza del Ayuntamiento, tenían que subir 50 personas, si iba lleno no podíamos subir e íbamos a una jornada de trabajo. Pero hacemos polémica de cualquier cosa. 

"No podíamos coger una línea regular de la EMT para ir al Saler. Hacemos polémica de cualquier cosa"

Hace un año surgió una polémica por la posible supresión del aparcamiento nocturno en el carril bus, ¿fue una propuesta seria o un globo sonda?

No se dijo eso. Nosotros no lanzamos globos sonda, hacemos estudios técnicos. Fue una reflexión en voz alta. Tenemos un carril bus ocupado durante  muchas horas, de las que muchas están aún en funcionamiento los autobuses. A partir de las 22 horas, el autobús todavía funciona y está el autobús nocturno. También está el servicio de taxi que necesita una cierta accesibilidad. Y luego hay una circunstancia de seguridad vial. Si hay que coger un autobús hay que salir a doble fila, pasan los coches... La intención es pacificar el tránsito nocturno.

En la mesa por la movilidad queremos debatir estas cosas. Tengo a diario peticiones de los taxistas para que esto ocurra, pero también están los hosteleros que no lo quieren porque temen perder clientes. Hay que poner todo sobre la mesa, junto con las necesidades de la EMT. A veces se nos olvida que tenemos un sistema de parking en el que se ha invertido mucho; tenemos que ver cómo sacarle rentabilidad y sea asequible para que la gente pueda aparcar. A veces es mucho más cómodo ir a un parking y se puede fomentar con un precio bajo para que la gente no dé vueltas. Hay que abrir un reflexión pero de forma sosegada. En otras ciudades los hosteleros te dan un ticket de aparcamiento y puede ser interesante.

Perros en la EMT, ¿Cómo se va a adaptar la flota? 

Estamos estudiando cómo funcionan otras ciudades. Qué tamaño puede ser el máximo del animal, el problema que puede tenerse por alergias, aunque me dicen que en otras ciudades no se dan. Se trataría de cambiar el reglamento de la EMT. No quiero hacer comparaciones, pero igual que uno sube con un carrito de niño pues podría subir con un transportín. Pero tenemos que ver toda la casuística y adaptar la normativa. 

¿Estaría de acuerdo con que existiera una gran empresa pública que englobara la EMT, la hora, grúa, el parking…?

Claro, pero no podemos porque nos limita el plan de ajuste de Gobierno. Cuando la deuda del Ayuntamiento superó el 110% se le impuso ese plan de ajuste y se entró en el plan de pago a proveedores. Ahora estamos por debajo de los 700 millones de deuda porque hemos hecho reestructuraciones y estamos pagando a proveedores a cinco días. Por eso hemos pedido que nos saquen del plan de ajuste. Si nos sacan, tendremos capacidad de maniobra para crear empresas públicas y contratar personal, que es lo que queremos. Ahora tenemos una cuota del 100% para policía y bomberos y 50% para otros funcionarios.

Si nos lo quitaran haríamos lo mismo que Madrid o Barcelona, que tienen empresas únicas que gestionan todo eso. Luego se puede discutir si tiene que estar la grúa o no. En Barcelona gestiona también los aparcamientos. Sería un gran ente de movilidad con diferentes divisiones: bus, aparcamiento en superficie, aparcamiento subterráneo, grúa...

¿Por qué hace falta gestionar todo desde una sola gran empresa?

Porque se ganaría eficiencia. Ahora está todo compartimentado y dividido, pero la grúa es necesaria para asegurar que haya respeto a las ordenanzas y que, por ejemplo, no se aparque tanto como se aparca en el carril bus. El aparcamiento en superficie tiene que ver con la gestión del tráfico y el espacio público. Lo mismo que el subterráneo, pero algunos de los aparcamientos de la ciudad son concesiones privadas. Luego está la EMT, que es una de las bases de la movilidad.

Dado que la EMT ocuparía un papel central y que ahora mismo no tienen capacidad para crear un ente nuevo, ¿no se puede crear en torno a lo que ya existe?

No, la EMT no puede ser por la deuda que tiene, que está avalada por el ayuntamiento, y porque no puede gestionar otras cosas. Sería desnaturalizarla. Además sería desnaturalizarla, ya que la EMT tiene un convenio colectivo y unos estatutos que le impiden crecer para asumir nuevas competencias.

¿No puede crecer?

Tiene un convenio sometido a una serie de reglas que impiden tener más plantilla que no tenga como objeto dedicarse al autobús. Viene de la misma acta fundacional de la EMT y el convenio colectivo.

Si les sacan del plan de ajuste y se concreta ese gran ente, eso implicaría invadir competencias que ahora están dispersas y que no tiene usted...

Sí, por eso luego debería ser una reflexión colectiva del gobierno. Tenemos que procurar que todo vaya hacia una mejor gestión.

"Estamos haciendo cosas que pueden generar resistencias, pero estamos ahí para hacer pedagogía"

¿Es una idea suya o del gobierno? 

Es una reflexión mía, pero no hay nada concreto; quizás algún día, pero en las circunstancias que tenemos no nos lo planteamos. Lo digo sobre todo mirando lo que tienen Barcelona y Madrid.

Su concejalía ha tenido varios roces competenciales con otras. Debido a la complejidad del área que gestiona, ¿ha sentido incomprensión de sus compañeros?

La verdad es que no. La movilidad es compleja porque afecta a varias áreas, pero ya lo llevábamos en el programa y tengo el apoyo del alcalde porque ya trabajé codo con codo con él entre 2011 y 2015. Es parte del programa de gobierno que hemos construido juntos. Está claro que estamos haciendo cosas que rompen la idea que había y que muchas veces pueden generar resistencias, pero nosotros estamos ahí para hacer esa pedagogía. Al final, bien explicadas las razones y los objetivos, se entiende.

Ahora están en plena elaboración del presupuesto municipal, ¿Qué aspiraciones tiene para su concejalía?

Tenemos muchos proyectos en marcha a los que se sumarán otros a principios de año. En 2017 voy a tener muchísimos proyectos en marcha. Hemos pedido una serie de partidas para poder seguir con el ritmo de construcción de carriles bici, para los proyectos de bajar las motos de las aceras, seguir con la señalización en todos los barrios y pedanías, cambiar los semáforos, etcétera. Cada uno hemos pedido más de lo que nos darán al final, teniendo en cuenta que luego podemos definir prioridades.

Valenbisi pierde usuarios, ¿cómo se puede resolver esta tendencia?

Le hemos pedido a JCD Decaux, que presta el servicio porque se puso dentro del contrato de la publicidad exterior, que ponga en marcha una serie de mejoras, como una atención al cliente más ágil, lo cual ya han mejorado, o que tuvieran un papel más activo en las redes de comunicación. Ahora están estudiando promociones para no perder los clientes que tiene y captar otros. Estamos en 48.000 usuarios, cuando hace 3 años eran 110.000. Con 2.750 bicis no se puede armonizar el servicio para esos 110.000 usuarios, son demasiados; se esperaba alcanzar esa cifra en 2025, pero deberíamos estar en 65.000. Por eso les hemos pedido mejoras y dentro de poco nos presentarán una propuesta elaborada de promociones. Hay que mejorar el servicio.

"Valenbisi presentará dentro de poco una propuesta elaborada de promociones"

¿Cuántas estaciones intermodales de bicis tiene previstas y en qué puntos?

No podemos poner estaciones para cada empresa que venga. Si tenemos un contrato en Valencia con una empresa hasta 2029, no le podemos obligar a que comparta la estación. Pero hay conversaciones con otros operadores como Movus para ver cómo se pueden compartir sistemas. Pero si una persona viene de una localidad en un sistema de bici no tiene sentido que no tenga dónde dejarla, por eso estamos trabajando en esos intercambiadores. La idea es que estén en la frontera entre Valencia y los municipios

¿Cuándo estará listo el anillo ciclista interior?

Las obras arrancan en noviembre y el plazo de ejecución son cinco meses. Pero nos tendremos que adaptar por zonas y momentos a circunstancias como las rebajas o las Fallas. Hay zonas en las que la obra es más compleja, como la Plaza Tetuán, donde se van a reconstruir las isletas para hacer estaciones de intercambio del autobús y eso requiere intervenir en las aceras y mover los cajones de los desagües. Mientras que en otras zonas es simplemente separar con marcadores. Pero queremos que esté cuanto antes, después de Fallas.

¿Qué fue de la Agencia de la Bicicleta?

Está creada. De aquí a final de año queremos tener un coordinador que gestione su día a día y haga el papel de información y coordinación de las políticas ciclistas entre todos los departamentos del Ayuntamiento. Le vamos a transmitir competencias, como la metodología de los nuevos carriles bici o la educación para aprender a ir en bici. Queremos que sea un modelo, que tenga una sede y que la gente pueda ir a recoger mapas, merchandising... En el norte de Europa existen estos organismos. Por ejemplo, en Copenhague está la Bicicle Embassy, pero para eso hay que tener recursos. De hecho, se han podido permitir el snake bridge, un puente solo para bicis que ha costado 7 millones de euros.

¿Cuándo se aprobará la regulación para permitir el uso de segways, patinetes…?

En pocas semanas comenzará el proceso para modificar la ordenanza. Hay un apartado en el que dice que están prohibidos, es un limbo legal que hay que corregir. Pero no va a ser lo único, en la ordenanza van a cambiar bastantes cosas. Y lo vamos a hacer mediante un proceso participativo.

"Estudiaremos el proyecto de superislas o supermanzanas como las que se están poniendo en marcha en Barcelona"

¿Hay próximos planes de peatonalización en más zonas?

Vamos a retomar el proceso en Ciutat Vella. Del proceso participativo una de las propuestas para esta zona eran las cámaras de control de acceso para residentes y autorizados. Se están licitando ahora. Tendremos que instalarles y seguir con las otras zonas que aún quedan: Calle Caballeros, Alta, Baja, Corona, Quart... Toda esa parte del barrio en la que aún no se ha actuado. Y después hay varios procesos participativos que tendremos que ver. En San Marcelino ya se ha hecho uno y hay peticiones de recuperación de la plaza, en el barrio de San José o Benimaclet hay peticiones para que sea un barrio 30, etcétera. Queremos estudiar, aunque no sé si tendremos tiempo este año, el tema de las superislas o supermanzanas como las que se están poniendo en marcha en Barcelona. Pero ellos tienen una agencia de medioambiente con mucho más personal y recursos que nosotros, pero el año que viene queremos también trabajar eso. Benimac

¿Cómo va a quedar el entorno del mercado central? ¿Es definitivo lo que hay? ¿Se van a tener en cuenta las quejas de los comerciantes?

Hay reuniones con la Conselleria de Infraestructuras para la reurbanización de todo el entorno porque las aceras están en mal estado y queremos recuperar el entorno de Santos Juanes. Siempre hemos dicho que la situación actual es transitoria porque el objetivo fundamental era reducir el tráfico por delante de la Lonja y se ha conseguido reducir muchísimo el tráfico en la zona. En poco tiempo se abrirá un proceso y la Conselleria destinará los recursos para esa reurbanización.

¿Por qué es necesario un proceso participativo para la reurbanización de la plaza de la reina? ¿En qué podría cambiar el diseño final?

Nosotros pensamos que es fundamental escuchar a la ciudadanía para que todo el mundo haga suyos los proyectos. Queremos involucrar a particulares y también a organizaciones importantes como los comerciantes del centro histórico, que ya han hecho propuestas. Hay que definir el uso de la plaza para actividades, si se planta una falla, el tema de la ofrenda, etcétera. Los taxistas también han hecho peticiones y también hay que definir los accesos para los vecinos que tienen vados. Tenemos propuestas incluso en cuanto al uso de materiales.

Pero no solo es la peatonalización de la plaza, también el uso del parking subterráneo. Estamos recibiendo peticiones para poner en el parking un sistema de reparto de última milla para que, si alguien compra en un comercio del centro histórico y luego quiera visitar la zona, tenga la opción de dejarlo para que se lo lleven a su casa en bicis eléctricas. Y también que sea un hub para que se puedan depositar las mercancías de los comercios del centro histórico. Queremos estudiar la viabilidad porque hemos recibido propuestas en ese sentido. 

Antes mencionaba las superislas ¿Es su modelo de ciudad ideal?

En algunas partes de la ciudad como el ensanche se puede implantar ese modelo porque es interesante. Se trata de agrupar manzanas en las que hay solo cruces y no plazas para sacar al tránsito del centro y dejarlo en los márgenes, con lo que se recuperan zonas para las personas y compra de proximidad. Se gana una plaza que ahora no existe. El ensanche es ideal para implantar ese modelo. En Barcelona, que tiene un desarrollo en cuadrícula, se está implantando este modelo que favorece la gestión de la movilidad y permite ganar espacios de calidad.

¿Ha definido dónde se van a crear los aparcamientos disuasorios?

Es una competencia de la Conselleria y por eso he lanzado el mensaje, porque es algo que hay que hacer. Tenemos un reto y hay que trabajar en ese sentido. En el plan de movilidad que quieren hacer se verá que mucha gente viene en coche y hay que reducir ese tránsito. Como no tenemos dinero para construir nuevas líneas de metro o tranvía, la forma es esa, mediante autobuses y el sistema que se conoce como parking ride. La tecnología permite hoy tener aplicaciones para reservar una plaza en el bus que sale por un carril para Vehículos de Alta Ocupación (VAO) para llegar hasta el centro después de aparcar el coche. En Madrid tienen el carril VAO en la Autovía de La Coruña para autobuses y vehículos ocupados por más de tres personas.

Hablando de coches con alta ocupación, ¿van a promover el uso de coche compartido?

Tengo dudas sobre su efectividad en una ciudad pequeña. En Valencia tenemos el mayor número de vehículos matriculados por habitante entre las grandes ciudades de España: un coche por cada 2,2 personas, más que Barcelona o Madrid. Además, los desplazamientos con el área metropolitana son muy cortos, por lo que veo mejor el sistema de aparcamientos disuasorios que el car sharing. Además tenemos un sistema de taxi muy bueno y podría ser una competencia desleal.

"En una ciudad del tamaño de Valencia veo mejor el sistema de aparcamientos disuasorios que el car sharing"

¿Cómo piensa el ayuntamiento fomentar el uso del coche eléctrico? ¿Se van a instalar puntos de recarga?

Ya tenemos bonificado el impuesto de circulación y solo se paga el 25%, pero la medida fundamental serían las estaciones de recarga rápida en el espacio público. El cambio vendrá cuando seamos capaces de implantarlos, pero cada uno cuesta 60.000 euros, más las acometidas de red trifásica. Por eso creo que deberíamos sentarnos con las empresas para crear una especie de consorcio para ello. A partir de ahí creo que crecerla venta de vehículos eléctricos porque es muy efectivo y la amortización se consigue en pocos años.

¿Cómo se haría ese consorcio y quién debería estar?

Mediante una colaboración público privada y una financiación a varias bandas. El Ayuntamiento pondría una cantidad y facilitaría la ocupación de la vía pública. Se podría implicar a proveedores de tecnología, eléctricas y fabricantes de automóviles. En Barcelona tienen más recursos, pero nosotros tenemos poca capacidad económica para instalar postes de recarga si no tenemos colaboración de las empresas, porque ellos son los principales interesados. Estamos viendo cómo podemos hacerlo para poder tener 5 o 10 postes de recarga en la ciudad con aplicaciones ad hoc para poder reservar las franjas de recarga.

Noticias relacionadas

el tintero

Valencia se queda desierta

Es algo que suele suceder en muchas ciudades –excepto en grandes capitales–, llega el verano, el calor, las vacaciones y las calles se quedan vacías. Pero en nuestra ciudad alguien las ha vaciado 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email