X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

pide aclaraciones sobre el plan de Mazón y acepta discutirlo

La CE abre la puerta a que la Generalitat se quede Ciudad de la Luz y evite la subasta

Foto: EVA MÁÑEZ
23/09/2016 - 

VALENCIA. La recuperación del complejo Ciudad de la Luz por parte de la Generalitat valenciana está más cerca. La Comisión Europea (CE) ha aceptado estudiar el plan presentado por la empresa pública a principios de agosto, en el que se proponía evitar la subasta de los edificios y que se los quedase su principal acreedora, la también empresa pública Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV). 

En su respuesta, fechada el 12 de septiembre, la Dirección General de Competencia de la CE pide algunas aclaraciones al informe de agosto y acepta celebrar una reunión con las autoridades valencianas para discutir esta solución, previo envío de estas aclaraciones. 

La respuesta de la comisaria europea de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, fue recibida con alborozo en el consejo de administración de Ciudad de la Luz, que se reunió este miércoles y aprobó el documento con las aclaraciones pertinentes. 

La Comisión Europea condenó en 2012 a Ciudad de la Luz a parar la actividad del complejo cinematográfico y a devolver las "ayudas ilegales" otorgadas por la Generalitat, que cifró en 264 millones de euros. La empresa, que ya estaba en quiebra y sobrevivía por las inyecciones de capital de la Generalitat, estaba condenada a desaparecer. La CE impuso la venta de los inmuebles, pero después de dos subastas declaradas desiertas, la empresa pública se veía abocada al concurso de acreedores y a la posterior liquidación. 

Sin embargo, el consejero delegado de Ciudad de la Luz, Miguel Mazón, consiguió retrasar el proceso y envió a Bruselas un informe con una propuesta alternativa muy razonada jurídicamente que Vestager tendría difícil rechazar.

No podrán rodarse películas

El plan de Mazón, como ya contó Valencia Plaza, pasa por la cesión global de activos y pasivos de Ciudad de la Luz a SPTCV y, a partir de entonces, el control y autorización por parte de la CE de cualquier actividad o proyecto futuro que se quisiera desarrollar en los inmuebles que forman el complejo.

Esta segunda parte es relevante, porque el castigo de la CE busca evitar que unas instalaciones construidas con dinero público compitan con estudios cinematográficos privados de otros países de Europa. De ahí su empeño en que los inmuebles se vendiera por separado y su veto a cualquier actividad relacionada con la cinematografía. De ahí que Ciudad de la Luz se haya comprometido con la Comisión a que, si se aprueba el plan, Bruselas tendrá que autorizar las actividades que sus responsables quieran llevar a cabo.

El razonamiento de Mazón se resume en una frase: Hay que hacer compatibles el deber de preservar las leyes de la Competencia por parte de la Comisión con el deber de preservar el patrimonio de los valencianos.

Foto: EVA MÁÑEZ

Y es que, según el informe de la empresa alicantina, el concurso de acreedores, que es la otra alternativa, es más lento -podría durar hasta cuatro años-; más costoso, ya que hay que pagar al administrador concursal -que cobraría un porcentaje de unos activos valorados en 128 millones-, al abogado y al procurador, y pone "en serio peligro" el mantenimiento de las instalaciones.

Además, no ofrece mayores garantías de recuperación que la alternativa propuesta por la empresa. Todo lo contrario, puede dar lugar a que un inversor se haga con todos los activos a un precio "ínfimo y especulativo", lo que supondría perder buena parte de la inversión que hizo la Generalitat y supondría, según la empresa, "un claro y serio perjuicio patrimonial y social" para los valencianos.

Las dudas de la Comisión

En su carta, la CE plantea dos dudas sobre la legislación concursal española que cabe aplicar a este caso y otra sobre la repercusión económica que tendría en SPTCV la cesión de activos y pasivos de Ciudad de la Luz.

Foto: EVA MÁÑEZ

Respecto a la ley concursal, la empresa defiende que la citada solución no sólo es perfectamente posible, sino que las dudas surgen respecto a la declaración de concurso de acreedores, al haber un sólo acreedor real, la Generalitat, ya que Ciudad de la Luz sólo debe dinero a SPTCV, al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y a la propia Generalitat. 

Sobre la otra pregunta, Mazón asegura que la repercusión sería beneficiosa para la Sociedad Proyectos Temáticos, propietaria de Ciudad de la Luz, que ya había deteriorado en su balance el valor de las pérdidas acumuladas por la filial y parte del crédito que tenía con ella. 

Con la cesión de activos y pasivos, la deuda de Ciudad de la Luz con SPTCV se extinguiría al convertirse Proyectos Temáticos en acreedor y deudor, que sólo asumiría como nuevos pasivos 28 millones de deuda con la Generalitat y el IVF. Una cantidad inferior al valor neto de los activos que asumiría.

Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ.
EL MURO

Disparates

Mil euros nos cuesta al día el mantenimiento del complejo cinematográfico Ciudad de la Luz de Alicante. Y eso que está cerrado. Una pesadilla en forma de thriller fruto de los disparates megalómanos que continuamos pagando a escote y nos acompañarán durante toda la vida

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email