X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de septiembre y se habla de letsbonus Groupalia Turismo benidorm PP
GRUPO PLAZA

ADEMÁS DEL ACUERDO CON MEDIAPRO

La resolución de contratos y el abandono de la sede de Alicante sanean la situación de RTVV

La Generalitat anuncia su intención de dar cabida a otras televisiones en el Centre de Produccions de Burjassot, su reenganche técnico a Forta y exhibe la gestión de los liquidadores

30/08/2016 - 

VALENCIA. El president de la Generalitat, Ximo Puig, el secretario autonómico de comunicación, José María Vidal, y los liquidadores de Radiotelevisión Valenciana (Francisco Gómez, Agustín Arenas e Ignacio Baixauli) se reunieron este lunes en el Centre de Produccions de Burjassot. La sede de Canal 9 se convirtió en el escenario para que los gestores de la empresa en extinción presentaran una serie de avances marcado por las decisiones en la resolución de contratos y ahorros para las arcas públicas, previa y puesta a punto económica, siempre según su relato, para la puesta en marcha de la futura Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació.

Pero la vuelta a la actividad política de una parte de los diputados en Les Corts convirtió la mañana de ayer, en paralelo a la presentación de Puig, Vidal y los liquidadores, en una suma de primeras comunicaciones públicas de cara a la puesta en marcha de los servicios de televisión y radio públicas. Así, los síndics y miembros de representación de los cinco partidos, pusieron en valor sus mejores intenciones de "consenso" para eludir los "vetos". Preguntados uno a uno, la fragilidad del posible acuerdo es manifiesta.

No obstante, desde la secretaría autonómica de comunicación y desde la propia Presidencia de la Generalitat se siguen quemando etapas para que, si hubiera acuerdo, cuando se conforme el Consejo Rector y haya presidente del mismo, la puesta en marcha de la televisión -sobre todo de la televisión- y de la radio públicas sea lo más pronta posible. "Habrá radiotelevisión pública valenciana sí o sí", volvió a insistir Puig ayer, mientras fuentes de distintos partidos en Les Corts daban por hecho que Josep López volvería a ser el propuesto para la presidencia por parte del PSPV y Ciudadanos, tal y como avanzaba este diario, sugería una convocatoria abierta para evitar suspicacias en la elección de este alto representante.

De izquierda a derecha, los representantes en la comisión Fran Ferri (Compromís), Antonio Montiel (Podemos) y Toni Subiela (Ciudadanos). Fotos: EVA MÁÑEZ

El debate se iniciará el miércoles. O eso pretende el PSPV, que desde la reunión de la diputación permanente en el parlamento valenciano podría sugerir una primera toma de contacto para sondear intenciones. Este lunes hubo un primer encuentro de "no más de cinco minutos" entre los diputados de PSPV, Compromís y Podemos, Manuel Mata, Mireia Mollà y Antonio Montiel. Tal y como ha podido saber este diario sobre esa breve reunión no programada y que durante el lunes tampoco trascendió a la opinión pública, Mata insistió en la idea de "no vetar a nadie" y evitar que "el espectáculo -del pasado mes de julio- se pueda volver a repetir".

Vuelta al punto de partida

Cabe recordar que, tras la aprobación el 14 de julio de una nueva ley para la restitución de los citados servicios de comunicación, los grupos en Les Corts no alcanzaron el acuerdo necesario en la propuesta de nombres para la creación del Consejo Rector de la futura CVMC. Aunque Montiel trató de dirigir el proceso, la propuesta del periodista extrabajador de RTVV, Josep López, por parte del partido socialista, destapó recelo en el grupo Ciudadanos una vez se conoció -siempre después de haberlo apoyado en primera instancia- que tenía vínculos familiares a través de su mujer con dirigentes del partido liderado por Puig. De hecho, también se le otorgó una relación próxima, de simpatía supuesta y prolongada en el tiempo, con el president de la Generalitat. 

Por otro lado, en un movimiento en busca de apoyos y acuerdo, Podemos cedió un espacio para que el PP tuviera dos miembros en el Consejo, el partido comandado por Isabel Bonig propuso a la ex responsable de informativos no diarios Maite Fernández y esto provocó una queja formal por parte de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio. Otras voces próximas a las víctimas del acoso sexual por el que ya ha sido condenado Vicente Sanz y que sucedió en Canal 9 la acusaron de encubrimiento de la situación, por lo que ni Podemos ni Compromís votaron a favor de su propuesta -de carácter interino mientras no hay Consejo Audiovisual Valenciano ni Consejo de la Ciudadanía, quienes conformarán este grupo una vez puesta en marcha la corporación según dicta la nueva ley-. Con todo, el PPCV aseguró a través de su portavoz a este diario, Jorge Bellver, que volverían a proponerla a Fernández y a Vicente Cutando, su otro nombre para el Consejo.

El ahorro en la gestión de una RTVV en liquidación

Fotos: EVA MÁÑEZ

Simultáneamente a los citados movimientos políticos, Puig, Vidal y los liquidadores comparecían para sacar músculo de la gestión de una empresa en liquidación. Una liquidación que, en cualquier caso, no llegará mientras la misma tenga litigios pendientes. entre otros, el de la demanda sindical que podría acabar -en el caso más favorable hacia los ex trabajadores- con una masiva reincorporación de los más de 1.600 profesionales a sus puestos. Mientras esta resolución acontece, mientras la representación pública que conforma Les Corts trata de activar una nueva tele y una nueva radio públicas y en valenciano, los nombrados aclararon como la resolución de contratos, el abandono de la sede de Alicante y el acuerdo con Mediapro ha acabado por sanear a RTVV.

Los ejemplos, en cifras, aproximan la extinta situación de RTVV con una serie de contratos de difícil justificación en la gestión de la corporación. Por ejemplo, con los 15 a 18 trabajadores que en tres turnos limpiaron el Centre de Produccions de Burjassot durante meses después del cierre. "Intentamos resolverlo de forma sensata con la empresa, pero entendimos que no le interesaba. Al final, decidimos resolver el contrato", apunta uno de los liquidadores. Admiten que "ha habido cierto abandono", reflejado en algunos aspectos -como las piscinas de la entrada- que se habían dejado de cuidar y que "hubo que revisar los pliegos y exigir que se cumpliera con su limpieza".

Los casos de ahorro son diversos, pero en concreto se han conseguido restas importantes en los costes de suministros. El ahorro principal se deriva de la resolución del contrato de limpieza, jardinería, desinsectación y desratización, que suponía un coste anual superior a 600.000 euros. Desde la resolución contractual hasta la fecha, apuntan desde el Consell, "el ahorro neto se aproxima a los 300.000 euros". 

Fotos: EVA MÁÑEZ

Otro gran caso de ahorro es el de la entrega de la sede en Alicante. La principal diferencia del mismo es que su último capítulo no ha sido escrito y, muy probablemente, tengan que ver con otro contubernio judicial. Consultados los servicios jurídicos de la Generaliat, según las fuentes, intentada la resolución pactada con el propietario del inmueble alicantino, los liquidadores -y por tanto la Generalitat- optaron por impagar las mensualidades de casi 30.000 euros por las instalaciones de RTVV en la capital. Se envió el correspondiente burofax y se resolvió unilateralmente un contrato cuyo precio fuera de mercado y compromiso de ligazón hasta 2035 está siendo estudiando en estos momentos por la Abogacía de la Generalitat para, además, quizá denunciar al propietario del mismo por un posible enriquecimiento ilícito.

El propietario, de hecho, se quedará en propiedad la sede con los más de seis millones de euros de reforma. De hecho, de facto, ya la ha recuperado. Por el momento, no hay constancia de que haya emprendido acciones legales contra la Generalitat, pero las fuentes no descartan que esto suceda de aquí a final de año, el plazo en el que, en caso de no suceder, desaparecería la relación y vinculación entre las partes. Este ahorro millonario "ha supuesto un ahorro de costes, por canon del derecho de superficie, cercano a los 390.000 euros, con el consiguiente ahorro de los costes vinculados al inmueble: luz, agua, mantenimiento de las instalaciones, seguridad, limpieza, mantenimiento y reparación de ascensores, entre otros".

Puig se asoma a uno de los cajones en la redacción de informativos de Canal 9 ante la mirada de Vidal y los liquidadores. Fotos: EVA MÁÑEZ

Los liquidadores han admitido a este diario que, bajo su percepción, durante estos meses de gestión de recursos, "ciertos proveedores se acercaban a RTVV con ánimo de generar un lucro fuera de cualquier razón de mercado". Un ejemplo sencillo lo encontraron en el presupuesto que llegó por el canal habitual para descolgar el logo de Nou de la fachada del Centre de Produccions: 6.000 euros. Los liquidadores aseguran que, a poco que buscaron, se cerró el contrato del mismo y un seguro de riesgo por el riesgo de la acción de 600 euros en total. Además, se han devuelto los vehículos arrendados que todavía se mantenían en liquidación (20.000 euros anuales), no se ha adjudicado el contrato de gestoría licitado por la anterior Comisión de Liquidación (90.000 euros), se han eliminado los gastos de material de oficina y mantenimiento de fotocopiadoras e  impresoras y se ha obtenido una rebaja general -siempre según la versión de estas fuentes-  en el coste de suministros y servicios (obteniendo a cambio del pronto pago).

La misma comisión liquidadora recuerda que "el acuerdo transaccional con el grupo Mediapro ha supuesto un verdadero alivio para el presupuesto pues estaban provisionadas las demandas recibidas por un coste superior a la deuda que mantenían las empresas de ese grupo empresarial con RTVV y que en suma ha supuesto un ahorro que, en el peor de los escenarios de resultados judiciales, han supuesto un ahorro de catorce millones de euros aproximadamente".

RTVV se reengancha "técnicamente" a la Forta

No están todas las que son (falta la de Extremadura, por ejemplo), pero son todas las que están. La Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació, la nueva Radiotelevisión Valenciana, se ha reenganchado técnicamente a la conexión con la Federación de organismos de radio y televisión autonómicos (Forta). Está lista tecnológicamente para compartir contenidos, pero también para pasar a formar parte de la inversión por la cual este conglomerado accede a películas, series, documentales o programas de entretenimiento para su emisión en distintas regiones.

Los liquidadores y Vidal (derecha) en la sala de continuidad. Fotos: EVA MÁÑEZ

Si la salida fue abrupta, en manos del Partido Popular todavía en el Gobierno y desaconsejada por la propia Forta, que veía como el tercer socio en inversión se esfumaba el clúster, la reincorporación será "sencilla", según las fuentes consultadas. Ha existido un interés propio por parte de la Forta, pero también por parte de la secretaría autonómica de comunicación, desde la que José María Vidal ha estado trabajando para avanzar plazos para la reapertura de los servicios de televisión y radio públicos en valenciano. 

Al igual que ha sucedido con la preselección de contenidos para las emisiones televisivas, los equipos que conectan el Centre de Produccions de Burjassot con la Forta ya están listos. No obstante, la reincorporación como ente inversor, como parte activa en el capital de la compra de contenidos, queda supeditada a la reactivación de la propia televisión. Hasta entonces, según han confirmado fuentes de la Generalitat, "no habrá ningún gasto ni se participará de las compras por derechos".

Fotos: EVA MÁÑEZ

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email