X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EUR-ACE, EuroINF y ABET

La UPV logra acreditar todos sus grados de Ingeniería

Es ya la universidad de España con más sellos internacionales

27/12/2016 - 

VALENCIA. La Universitat Politècnica de València (UPV) se ha convertido en el centro español con mayor número de acreditaciones internacionales, tras lograr los últimos reconocimientos para los grados en Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural, Ingeniería Forestal y del Medio Natural, Ingeniería Civil e Ingeniería de Obras Públicas a lo largo de este último mes. Asimismo se convierte en la única universidad con los tres sellos principales (EUR-ACE, EuroINF y ABET) en todas las titulaciones con la antigüedad mínima necesaria, que sirven para identificar los estudios en cualquier país.

De este modo, actualmente en la UPV, tan solo quedan por acreditar los grados en Ingeniería de la Energía e Ingeniería Biomédica, que aún no han podido entrar en los procesos por su juventud, pero previsiblemente lo harán durante la renovación que tendrá lugar en 2017. “En términos generales estos reconocimientos vienen a acreditar que la titulación está alineada con los estándares definidos por las organizaciones profesionales de distintos países y supone un aval importantísimo para la excelencia académica de la UPV”, explica Migue Ángel Fernández, vicerrector de Estudios, Calidad y Acreditación.

Los primeros sellos ABET se consiguieron en 2012. Se trata de una acreditación que facilita el ejercicio de la profesión en Estados Unidos y Canadá, algo especialmente relevante en el caso de estos países. Los profesionales que ejercen dentro de sus fronteras deben superar un examen, consistente en una prueba académica y otra personal, incluidos los propios estudiantes de las universidades locales. Sin embargo, aquellos que poseen la acreditación ABET están exentos de la primera parte, y este es el caso de los alumnos de la UPV.

Desde entonces se han ido sumando más avales para la UPV, en este caso el EUR-ACE y EURO-INF, con validez dentro de diferentes países del continente. “Es una realidad especialmente importante si tenemos en cuenta que, en determinadas titulaciones técnicas, la mayor parte de nuestros graduados acaba trabajando en el extranjero”, explica Fernández. Los principales mercados van desde Europa y Estados Unidos a Oriente Medio o Iberoamérica. Solo en el grado de Ingeniería de Caminos de la UPV, se ha detectado que el 80% de egresados se incorpora al mercado laboral, de los que la mitad lo hace en un país diferente a España, según datos muestrales del año 2010.

“Todo esto responde a una estrategia de internacionalización que ya pusimos en marcha en 2011 porque lo veíamos venir”, explica el vicerrector, quien asegura que el tiempo no ha hecho “sino reafirmar nuestro planteamiento”. Asimismo, avanza que su próxima apuesta irá en la dirección de las competencias transversales, acreditadas también mediante un programa específico. Pese a no estar desarrollado, es previsible que se implante a través de asignaturas oficiales y actividades extraacadémicas.

Cómo se acredita un Grado

“Los procesos para obtener estos reconocimientos son tremendamente exigentes, de análisis profundo y pormenorizado, muy arduos para los profesores, el personal de la administración y servicios e incluso para los alumnos”, asegura Miguel Ángel Fernández. Cabe tener en cuenta que, en todos ellos, intervienen expertos nacionales e internacionales, miembros de los colegios profesionales y técnicos de las agencias.

Una de las especialistas que ha trabajado en las sesiones es Lueny Morell, asesora de universidades para la mejora de la enseñanza superior, que además ha realizado una reciente colaboración en la creación de una nueva universidad en Silicon Valley. “En el mundo hay aproximadamente un millón de multinacionales”, explica Morell, “por lo que es de esperar que cientos o miles de titulados acaben trabajando en alguna de ellas. Un sello de este tipo garantiza una formación de calidad, siguiendo unos estándares internacionales establecidos en estrecha colaboración con la profesión”, concluye.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email