X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de septiembre y se habla de Turismo benidorm PP letsbonus Groupalia
GRUPO PLAZA

VUELVE EL CABARET

La transición de Margot: de albañil de Bétera a una Sara Montiel en technicolor

El documental Serio de día, coqueta de noche recorre la vida de Antonio Campos, rey del cabaret en una España aprendiendo a ser libre

20/01/2016 - 

VALENCIA. Figura indispensable de la noche valenciana, La Margot marcó a golpe de cabaret el paso de un país que pasaba de cero a cien. En un nuevo documental dirigido por Enrique Belloch y escrito en colaboración con el periodista y escritor Rafa Marí, el transformista se quita el maquillaje para repasar su trayectoria artística y personal, una vida que es también un trocito de la historia reciente de Valencia.

La Margot. Serio de día, coqueta de noche no es sólo un recorrido por la transformación de Antonio Campos en una Sara Montiel en technicolor, sino el reflejo de una sociedad que, como en el propio escenario, cuenta con tantas luces como sombras. Esta es una cinta “dramático musical”, indica el propio director, un film que resulta en el retrato de un cap i casal más efervescente que nunca. “Margot es sinónimo de apertura. Logró la unión de heterosexuales y homosexuales, todos juntos aplaudiendo un mismo espectáculo”, explica Belloch.

Albañil y repartidor de barras de hielo en Bétera, logró sumar y no separar a través del humor, el espectáculo y esa socarronería tan mediterránea. El documental, que se presentará el próximo 27 de enero en La Rambleta, cuenta con la colaboración de artistas como Miquel Navarro, el modisto Francis Montesinos o la socialista Carmen Alborch. A través de entrevistas, imágenes de archivo y fotografía, la pieza viaja al pasado, eso sí, con el mismo punto de partida que de llegada: La Rambleta.

Un hombre y sus circunstancias

Es en el teatro del centro cultural de San Marcelino que La Margot hizo su reparación hace aproximadamente un año, de la mano del cabaret de Tonino Guitián, tiempo que ha durado la grabación del documental. Fue precisamente durante el espectáculo que, entre el público, el dúo Belloch-Marí se preguntó: ¿y si hacemos una película? Dicho y hecho. Las cámaras tomaron La Rambleta en su siguiente actuación, un proceso espontáneo que se inicia, como el resto de historias, con “un hombre y sus circunstancias”.  

La transición de Antonio Campos es también la de una España que se enfrentaba a lo nuevo, que se empapaba de libertad. “He sido universitario en Barcelona en la época de los 60 y he vivido en Madrid durante quince años, pero la frescura y naturalidad que tiene Valencia no la tiene el resto. Por eso se produjeron importantes movimientos, como la ruta del bakalao”, explica el director del documental.

Aunque en un primer momento se hizo llamar Soledad Ramos, finalmente fue La Margot, en honor a la afamada cupletista republicana, el alter ego que llevó a Antonio a la gloria. La Sara Montiel de Valencia, la del último cuplé, con bien de lentejuelas, laca y una peluca que muta de color dependiendo la noche. Un homenaje a la actriz que pronto tomaría entidad propia y que ha logrado independizarse, de manera consciente o inconsciente, de su referente.

Dicen los que han sido sus compañeros durante este año de rodaje que fue disciplinado en el inteligente disimulo y en la voluntad de aprender, aunque ese camino iniciático lo recorriese en secreto y con lágrimas en soledad. Los días de poner cara seria acabaron para él en 1977, año en que empezó su noche, el reinado de la 'coqueta' en el escenario de La Cetra. Ahora recupera el trono. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email