X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Los promotores se instalan en el coworking de eloy durá, expresidente de fevec

Los constructores expulsan a José Luis Miguel por no pagar las cuotas de asociado

21/07/2016 - 

VALENCIA. Los constructores y los promotores de la provincia de Valencia vuelven a caminar por separado. Tras dos años de convivencia forzada por la crisis del sector y la necesidad de recortar al máximo sus costes, la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción (Fevec) y la Asociación Provincial de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de Valencia operarán como organizaciones separadas. La separación, no obstante, dista mucho de haber sido amistosa.

El motivo, según reconocen a este periódico ambas organizaciones, ha sido la expulsión de los promotores de la patronal de la construcción, formalizada a principios de este año como consecuencia del impago reiterado de la cuota de asociado por parte de la asociación que preside el empresario José Luis Miguel. Tras ese impago se esconde una disputa entre las dos organizaciones surgido de las diferencias por la cantidad a abonar.

Según explica la asociación valenciana de promotores, en la junta de Fevec de julio de 2015 se aprobó aplicar un descuento a la cuota de asociado que se les cobraba a los promotores, que habían pedido una rebaja de la misma por entender que el importe no se correspondía con el nivel de servicios que recibía.

El acuerdo contemplaba comenzar a aplicar la rebaja en la cuota de noviembre, pero Fevec, según las mismas fuentes, obvió el acuerdo de la junta y continuó reclamando a los promotores la misma cantidad que venía pagando hasta entonces. La respuesta de la asociación de promotores fue dejar de abonar las cuotas hasta que Fevec, cuyos estatutos permiten expulsar a los socios morosos, la echó a principios de este año.

Las dos organizaciones están enfrentadas desde entonces. Los promotores sostienen que Fevec les niega el acceso al acta de la junta de julio de 2015, necesaria para acreditar que, como ellos sostienen, los constructores incumplieron el acuerdo para rebajar la cuota. Ese hecho serviría, según interpretan, para recurrir su baja forzosa la de la patronal de los constructores, a través de la cual mantenían representación indirecta en otras de rango superior como la valenciana CEV.

Eloy Durá readmitió a José Luis Miguel con el compromiso de que abonara la deuda histórica de 18.600 euros que arrastraban los promotores

Por su parte, la directiva de Fevec que encabeza Francisco Zamora considera que la expulsión de los promotores está suficientemente acreditada. Según explican fuentes de esta organización, el anterior presidente de los constructores, Eloy Durá, pactó el reingreso de los promotores en verano de 2013 con el compromiso de que abonarían la "deuda histórica" que arrastraban con Fevec, en torno a 18.600 euros. Sin embargo, según sostienen los actuales responsables de Fevec, no sólo no devolvieron esa cantidad, sino que no pagaron las cuotas en esta nueva etapa.

La asociación de promotores, por su parte, reconoce mantener una deuda histórica con Fevec cuya cuantía no concretó, pero consideró que está libre de tener que pagarla al haber "prescrito".

José Luis Miguel, Vicenta Pastor y Eloy Durá

A los recelos de la dirección de Fevec hacia José Luis Miguel por esos impagos se une el papel jugado en el concurso del quebrado instituto tecnológico de la construcción (Aidico), un papel que le generó enemistades entre los constructores.

Tras ser rescatado en un primer momento por la Generalitat, Fevec acordó con la Conselleria de Industria situar a José Luis Miguel, quien entonces ocupaba la vicepresidencia de Fevec, como consejero interventor del instituto para tratar de reflotarlo. Sin embargo, el centro no consiguió salir adelante y acabó entrando en concurso de acreedores para ser liquidado con posterioridad.

En ese proceso, José Luis Miguel, pujó por quedarse algunos de los activos del centro del que había sido máximo responsable en los meses previos a la declaración de insolvencia.

Acogidos por el expresidente de los constructores

Su baja como asociado ha obligado a la asociación que preside el empresario José Luis Miguel a buscarse una nueva sede, ya que hasta ahora compartían espacio con los constructores en un local de 150 metros cuadrados cedido por el Ayuntamiento de Valencia en la calle Arzobispo Fabián y Fuero de Valencia.

Desde principios de este año, la asociación de promotores de Valencia ha fijado su sede en Colon Business Center, un espacio de coworking abierto precisamente por, Eloy Durá, el expresidente de Fevec que acordó readmitir a los promotores en la patronal de la construcción.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email