X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de agosto y se habla de diseño CVMC CONSELLERIA DE IGUALDAD AUTÓNOMOS
GRUPO PLAZA

CONFLICTO ENTRE LAS CONCEJALAS DE CULTURA

Guerra en Cultura del Ayuntamiento de València: Oliver acusa a Tello de mentir

21/02/2017 - 

VALÈNCIA. La distancia entre las concejalías de Patrimonio y Recursos Culturales y Acció Cultural se hace pública. Las declaraciones de Glòria Tello en la entrevista concedida el pasado viernes a Valencia Plaza ha sido el detonante "por reiteración", según apuntan desde el equipo de María Oliver, para que ésta concejala haya decidido contestar a varias de las respuestas de la delegada del área cultural en el Ayuntamiento de València. El conflicto, que también ha generado malestar en la concejalía de Innovación y Gestión del Conocimiento que comanda Jordi Peris por sus declaraciones en torno al nuevo proyecto de Las Naves, abunda en el desgaste del Gobierno local entre miembros de València en Comú y Compromís.

Oliver, en una carta remitida a este diario para contraponer su versión en torno a ciertos aspectos de la gestión del Área de Cultura del Ayuntamiento, justifica su respuesta de manera contundente: "a pesar de no compartir con Glòria Tello cuestiones en materia de planificación de políticas culturales del tipo asignación de ayudas directas. A pesar de diferir en cuestiones relativas a la esencia misma de la cultura, entendemos esta diversidad como algo beneficioso para la ciudad. Por ello no entendemos algunas de sus declaraciones vertidas en la entrevista de Valencia Plaza". En adelante, se respetan de manera íntegra todas las respuestas de Oliver a la disparidad.

Ayudas directas y el caso de Tercera Setmana

La primera contradicción entre las versiones tiene que ver con la ayuda directa que activó en su día el polémico doble rasero, avanzado en su día por este diario, pero que Tello argumenta en la entrevista en sus tres casos: Tercera Setmana, Mostra Viva y DocsValència. Sobre la fórmula para la adjudicación de subvenciones a festivales y proyectos culturales, Oliver dice que Tello "cuando es preguntada acerca de SU apoyo directo al festival Tercera Setman responde": “era un proyecto de la ciudad que nos podía interesar a todos y la regidora, en este caso, no tenía dinero para acometer esa inversión. Como yo me había inventado ese dinero que extrajimos de la ayuda a Les Arts, salió de ahí. Me tocó pagar. Este año no voy a asumirlo porque no es un área que gestione yo”.

Para Oliver "esta declaración no puede ser más desafortunada. En primer lugar, debería definir quién es ese todos que ven interesante el proyecto de Tercera Semana por encima de otros. Debería explicar también por qué le“ tocó pagar”, ya que en ningún caso  fue una petición de la concejalía de Acció Cultural, el servicio competente. Por tanto queremos aclarar de nuevo, que el argumento esgrimido por Tello de que en Acció Cultural no se destinó ayuda directa a Tercera Semana por carecer del presupuesto es sencillamente falso. Queremos dejar claro que en acción cultural apostamos por ayudar a todos los festivales escénicos de la ciudad bajo las mismas condiciones de concurrencia pública. Nos congratula en cambio que este año no  asuma Tercera Semana  ya que como dice: “no es un área que gestione yo”.

"Cuestionable método de intromisión y falta de transparencia"

Sin abandonar el caso de Tercera Setmana y pensando en una posible ayuda en 2017, Tello argumenta: creo que va a haber una convocatoria de subvenciones a la que se adscribirán también Cabanyal Íntim, Russafa Escènica, etcétera. Los festivales y proyectos de escénicas con los que me he reunido varias veces. Eso sí, si no se abre esa partida de ayudas, si María no tiene esa partida de la que creo que tiene intención de articular, les ayudaremos. No les vamos a dejar sin apoyo.

Oliver contesta que "cuando sugiere que si Acció Cultural no tiene esa partida “no les vamos a dejar sin apoyoestá volviendo a repetir el mismo argumentario que con Tercera Setmana, vuelve a planear su cuestionable método de intromisión y falta de trasparencia. Lo razonable en este caso sería dotar de más presupuesto al servicio competente de artes escénicas. Y tal vez ello lleve a cuestionar el presupuesto global de cultura del Ayuntamiento y replantear presupuestos millonarios como el Palau de la Música que Tello gestiona. El modelo cultural del Partido Popular debe ser cuestionado en profundidad". 

En la entrevista que origina esta serie de respuestas, Tello aportó también su opinión acerca de la distancia que existe entre el presupuesto del Palau de la Música y las tres concejalías de Cultura.

Oliver sobre la "intención" de Tello de coordinar el Área de Cultura: "no nos consta"

La conformación del Gobierno local generó un reparto de competencias en Cultura que ha provocado distintas tensiones a lo largo del mandato. Compromís defiende las concejalías de Patrimonio y Recursos Culturales (literatura, música y audiovisual), además de la de Cultura Festiva que dirige Pere Fuset (Fallas, Gran Fira de Juliol y Navidad). Por su parte, València en Comú tiene Acció Cultural (escénicas y bibliotecas), aunque en el saco de la ya citada concejalía de Innovación y Gestión del Conocimiento también se incluye la Fundación InnDEA que gestiona Las Naves (donde opera el Espai Mutant, espacio de creación y representación de distintas disciplinas artísticas).

"La dispersión de las delegaciones" no genera la coordinación deseada para una parte de los miembros del Gobierno local. En palabras de Tello en la entrevista, "por ejemplo, el Musical está por un lado y Las Naves es de otra concejalía... la situación es delicada en la Cultura de la ciudad y si sumas la dispersión que hay en el Ayuntamiento. Es difícil gestionar las cosas así. Es complicado.” Oliver contesta: "no sabemos qué problema ve Tello con el TEM o Las Naves, dos espacios que según el Observatorio  de la Cultura estatal se encuentran entre los diez más influyentes de la Comunitat Valenciana. En nuestra opinión lo que Tello denomina dispersión es riqueza y diversidad, tal vez por eso la propia Tello hizo recientemente otras desafortunadas declaraciones defendiendo la necesidad de aglutinar las Naves y el TEM en el organismo que ella preside. En todo caso el Palau de la Música podría pasar a Acció Cultural por las propias competencias de artes escénicas, desde donde sería más fácil coordinar todo el espectro escénico de la ciudad con un proyecto de reequilibrio presupuestario y modernización algo bastante necesario". 

Foto: EVA MÁÑEZ

La separación de disciplinas entre las concejalías, además de una confusión entre agentes culturales en cuanto al discurrir de conversaciones y reuniones (como confirmó Tello también con sus encuentros con algunos de los festivales de escénicas citados), tiene como medida de respuesta una reunión periódica. Una reunión prevista semanalmente como parte de la coordinación del Área de Cultura sobre la que Oliver resume su situación así: "cuando se le pregunta directamente si es tan complicado coordinarse con las otras concejalíasTello responde: “por mi parte no”. Nos gustaría recordarle  que ella es la responsable de coordinar el área de cultura y hasta la fecha no nos consta intención alguna".

El conflicto se suma a conflictos pasados y presentes entre ambos grupos políticos en el Gobierno

Las tensiones entre los concejales de València en Comú y Compromís se evidenciaron una vez pasado el último verano. Así, en septiembre, Oliver ya se enfrentó a Alcaldía precisamente por su oposición a la cesión de competencias. Más allá de los conflictos más o menos esperables a la hora de negociar los presupuestos del Ayuntamiento para 2017 (que también los hubo), las dos formaciones escenificaron hace apenas unos días otra posición dispare y, según las fuentes de ambos bandos, "irreconciliables: mientras Ribó daba por "segura" la llegada de la Universidad Europea a su sede de nueva construcción en el Cabanyal, bajo un sistema de cesión de suelo público a 75 años, València en Comú se niega a la permuta. Una situación que ha generado que PP y Ciudadanos hayan ofrecido su apoyo al proyecto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email