X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ugt afirma que advirtió a Joan ribó de la "precarización" de 250 empleados

La plantilla de Mercavalencia se disparará un 330% con las altas impuestas por Inspección de Trabajo

Foto: MARGA FERRER
10/05/2018 - 

VALÈNCIA. De una plantilla de 76 empleados -según la cifra media de las últimas cuentas depositadas por Mercavalencia- a un total de 326 trabajadores. Este será el drástico incremento que experimentará la empresa con la incorporación de las 250 personas que Inspección de Trabajo está dando de alta en la sociedad tras la denuncia de UGT-PV contra la "precarización" en la mercantil -participada al 51% por el Ayuntamiento de València- durante la presente legislatura.

En concreto, el sindicato llevó ante Inspección de Trabajo la situación laboral de los trabajadores de la cooperativa de trabajo asociado Workman, la firma que gestiona desde hace unos meses el matadero del mercado de abastos de València. La organización celebra que gracias a esta medida los trabajadores "cotizarán en la Seguridad Social para regularizar su situación, ya que hasta ahora trabajaban sin convenio, sin derechos y en autónomo".

Pero Mercavalencia no da todavía este nuevo escenario como definitivo. La firma subraya que el único imput que ha recibido por el momento de la Inspección de Trabajo son "los SMS de alta en la Seguridad Social que han recibido los empleados". "A Mercavalencia no le ha llegado ninguna comunicación oficial", aseguran, y agregan que acudirán a la Magistratura de Trabajo para que dirima sobre esta discrepancia al considerar que su escenario laboral "no incurre en ninguna irregularidad".

Por su parte, UGT-PV, en un escrito remitido a este diario en el que relata al detalle su desencuentro con Mercavalencia, indica que tanto la empresa como el Ayuntamiento de València "gestionaron mal esta cuestión desde el principio". "En primer lugar nos dijeron que no reconocían a la Sección Sindical porque la formula cooperativa no permite que esta figura porque carece de amparo legal", recuerdan, y agregan que siguieron solicitando reuniones para hablar de cuestiones como el calendario laboral, la prevención de riesgos laborales o la indumentaria de trabajo. "Al principio ni nos contestaron", lamentan.

"Los trabajadores estaban desesperados, ya que mes a mes estaban cobrando menos y con mas presiones porque estaban afiliados al sindicato, y además un compañero sufrió un accidente de trabajo grave. Como no podía ser de otra manera, denunciamos a inspección. No nos dejaron otra opción que movilizarnos. Convocamos una concentración en la puerta del Ayuntamiento de València y ese día fue cuando por fin concertamos una reunión con el concejal", concretan.

No obstante, UGT denuncia que después se encontraron con un escenario de "inmovilismo" que les llevó a convocar una huelga. "Solo ante esta convocatoria recibimos la llamada tanto del abogado de Workman como la del concejal Carlos Galiana, y en el paso obligatorio por el Tribunal de Arbitraje Laboral (TAL) desconvocamos la huelga, ya que llegamos al acuerdo de abrir una mesa de negociación para tratar la aplicación de condiciones del convenio colectivo de cárnicas y la puesta a disposición de Epis y ropa de trabajo", desgranan.

Pero los pliegos se publicarían hasta en dos ocasiones  -al quedar desierto en una primera convocatoria- y en ambos casos sin que se cumplieran estos requisitos, según UGT-PV. Además, la ansiada reunión con el ayuntamiento no se produciría hasta el pasado 9 de febrero de 2018. Fue en alcaldía, con el alcalde, Joan Ribó, y el concejal de Mercados, Carlos Galiana. "Nosotros volvimos a plantear nuestras reivindicaciones y ellos nos plantearon darnos soluciones, pero hasta hoy, nada. La siguiente noticia ha sido el acta de Inspección de Trabajo", cuentan.

920.000 euros en dividendos

Por su parte, fuentes de Mercavalencia insisten a Valencia Plaza que el modelo escogido de cooperativa de trabajo asociado es el ideal para gestionar el matadero. "Al ser un negocio que fluctúa mucho es mejor recurrir a esta fórmula que despedir a trabajadores continuamente cuando cae la actividad. Estas cooperativas permiten mover a la gente de un matadero a otro para que mantengan la actividad", sostienen.

En la misma línea, agregan que otros mercados de abastos de España operan con la misma fórmula y que, de hecho, "Mercavalencia ofrece mejores condiciones laborales que otros". Sobre el impacto que tendrá en sus cuentas la incorporación del nuevo personal, la enseña asegura que "no será significativo", una versión muy distinta a la que ofrece el sindicato, que estima un incremento del coste laboral de alrededor del 30%.

La empresa, según sus últimas cuentas, gastó en 2017 un total de 3,4 millones de euros en personal. Su plantilla media de 76 personas está compuesta por 21 directivos, 7 técnicos y mandos intermedios, 8 administrativos y 40 obreros. La compañía cerró el ejercicio con beneficios que le permitieron repartir un dividendo de 470.000 euros para el Ayuntamiento de València y de 450.000 euros para Mercasa, lo que suma un total de 920.000 euros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email