X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

admitida a trámite

Los agrónomos demandan al Ayuntamiento de València por el concurso del parque de Benicalap

31/10/2017 - 

VALÈNCIA. La ampliación del Parque de Benicalap ha acabado en los tribunales. El juzgado de lo Contencioso-Administrativo de València ha admitido a trámite la demanda interpuesta por el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Levante, que incluye a Baleares, contra el Ayuntamiento de València. El motivo de la disputa es la publicación del Pliego de Condiciones Técnicas para la Contratación de los servicios de redacción del proyecto básico de las obras de la ampliación por fases del Parque de Benicalap.

En el citado pliego, publicado el pasado mes de mayo, se especifica que los licitadores deberán incluir en los equipos que optan a este proyecto “a un arquitecto o ingeniero de caminos, un arquitecto técnico o un ingeniero de la edificación o un ingeniero de obras públicas, un licenciado o grado en ciencias ambientales, un ingeniero industrial o grado en tecnologías industriales y un licenciado en geografía e historia o arqueólogo”. Sin embargo, y a pesar de la clara idoneidad de los ingenieros agrónomos al proyecto, de hecho un agrónomo es el que coordina las obras del Parque Central, no han sido incluidos como opción en el pliego de condiciones.

Antes de demandar al Ayuntamiento de Valencia el colegio registró un recurso en el que se solicitaba su inclusión entre las solicitadas en el pliego. En el recurso se indicaba que los ingenieros agrónomos “tienen competencias para desarrollar los trabajos descritos”, una aseveración que se apoya en doctrina jurisprudencial. En el escrito se recordaba la preferencia del “principio de competencia concurrente frente al de competencia exclusiva”, por lo que se denunciaba “la infracción de los principios de igualdad, mérito y capacidad y del límite de la potestad autoorganizativa de la Administración”. Las alegaciones fueron desestimadas por el Ayuntamiento.

La primera vez que se les excluye

Según el decano del colegio, Baldomero Segura “el Ayuntamiento ha preferido ignorar la reivindicación de incluir a los ingenieros agrónomos dentro de las posibilidades para componer el equipo, cuando no pedíamos exclusividades, pero tampoco admitíamos exclusiones”. “El problema que solemos tener es justo el contrario, pues en algunas administraciones sólo se nos asocia para proyectos y obras como las que se licita y nos toca demostrar nuestra multidisciplinaridad”, añadía, “pero la verdad es que es la primera vez que se nos excluye del equipo para acometer un proyecto de un jardín y de ¡recuperar una huerta! No hay precedentes. No nos esperábamos una respuesta como la recibida, y menos aquí en València”, agregaba Segura.

Según se especifica en la demanda del Colegio, “la Administración ha actuado con total arbitrariedad, de la que se deriva un claro perjuicio profesional al colectivo aludido y una discriminación injustificada ante otros profesionales”. También se pone de relieve una “infracción de los principios de igualdad, mérito y capacidad recogidos en la Constitución Española”, puesto que los ingenieros agrónomos “están capacitados técnicamente para llevar a cabo los trabajos”, y es evidente, insisten desde el Colegio, que “son profesionales idóneos para formar parte integrante del equipo de trabajo” requerido para este proyecto

Una actuación que por otro lado se podría calificar de absurda. Así, desde el Colegio resaltaron cómo dentro del apartado ‘Ámbito y condicionantes’ del pliego de condiciones se especifican numerosos trabajos para cuya ejecución las competencias de los ingenieros agrónomos son especialmente idóneas, e incluso mucho más oportunas que las de otros profesionales incluidos en el pliego. Entre otros citan el mantenimiento de la estructura de huertos y sistema tradicional de riegos; resolución de las condiciones de borde y pantalla; valoración de los elementos patrimoniales de carácter hidráulico; mantenimiento y gestión del parque; desarrollo de parcelas calificadas como espacios libres de parque urbano; protección agrícola de la huerta; sostenibilidad medioambiental; control hídrico y de posterior mantenimiento; propuesta de corredor verde norte; infraestructura verde o ejecución de un bosque de ribera que complemente y amplíe la infraestructura verde.

Un trabajo que se ajusta a ellos

Igualmente, en el bloque de ‘Trabajos a realizar’ el pliego también enumera una serie de intervenciones que se ajustan a la perfección a los  ingenieros agrónomos: memoria y definición de los elementos estructurantes; vegetación, agua, recorridos y preexistencias; plano de propiedades del suelo; definición de plantaciones a implantar; definición de estándares de calidad medioambientales y recursos paisajísticos; discurso medioambiental; justificación de los espacios necesarios sirvientes a los usos del parque… entre otros.

“Es absurdo que los responsables del pliego consideren que no somos adecuados para realizar todas estas actividades” comentaba Segura; “los responsables de este sinsentido podrían estar mejor informados de las competencias y atribuciones de los distintos profesionales en España” concluía el decano.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email