X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de junio y se habla de apertura en domingo avinatur Cine fraude fiscal SANIDAD
GRUPO PLAZA

Nueva promoción en marcha 

La cooperativa Libra entra con fuerza en Valencia con la vivienda de reposición

5/12/2016 - 

VALENCIA. La reactivación inmobiliaria empieza a materializarse en Valencia y la cooperativa Libra está dando cuenta de ello. Aunque entró hace un año y medio en la ciudad con una promoción en Patraix, ahora consolida su apuesta con una nueva en el barrio de Malilla llamada Residencial Nuevo Parque Malilla. Se trata de 44 viviendas en la zona norte de diez plantas con cuatro habitaciones y con unas dimensiones que van de 152 a 171 metros cuadrados construidos.

Fundada en 1998, la actividad de Libra Gestión de Proyectos hasta el momento se había centrado en Madrid y Zaragoza. Al mando del equipo está Miguel Palmero, arquitecto que ha dirigido, entre otros, el Plan de Rehabilitación del centro histórico de Madrid, la División inmobiliaria de la empresa estatal SGV, y el Ivima (Instituto de Vivienda Pública de la Comunidad de Madrid).

"El análisis que nosotros hemos hecho para entrar en Valencia es que existe la misma necesidad que en Madrid, vivienda de mejora y reposición para aquellas familias que tienen un inmueble pero que quieren pasar a uno con mayores prestaciones", explica. Y es que durante la crisis, muchas familias han ido ahorrando tanto por prudencia como por falta de inmuebles en la oferta, lo que hace que estén receptivas en la compra de viviendas de más de dos habitaciones. 

La anterior promoción impulsada, bautizada como Residencial Jacinto Labaila, también se caracterizaba por el gran tamaño de los pisos, de 3, 4 y 5 habitaciones y entre 113 y 235 metros cuadrados. En Malilla ya tantean la opción para la compra de otras dos parcelas. Palmero reconoce que se centra en la vivienda de reposición porque la primera vivienda, destinada para los jóvenes, es un terreno difícil. "No hay ayudas a la vivienda protegida, por ejemplo, y hay que ofrecerles alquiler porque se ajusta más a su perfil".

¿Y cómo escogen las zonas para iniciar promociones? "Pensamos que en todos los barrios donde hay una alta densidad de vivienda construida a partir de los 80 o los 90 hay demanda", reconoce. La razón es que las viviendas construidas en los últimos 20-25 años son muy ajustadas de tamaño, tanto en las de protección oficial como en las que se levantaron durante la crisis por la alta demanda y la falta de espacio. Ahora la gente ha amortizado su casa y puede dar una entrada con sus ahorros.

Ya llevan más de 4000 viviendas hechas en régimen de cooperativa y ahora tienen 1000 en marcha entre las tres ciudades. La principal ventaja de este modelo de cooperativa es el precio. Al no haber una promotora de por medio los compradores se ahorran alrededor de un 15%. Por contra, el sistema cuenta con el inconveniente de que, como socio cooperativista, el dueño del piso asume los riesgos propios de la construcción. "Siempre estamos por debajo de los precios de mercado".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email