X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de mayo y se habla de FALLAS urbanismo AYUNTAMIENTO DE VALENCIA CVMC
GRUPO PLAZA

impuestos

¿Hacienda somos los tontos?

«‘Hacienda somos todos’ es un eslogan no aplicable a derecho», aseguró la abogada del  Estado Dolores  Ripoll durante el juicio del caso Nóos para intentar (con éxito) que a la infanta Cristina se le aplicara la llamada Doctrina Botín. Pues si no somos todos, entonces... ¿quiénes son Hacienda?

16/05/2017 - 

VALÈNCIA.- Con el segundo trimestre del año a los asalariados españoles les llega el momento de rascarse el bolsillo al liquidar el impuesto sobre la renta —de pagar o de recuperar algo de lo abonado si cumplieron de sobra durante el ejercicio pasado—. En cualquiera de los dos casos la reflexión tributaria es prácticamente inevitable. Ante las cifras del borrador el contribuyente exclama: «¡Caramba, pagué todo esto de impuestos el año pasado, el tanto por ciento de mi sueldo!», y a tal conmoción porcentual le suelen suceder otras preguntas: «¿Pagará los mismos impuestos mi primo en Madrid? ¿Y el dueño del bar de aquí abajo? ¿De verdad los ricos pagan impuestos en mayor proporción?».

Luis Pintor y Ernesto Carratalá, parafraseando el famoso lema de la Agencia Tributaria, trataron de dar respuesta a estas cuestiones en 2005 con su libro Hacienda somos (los) tontos, una feroz crítica a las herramientas legales para la elusión fiscal ilustrada en su portada con un alegórico exprimidor de naranjas. La pregunta es: ¿De verdad funciona así? ¿Están pagando más los más tontos, los que menos conocimientos tienen para eludir?

«Desde luego», opina en esta línea Francisco Gaspar, coordinador en la Comunitat Valenciana del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). La organización, que agrupa a 8.000 profesionales dentro del Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria, se muestra muy crítica con el actual reparto de la carga impositiva del IRPF. «Los datos son claros. El 80% del IRPF lo soportan las rentas del trabajo mientras que las rentas empresariales, las del capital, o las ganancias patrimoniales aportan muy poco. Quienes realmente pasan cuenta y sostienen el Estado son los trabajadores asalariados», defiende.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

En efecto, los datos oficiales de la Agencia Tributaria reflejan esta circunstancia. En concreto, según las cifras de distribución porcentual de las fuentes de renta de 2014 —el último dato disponible— el 80,92% de la cuota líquida que recaudó el país la aportaron las rentas del trabajo, lejos del 6,55% correspondiente a la ‘estimación directa’ —la aportación de la mayoría de los empresarios autónomos—. Todavía inferior fue el 4,75% que aportó al IRPF el capital mobiliario, el 3,46% de las ganancias patrimoniales o el 3,27% del capital inmobiliario. En el gráfico que acompaña esta información se aprecia con mayor claridad el reparto.

Lea el artículo completo en el número de mayo de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email