X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 30 de abril y se habla de BOLSAS DE EMPLEO SERIES ANIMACIÓN MERCADONA PORNO JUSTICIA
GRUPO PLAZA

los tipos suben hasta tres puntos para rentas superiores a 120.000 euros

El IRPF baja para 1,6 millones de valencianos

30/09/2016 - 

VALENCIA. El Consell aprobó este viernes una nueva escala autonómica del Impuesto sobre la Renta (IRPF) que beneficiará a 1,6 millones de valencianos con rentas medias y bajas. Por el contrario, quienes declaren ingresos de más de 70.000 euros pagarán más a Hacienda. Esta es la medida estrella de la reforma tributaria anunciada por el Ejecutivo de Ximo Puig incluida en el anteproyecto de Ley de Acompañamiento a los Presupuestos, un cambio con el que se pretende acabar con el carácter regresivo de la escala actual, tal y como reveló el informe los expertos que han radiografiado el sistema tributario valenciano para proponer una serie de mejoras.

Los cambios en el IRPF tendrán un coste fiscal de 75 millones para la Generalitat, ya que el grueso de los contribuyentes se encuadra en los tramos para los que se han aprobado las rebajas. De hecho, El 60% de la recaudación actual por este impuesto se obtiene de los tramos de renta comprendidos entre los 12.000 y los 45.000 euros, precisamente los tramos para los que la escala valenciana resulta actualmente más gravosa que la media de las autonomías.

El otro gran cambio que entrará en vigor a partir del próximo año afecta al impuesto de Sucesiones y Donaciones, para el que se reducen las bonificaciones actuales para recaudar 86 millones de euros adicionales.

La reforma, que ahora tendrá que ser sometida al dictamen del Consell Jurídic Consultiu (CJC), corrige la escala actual del impuesto sobre la renta, que resulta más gravosa para las rentas más bajas y más favorable para las altas. El análisis de los expertos, que han comparado la situación de la Comunitat con la del resto de autonomías, reveló que los valencianos con menores ingresos (hasta 17.700 euros) soportan la escala autonómica más alta junto a los catalanes, un 11,9%.

Ahora se crea un nuevo tramo de hasta 12.450 euros con un tipo rebajado al 10%, mientras que el tramo entre 12.450 euros y 17.000 euros de renta tributará al 11,9%, como hasta ahora. La cuota íntegra aplicable a rentas de hasta 17.000 baja de 2.107 a 1.786 euros. También se produce una rebaja del tipo aplicable a las rentas de 30.000 a 50.000 euros, que pasa del 18,45% actual al 17,50%.

Quienes van a pagar más son los situados en el siguiente tramo de renta, desde 70.000 euros anuales, para quienes el tipo autonómico aumenta un punto porcentual, del 21,48% al 22,48%. Casi tres puntos de aumento soportarán los valencianos con rentas de más de 120.000 euros, que pasan a tributar al 25,50%, la misma tarifa que se aplicará a quienes declaren rentas anuales superiores a 175.000 euros, que hasta ahora soportaban el 22,48 en la escala autonómica.

Bonificaciones para familias monoparentales

En cuanto a las deducciones, se crea una nueva para familias monoparentales de 300 euros para las de categoria general y de 600 para las de categoría especial (a partir de tres hijos o dos hijos y bajos recursos) para rentas de hasta 25.000 y 30.000 euros, respectivamente. Se calcula que beneficiará a 1.500 familias monoparentales de categoría general y a 170 familias de categoría especial.

También está prevista una deducción por autoconsumo energético del 20% en las inversiones en la vivienda habitual para instalaciones de autoconsumo eléctrico o producción de energía térmica (solar, biomasa, eólica). La base máxima de la deducción es de 8.000 euros y el coste fiscal para la Generalitat se calcula en 1,3 millones de euros.

Las obras de rehabilitación de viviendas se beneficiarán de una deducción del 15% sobre el presupuesto total hasta 5.000 euros. Incluye trabajos de conservación y obras de mejora y accesibilidad a la vivienda. Habrá también deducciones del 21% del coste y un límite de 150 euros en la compra de abonos culturales. Se podrán beneficiar rentas de hasta 50.000 euros.

Sucesiones y Donaciones

Con los cambios en este apartado el Consell prevé obtener un rendimiento fiscal de 86 millones, unos ingresos que compensan la merma de la nueva escala del IRPF.

La bonificación actual del 75% en las herencias para hijos mayores de 21 años, ascendientes y cónyuge se reduce al 50%, mientras que se mantiene igual para descendientes menores de 21 años. continuará la reducción vigente de la base imponible, fijada en 100.000 euros de renta por heredero (excluida vivienda habitual hasta 300.000 euros).

El cambio sigue la recomendación de los expertos de rescatar progresivamente este impuesto reduciendo las bonificaciónes e incidiendo en la progresividad "con el objetivo de recuperar la función redistributiva de la riqueza para la que fue concebido el impuesto".

En este caso, además, se equipara la situación de las uniones de hecho con los casados, tal y como sugerían los expertos. Lo mismo ocurre con las donaciones.

En el caso de las donaciones, se elimina la bonificación en cuota por parentesco, al tiempo que se mantiene la reducción en la base imponible de 100.000 euros, con el límite de que que el donatario tenga un patrimonio preexistente de 600.000 euros. Al eliminar esta deducción, cuya impacto se cifra en 3 millones de euros, la Comunitat se equipara con la situación de Andalucía, Cataluña, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia y La Rioja.

Cambios para la empresa familiar

Otra de las propuestas de los expertos recogida por el Consell es la revisión de la tributación de las empresas familiares. En concreto, apostaban por dar un tratamiento específico a la tributación de la empresa familiar para ajustar los beneficios autonómicos a las exigencias de la normativa y de la jurisprudencia comunitaria. A su juicio, la bonificación por herencias debería ser "incompatible" con la reducción aplicable sobre la base, de forma que sobre la cuota a pagar ya no se aplicase la bonificación en relación con la parte de la cuota que corresponda a la empresa familiar.

El cambio introducido en la ley de Acompañamiento ajusta los beneficios autonómicos en el impuesto de Sucesiones y Donaciones a empresas y negocios familiares de "reducida dimensión". También se igualan los beneficios fiscales en las herencias a parientes hasta tercer grado (hermanos, sobrinos, suegros y yernos).

El impuesto especial sobre los coches y motos más contaminantes (motos de agua, quads, motos de gran cilindrada y vehículos con altas emisiones de CO2) pasa del 14,75% al 16%.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email