X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de mayo y se habla de CENTRO DEL CARMEN MERCADONA Goerlich CVMC
GRUPO PLAZA

el dueño vende el local de la calle ribera, para el que se prevé un uso hostelero

La relojería Filiberto León cierra tras 115 años de actividad en Valencia

27/01/2017 - 

VALENCIA. La relojería Filiberto León pone fin a 115 años de actividad en Valencia. El dueño del histórico comercio se jubila y cierra el negocio, que operaba en el número 3 de la calle Ribera desde 1939. Para el local, que ha sido vendido, se espera un viraje hacia la hostelería que domina la céntrica vía peatonal. La operación inmobiliaria ha contado con la asesoría de Grupo Alaín Consultores Inmobiliarios

Filiberto León fue el nombre del fundador del negocio y el de su décimo nieto, que es quien ahora se jubila y pone fin a la larga trayectoria de la empresa -tras no hallar una nueva sucesión familiar-. "El negocio siempre ha sido la relojería, sobre todo la reparación de relojes, aunque algún tiempo también abarcó la bisutería", cuenta.

Su abuelo, "un gran relojero de aquellos que hacía las piezas 'a torno'", impulsó la empresa recién estrenado el siglo XX. Lo hizo en el humilde patio de su casa, donde trabajó hasta que un golpe de fortuna le permitió trasladarse a la céntrica Calle del Pie de La Cruz, ubicada muy cerca del Mercado Central.

"A mi abuela le tocó la Lotería de Navidad, 60.000 reales de la época", cuenta su nieto. Con el dinero montaron la primera tienda hasta que, en plena Guerra Civil, se derribó la finca para ampliar la calle -que comunicaba la Avenida del Oeste con Guillem de Castro-. De allí se trasladaron a la calle Ribera, donde tres generaciones de la familia han mantenido el negocio en el mismo local durante casi 80 años.

Tras el fundador cogió el testigo su hijo José León, quien compaginó la relojería con la literatura. "Fue Premio Valencia de Literatura, Medalla de Oro de la ciudad...", recuerda su hijo, que agrega que, pese a sus logros, precisó del negocio familiar para seguir manteniendo a la familia.

Lo mismo hizo Filiberto León nieto, que ha dedicado toda su vida al negocio familiar. Pero, llegada la edad de su jubilación y con dos hijos ejerciendo su propia profesión, el declive de la actividad y la pujante demanda inmobiliaria de la zona han motivado la venta del local. "Las circunstancias mandan", explica sin esconder la "enorme nostalgia" por poner fin a los 115 años del histórico comercio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email