X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

número dos del psoe

José Luis Ábalos: «Me gustaría que nos hicieran tanta propaganda como a Ciudadanos»

27/04/2018 - 

VALÈNCIA.- Como 'número dos' del PSOE, a José Luis Ábalos le toca casi a diario fijar la posición del partido en todo tipo de debates sociales y políticos. También en redes sociales, donde el tuitero @abalosmeco tiene que medir sus mensajes porque cualquier cosa que diga puede ser utilizada contra el partido. O en las entrevistas. Esta tiene lugar en marzo, antes de estallar el escándalo de presunta financiación ilegal del PSPV en 2007.

-¿Cómo ve el debate sobre la prisión permanente revisable?

-Para empezar, no entiendo que alguien diga que debe hacerse un referéndum sobre ello. Hay determinadas cosas que no se pueden votar: ¿Te imaginas que hubiéramos votado si se dialogaba con ETA? Y hubo diálogos. Creo que esas cosas responden a la responsabilidad de la clase política. Pero vivimos tiempos en los que partidos como Ciudadanos van en función de la pulsión de la opinión: esto es genial. Crean la opinión en el sentido que les da la gana, generan un estado de opinión y luego tratan de obligar a los actores políticos a comulgar con ello. Eso indica la renuncia absoluta de proyecto de ese partido y estar en función de ver qué quiere cada uno cuando los estados de opinión están construidos.  

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

-¿Lo considera un globo sonda?

-En cualquier caso, no parece un debate demasiado serio. Para empezar no se pide opinión de los expertos. Han generado la idea de que en este país el crimen no se castiga cuando España tiene uno de los menores índices de criminalidad de toda Europa, pero tiene el doble en porcentaje de población penitenciaria que Europa, lo que indica que el tiempo de permanencia en prisión en España es muy largo. En definitiva, hay mucha demagogia, poco realismo y estas cosas deben debatirse bien y con la participación de los penalistas.

*Lea el artículo completo en el número 42 de la revista Plaza

-¿Ha existido alguna vez el poder valenciano en la capital de España?

-Ser valenciano en Madrid te obliga.Tienes un conocimiento de tu tierra y con ello puedes influir.

-Existe la sensación de que Cataluña y el País Vasco han tenido siempre una influencia muy grande  y, en cambio, los valencianos...

-También quizá habría que valorar a la gente que se va a Madrid, porque a veces se marcha la gente y parece que ya no sean valencianos solo porque han pasado a operar a nivel nacional. Ese es el error también. Se va la gente y ya dicen: «Parece que con el aire de la meseta se olvidan de Valencia». Es una perspectiva muy provinciana.

-La reforma de la financiación autonómica es la gran reivindicación política del Gobierno de Ximo Puig, pero ya está generando tensión entre comunidades tanto del PP como del PSOE. ¿Respalda realmente Pedro Sánchez a Ximo Puig?

-Sí, claro. De hecho, lo hizo públicamente con su presencia en València en la reunión de la Ejecutiva en noviembre del año pasado donde aprobamos una resolución sobre ello. Es verdad que cada autonomía plantea su situación particular: en unos casos el problema es de sobrepoblación y en otros es de despoblación. Hay que buscar una fórmula de consenso en la que existan unos mínimos iguales para todos y luego atender a determinadas particularidades con el propósito de hacer efectivo el principio de igualdad entre españoles.

-¿Y con la llamada deuda histórica?

-Hay un precedente que la gente debería recordar: el reconocimiento de una parte de la deuda, la que tiene que ver con la infrafinanciación, fue uno de los gestos que Sánchez ofreció por escrito a Compromís para su apoyo en la investidura y Compromís desaprovechó. Perdieron una oportunidad.

-El PP y el Gobierno culpan de ese retraso al PSOE por no negociar entre los dos grandes partidos. ¿Va a sentarse el PSOE con una propuesta unitaria a negociar con el PP?

-No hacen los deberes y buscan excusas. El sistema de financiación venció hace cuatro años y el Gobierno no ha hecho una propuesta nueva. Si primero no existe, no hay nada de qué hablar. Montoro tiene que traer una propuesta y después presentarla al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). A partir de ahí, los grandes partidos pueden llegar a un acuerdo en el Parlamento, previo debate con los presidentes de las CCAA.

-¿Cómo justifica el retraso en la financiación y que el PSOE apoyara el recálculo exprés del Cupo vasco? ¿Es esto igualdad entre españoles?

-El Cupo es una medida constitucional y lo que puede ser polémica es la cuantía. Pero no vamos a estar detrayéndole recursos a algo que han negociado con el Gobierno. Como grupo parlamentario no nos corresponde estar discrepando en la cuantía si existe un acuerdo.

-Hubo un cruce de declaraciones entre el portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, y Ximo Puig respecto a su propuesta para exponer en el Senado el problema de la financiación. ¿Qué piensa Ferraz de que Puig hable en el Senado?

-A veces en València se le dan relevancia a cosas que allí se nos pierden. En cualquier caso, Puig tendrá una oportunidad de intervenir en el Congreso porque nosotros hemos pedido la comparecencia de los presidentes autonómicos en la Comisión de Evaluación del Estado Autonómico. Mejor oportunidad que esa...

-Se habla estos días en València de que Puig podría adelantar las elecciones autonómicas. ¿Cómo se ve esa posibilidad desde Ferraz?

-Más allá de lo que he leído no me han comentado nada, así que tampoco me puedo pronunciar.

-¿Cree que Rajoy podría adelantar las generales?

-En su voluntad está apurar, esa es mi impresión. Pero todo depende de que consiga sacar adelante los Presupuestos. Aunque ni siquiera así creo que salga el Gobierno de su parálisis porque serán cuentas continuistas. El PP está perdiendo las votaciones en el Congreso y no es capaz de sacar ningún proyecto adelante. De hecho, a veces no hay ni sesión en el Parlamento los jueves porque son los días de iniciativas del Gobierno y no presentan nada. Al final, lo que tenemos no es un gobierno, es una gestora.

-Desde la dirección de PP y Ciudadanos se está insistiendo en señalar que el PSPV está aliado con el independentismo catalán por su convivencia con Compromís. ¿En España cala este mensaje?

-Eso no se lo cree nadie. Además, eso solo se explota en la Comunitat, donde tampoco pienso que esté cuajando. Es un intento de conectar con un discurso anticatalanista que a la derecha le dio resultado en el pasado. Resucitar una confrontación. 

-Algunas encuestas sitúan a Ciudadanos como primera fuerza y su auge es evidente tras los resultados de Cataluña. ¿Le preocupa?

-Voy siguiendo la evolución, claro. Nos gustaría que nos hicieran la misma propaganda que a Ciudadanos. Pero bueno, en todo caso eso nos tiene que estimular a no dar por hecho nada y trabajar aún más. El mapa es plural. Aznar consiguió en su etapa una obra importante para el PP, que fue consolidar una oferta amplia y única. Desde la derecha nostálgica del franquismo hasta el centro-derecha, pasando por conservadores, democristianos,  liberales e incluso regionalistas. Esa hegemonía, que les duró años, se ha roto. Hoy el votante de derechas tiene dos opciones y eso, en principio, no nos perjudica. Así que en ese pulso el PSOE puede convertirse en primera fuerza política y es a lo que aspiramos.

-Rivera cambió hace un año su ideario socialdemócrata por el de liberal progresista. ¿Va a aprovechar el PSOE ese hueco en el centro o teme perder votos por la izquierda a manos de Podemos?

-Bueno, Rivera solo lo aparentaba, nunca lo fue. Esa renuncia nos deja todo el espacio de la socialdemocracia a nosotros.

«Un proyecto federal no es el conjunto de las partes. Ni España es la suma de las CCAA ni el PSOE es la suma  de las federaciones territoriales»

-Pero en la izquierda se entiende que el PSOE sí parece querer competir con Podemos.

—Lo que queremos trasladarle a los votantes de Podemos es que las verdaderas transformaciones solo las puede conseguir el Partido Socialista. El voto útil, la opción útil y viable, es esta. Hasta ahora lo que se ha demostrado es que los caminos que ha planteado Podemos han sido intransitables. No han sabido canalizar la indignación hacia algo positivo. De hecho, su irrupción ha conseguido la situación de gobierno conservador e inmovilista que tenemos. Ese es su logro. La socialdemocracia no ha tenido aspiraciones maximalistas pero ha sido mucho más efectiva a la hora de mejorar las condiciones de vida de la gente.

-Han afrontado recientemente los cambios en los reglamentos de primarias. ¿Ha sido una tarea compleja redactar medidas que respeten lo que se venía prometiendo a los militantes y al mismo tiempo que la dirección federal tenga la última palabra? ¿No chocan estas dos cuestiones?

-Ha sido complejo pero la intención era conjugar las resoluciones del 39º Congreso que establecían mayor participación y democratización del partido con el reconocimiento a la estructura de una organización con sus niveles de representación y dirección. Hemos procurado equilibrar ambas cosas.

-¿Siente que existe malestar en los líderes territoriales del partido a raíz de estos cambios?

-Cada uno tiene la responsabilidad que tenía en su nivel. Ahora bien, hay una concepción del partido que algunos presidentes autonómicos explicaron en la pasada Escuela de Gobierno: un proyecto federal no es el conjunto de las partes. Ni España es la suma de las CCAA ni el PSOE es la suma de las federaciones territoriales. Hay una dirección federal reconocible. Hay quien defiende una confederación. Es otro modelo y tampoco se atreven a decirlo.

-Usted ha dirigido el PSPV de València ciudad y ha sido concejal. ¿Qué necesita el PSOE para remontar en la capital donde ahora es cuarta fuerza?

-Pensar en grande y sumar mucho. Es una de las grandes capitales de España y tenemos que reivindicar ese espacio buscando esa proyección exterior y no pensar solo en clave 'barraca'. Se ha perdido conexión y hay que volver a ganarla. No solamente en el tejido asociativo sino también allá donde se deciden las cosas y donde se influye.

-¿Cree que Manolo Mata debería presentarse a las primarias para ser candidato en València ciudad?

-Habrá primarias y se presentará quien quiera. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email