X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

plan integral para ciudad fallera

Benicalap por fin es la primera

Foto: KIKE TABERNER.
16/11/2017 - 

VALÈNCIA. Benicalap, el barrio siempre olvidado, tiene buenas noticias. Una parte esencial suya, la Ciutat Fallera, está a punto de iniciar una nueva vida. Este miércoles el Ayuntamiento de València exhibió las distintas alternativas que se plantean en la revisión urbanística pormenorizada y participativa en el barrio del artista fallero, alternativas que serán dadas a conocer a la ciudadanía.

El concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, acompañado por el de Cultura Festiva, Pere Fuset, presentó el estudio inicial que se tomará como referencia en la revisión pormenorizada del PGOU. Tal y como explicó Sarrià, este documento, hecho “a escala humana, a pie de calle”, es un punto de partida para el futuro, el punto de apoyo de la palanca. En él se hace un diagnosis de cuál es la situación de partida y cuáles son las posibles alternativas para el futuro; el ‘¿cómo estamos?’ y el ‘¿qué podemos hacer?’.

En líneas generales, se propone ampliar las zonas peatonales con supermanzanas y establecer nuevos aparcamientos para compensar la pérdida de espacio para los vehículos, ampliar el parque de Benicalap y recuperar patrimonio como el Casino del Americano o la alquería de La Torre, así como aumentar las dotaciones deportivas, mejorar las dotaciones públicas en materia de Educación y destinar equipamiento para crear un centro de formación de artesanos. Asimismo se dispondrá un frente verde (arbolado y vegetación) con la Ronda Norte para que deje de ser una suerte de barrera gris y hostil. 

Tal y como explicaron desde el consistorio, el planteamiento final pasa por mejorar la calidad de vida de los vecinos al tiempo que se configura una nueva Ciudad del Artista Fallero. Para ello se acotará el uso de las naves relacionadas con los Fallas de tal forma que puedan ser un destino turístico, igual que acontece con los talleres artesanales de otras ciudades mediterráneas. Fuset habló de “distrito cultural”.

Para mejorar la conectividad y sacar los grandes vehículos de las zonas residenciales, se abrirán accesos directos a las naves taller desde la Ronda Norte y se crearán vías para la movilidad no motorizada. La redefinición del complejo se traducirá en que se les dará más espacio a las naves. Con el fin potenciar su razón de ser, se creará una zona de ordenación industrial artesanal para artistas falleros, donde se permitirá a los artesanos trabajar en la calle porque habrá zonas habilitadas para ello.

Para que esta operación tenga sentido, se buscará una nueva imagen corporativa que haga las funciones de icono en la memoria colectiva de la ciudadanía. Esta búsqueda de la #MarcaFallera quedará reflejada en la fachada recayente a la Ronda Norte, de tal forma que se convierta en un espacio identificable para residentes y visitantes, y en los lugares de trabajo al aire libre de las naves. La operación de imagen también incluirá la mejora de la silueta paisajística de los talleres, que irá a su vez acompañada de una puesta en valor de las edificaciones con valor patrimonial y la incentivación de las actividades económicas relacionadas con la actividad artesanal.

Foto: KIKE TABERNER.

A nivel más práctico, la redistribución del espacio tendrá en cuenta el fomento de aparcamientos públicos subterráneos y la creación de zonas de aparcamiento provisionales en solares dotacionales, con lo que se favorecerá un uso racional del vehículo privado. Igualmente se priorizará el uso peatonal y otros modos de transporte sostenibles, con el fin de evitar al máximo atascos y saturaciones.

“Una idiosincrasia muy particular”

Fue el propio Sarrià quien destacó el hecho de que esta revisión de la Ciudad Fallera es “uno de los primeros” trabajos que han realizado, y que durante los próximos meses repetirán en todas las áreas funcionales de la ciudad. “Creíamos que era especialmente relevante en este barrio [Benicalap]”, dijo Sarrià, “que tiene la particularidad de contar, además de con una zona tan importante como el Parque de Benicalap, con el polígono del Gremio de Artistas Falleros, con una idiosincrasia muy particular y unas demandas históricas”, dijo.

Foto: KIKE TABERNER.

Igualmente recordó que “una parte esencial de este tipo de estudios tiene que ver con las dotaciones públicas y sus proximidad en distancia o en tiempo a los domicilios de los ciudadanos y ciudadanas”. En ese aspecto se abordan las cuestiones que tiene que ver con esas dotaciones; “si las que había previstas en el PGOU continúan vigentes o no, si hay que introducir cambios, o aspectos como el de la movilidad.”

Fuset agradeció el esfuerzo realizado desde la concejalía de Desarrollo Urbano “que tiene una vertiente participativa y se ha contado tanto con los vecinos y con los artistas falleros como una parte fundamental”, dijo. El concejal de Cultura Festiva se mostró convencido de que “la propuesta que salga de aquí será participativa, contará con todas las voces, respetará la esencia fallera y será la mejor posible”.

Foto: KIKE TABERNER.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email