X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de mayo y se habla de CENTRO DEL CARMEN MERCADONA Goerlich CVMC
GRUPO PLAZA

YA FUE UNA DEMANDA EN ABRIL DE 2015

La CEV insta de nuevo al Consell a crear el Observatorio para la Cooperación Público Privada 

14/07/2016 - 

VALENCIA. "El Libro blanco de Sanidad tiene como objetivo abrir un gran debate sobre los modelos existentes en el sistema de gestión sanitario español". Así se refirió este miércoles el presidente de la Comisión de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Carlos González Bosch, en la presentación de este texto en la Comunidad Valenciana. Un documento que, entre otros aspectos, recalca la importancia de que las administraciones públicas dejen de lado "los prejuicios que se tienen respecto al modelo de colaboración público-privada".

En este sentido, tanto el presidente de la CEV, Salvador Navarro, como el consejero delegado de Ribera Salud, Alberto de la Rosa, coincidían con Bosch en la necesidad de que se constituya ya el Observatorio de la Colaboración Público Privada de manera que se "pueda valorar el impacto o beneficio" que este modelo de gestión tendría en el sistema sanitario. "Deberíamos convencer a los poderes y políticos de que se hiciera una auditoría del sistema sanitario de salud, porque no sólo ha cambiado la demanda, también la tipología y sociología", sugirió Bosch.

De esta manera, el presidente de la Comisión de Sanidad de la CEOE considera interesante que, no sólo se conozca si el 5,3% del PIB que se destina al sector sanitario es suficiente, sino que también "merece la pena saber hasta dónde se puede llegar, qué se puede conseguir con la forma de colaboración público-privada".

Este Observatorio ya fue una demanda de los empresarios en abril de 2015, mes en el que se reunieron con los distintos partidos políticos de la Comunitat Valenciana que se presentaban a las elecciones autonómicas. Se planteaba esta iniciativa como un "punto de encuentro entre instituciones para sumar y no para confrontar", una premisa que se repite un año después y que vuelve a poner de manifiesto que sin la Comisión de la CPP "no se podría mantener el actual Estado de Bienestar", tanto por la calidad de las prestaciones como por las limitaciones presupuestarias. 

Aunque el Libro blanco ya fue presentado el 24 de mayo en Madrid por el presidente de la CEOE, Juan Rosell, en esta ocasión quisieron reforzar algunas cifras que, a su juicio, justifican la necesidad de estudiar una implantación de este tipo de gestión en la sanidad española. Entre ellos, algunos como que el presupuesto sanitario se ha visto reducido en más de 20.000 millones en cinco años. Algo que ha ocasionado "un retroceso tanto en la innovación farmacéutica como en la tecnología sanitaria por la reducción de empleados en la sanidad pública y el recorte en el sector del medicamento", comportando consecuencias considerables en la asistencia entre las Comunidades Autónomas.

No obstante, este es un modelo con el que el Consell, en más de una ocasión, ha declarado no simpatizar, por lo que conseguir su implementación es todo un reto para los empresarios. A diferencia de comunidades como la de Cataluña "que tiene una dotación público-privada del 25%, la Comunidad Valenciana apenas supera el 7%".

Sin embargo, para Navarro "el modelo público-privado no significa privatizar. Ribera Salud es un modelo de eficiencia e independientemente de ideologías o demagogias, lo importante es el ciudadano" subrayó a preguntas de los periodistas. Declaraciones a las que se sumaba Bosch alegando que cuestionar "el modelo Alzira" es "un dislate". 

Por otra parte, desde la patronal y la CEOE, consideran que la reforma del sistema de financiación es un "elemento básico" porque existe hasta un 60% de diferencias en el gasto per cápita de unas Comunidades a otras, con lo que hay un "evidente problema de desigualdad" a la hora de repartir los Presupuestos Generales. 

No obstante, también puntualizaron que, pese a la infrafinanciación que tiene la Comunitat Valenciana, se deben definir que los recursos que tiene "tengan un carácter finalista. La Generalitat tiene que decir cuando llegan los Presupuestos cuánto va a gastar en sanidad y cuánto va a gastar en políticas sociales, de manera que se tranquilice a los contribuyentes", matizó Bosch. 

Para cerrar la jornada, Bosch trasladó que era un buen momento para llevar a cabo "políticas de pactos". Uno dirigido a Sanidad y otro de carácter sociosanitario, aprovechando "esta oportunidad" que "nunca se ha dado en España" y que pueda dar lugar a una reforma "imprescindible para la sostenibilidad del Estado de Bienestar". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email