X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

DESAYUNO DE VALENCIA PLAZA Y CAIXABANK 

Los empresarios turísticos de Castellón creen que el aeropuerto abre una nueva etapa en la provincia

15/06/2016 - 

VALENCIA. Los empresarios turísticos de Castellón ven la apertura del aeropuerto de Castellón como una nueva etapa en la provincia. Esta es una de las percepciones planteadas en el desayuno "Retos de la industria turística de la Comunitat Valenciana en un escenario cambiante” organizado por Valencia Plaza y Caixabank en el Antiguo Casino de  este martes. 

En este encuentro de opiniones estuvieron directivos del área hotelera, gastronómica o servicios turísticos. Myriam Gimeno, consejera delegada de Grupo Intur (división de Turismo y Ocio de Grupo Gimeno), Lino Sanchís, gerente Línia Gastronòmica en el Casino Antiguo Castellón, Joaquín Deusdad, propietario del Hotel El Faixero, Valentín Collado, gerente del Grupo La Rosaleda, Alexander Schroll, director del aeropuerto de Castellón, Javier Gallego, consejero delegado de ZT Hotels, Joaquín Farnós, propietario del Hotel Termas Marinas El Palasiet, Jesús Marín, adjunto a presidencia de turismo Marina d'Or y Francisco J. Ribera, director del Gran Hotel Peñíscola fueron las voces participantes moderados por Alberto Galloso, director general de Soluciones Turísticas.

El primer reto planteado fue el de la profesionalización de empresarios, directivos y trabajadores. Myriam Gimeno, de Grupo Intur, planteaba que España es el tercer país en recepción de turistas en el mundo y sin embargo la estacionalidad no permite que sea polo de buenos profesionales. "Atraeremos buenos profesionales si rompemos con la estacionalidad", aseguraba. "Parece mentira que en España no tengamos un liderazgo en la formación turismo, es una asignatura pendiente".

Joaquín Farnós, propietario del Hotel Termas Marinas El Palasiet, apuntó a la estructura empresarial del sector en la Comunitat y que el mayor peso del sector turístico está operado por empresas familiares, lo que impide la entrada de más profesionales al sector. No obstante, reconoció una evolución en los últimos años con el acceso a una formación más especializada y la mayor profesionalización de estas empresas. "Los mismos empresarios están más cualificados".

Javier Gallego, consejero delegado de ZT Hotels, insistió en que por muchos años que lleves en la profesión significa que tienes edad y no tiene por qué ser experiencia pero que las nuevas generaciones vienen mejor preparadas. "Los hijos de los actuales propietarios sí que vienen más formados", asegurado y destacó que esta falta de profesionalización no ocurre en otros lugares como Barcelona o Costa del Sol.

Innovación tecnológica, ¿esencial?

"Yo estoy en contra de la tecnología en el sector turístico, soy un defensor de la humanología", opinaba Gallego. "Es algo secundario y accesorio porque nuestro gran reto no son los programas informáticos". Puso de ejemplo a la cadena Marriott, de la que destacó sus camas. "Lo que estamos vendiendo no es la tecnología sino que lo central es la prestación del servicio".

Para Jesús Marín, de Maria D'Or, la tecnología permite establecer procesos y ser una "muleta". Francisco J. Ribera, del Gran Hotel Peñíscola, señalaba al control y ahorro de costes. "Todavía nos queda mucho por recorrer, quizás porque lo más difícil la adaptación de nuestras instalaciones a las nuevas tecnologías". Por el mismo camino iba Myriam Gimeno de Grupo Intur, quien se mostró convencida de que en tecnología tienen todo por hacer en Turismo. "El cliente del futuro utiliza las tecnologías de forma relacional, y eso hay que saber gestionarlo". A esto sumó el reto de interpretar los datos que porta el big data para hacer al cliente más fiel.

Conexiones, una oportunidad para Castellón

¿Son importante las conexiones? Sí, es algo esencial y así lo cree el director del aeropuerto de Castellón, Alexander Schroll. "Es necesario que la gente sepa donde está Castellón". De hecho, destacó una conversación con la aerolínea Lufthansa en el que ésta no sabía nada de la oferta turística de la provincia. "Es una oportunidad única para tener nuevos turistas que han estado en otros países pero es necesario vender el producto todo el año, no solo en verano".

Joaquín Farnós, propietario del Hotel Termas Marinas El Palasiet, insistió en la necesidad de concretar una orientación hacia mercados estratégicos. "Debemos de iniciar un proceso de reflexión para ver qué elementos nos definen como el clima o la ubicación geográfica". El conjunto de empresarios llegaron a la conclusión de que no se ha trabajado lo suficiente el producto de costa interior. "El turista va de forma espontánea pero no hay rutas establecidas y es necesaria una estrategia".

Joaquín Deusdad, propietario del Hotel El Faixero, lamentó que el interior se haya utilizado con una excursión de cultura y gastronomía desde la costa. "En el interior todos somos gente muy pequeña que a veces nos perdemos con estas rutas y lo que hay que intentar es que el turista pernocte varios días". "Se intenta explotar las fortalezas pero no se ha conseguido promocionar la provincia en su conjunto", insistía Valentín Collado, gerente del Grupo La Rosaleda.

"El aeropuerto y las grandes corporaciones tenemos que tirar del carro para la desestacionalización y en ese proceso tenemos que incorporar las pequeñas empresas", apuntaba Gallego. "Lo que hace falta es un turismo masivo para que se abra una ruta de avión. No va a haber un avión para Morella o Montanejos pero tenemos que saber utilizar que el interior es la diferencia".  

El sector turístico reclama coordinación

“El sector turístico siempre hemos reclamado coordinación”, destacaba Collado, de Grupo La Rosaleda, respecto al decreto turístico de la Generalitat. "Siempre hemos necesitado más coordinación con la Agencia Valenciana de Turismo", aseguraba Gimeno. Todos apuntaron a la necesidad de que sea el sector privado quien lidere las decisiones y de hecho se apuntó a que desde la Generalitat no se ha dado el protagonismo a Castellón que debería tener. 

"Castellón ha sido la hermana pobre de la Comunitat Valenciana", lamentaba Ribera, del Gran Hotel Peñíscola. A esto sumaba la necesidad de apoyar al aeropuerto en la promoción. "Se ha empezado con toda la modestia del mundo pero con intención. Llevábamos años vendiendo que teníamos una infraestructura pero no funcionaba hasta ahora como ocurría con la autovía de Zaragoza o la infraestructura ferroviaria", insistía. "Hasta ahora eran todo promesas". "Tenemos un aeropuerto nuevo y la palabra nuevo vale su peso en oro", insistía Gallego.

 Farnós, propietario del Hotel Termas Marinas El Palasiet, insistió en la necesidad de resolver carencias como el problema de la marca Castellón y la de Comunitat, "a las que es necesario dotar de contenido". "Si queremos tener unos municipios turísticos tenemos que creernos que son turísticos. No puede tener los mismos horarios un municipio turístico que quiera hacer residencial que uno que quiera hacer un turismo de residencia joven", insistía. "Las normas transversales de la Generalitat para todos los municipios nos dejan atados". 

¿Qué pasa con los apartamentos turísticos?

"Las empresas tecnológicas han hecho que esto crezca de una manera tan exagerada que se han convertido en una amenaza para las plantas hoteleras", aseguraba Gimeno, aunque reconoce que siempre han convivido con ello. No obstante, al ser pequeño tan solo pedían regualizarlo, mientras que ahora insisten en condiciones de igualdad.

"Yo siempre escucho propuestas restrictivas, que es incuestionable, pero existe este mercado y existirá, por lo que habrá que plantearse algo más y pasa por reforzar el valor diferencial", insistía Gallego. "Hay que afrontar un cambio de tendencia social, es algo que no tiene reversión". 

La tasa turística, ¿para quién?

"El medio ambiente es importante en los países nórdicos y quieren ver todo cuidado pero en Castellón hay algunas urbanizaciones que son un poco exagerada con edificios altos, fachadas feas y con falta de mantenimiento como en Oropesa, por ejemplo" apuntaba Schroll sobre la necesidad de prestar atención al medio ambiente. "Pero también veo que se cuida mucho la zona de playa y sobre la tasa veo que en Baleares, por ejemplo, no se utiliza para un fin turístico".

Deusdad, propietario del Hotel El Faixero, Valentín Collado, destacó el problema que tienen con la agricultura y la ganadería extensiva. "Ven una agresión mezclar el turismo con ellos y es una de las batallas que tenemos". Collado también reconoció tener problemas con los ríos fluviales con la Confederación porque el último uso que tiene pensado es utilizarlo como río y antes están los regantes y los peces".

"La tasa o lo que sea va a existir nos conviene que exista siempre y cuando seamos capaces de plantearla nosotros. Si tengo que poner dinero quiero elegir a a dónde va el dinero", apuntaba Gallego. Mientras, Gimeno ponía sobre la mesa por qué son los hoteles quiénes tienen que soportar la tasa cuando todo el mundo se beneficia de la recepción de turistas. "Hay que plantear quiénes son los actores".

Desayunos VP: Los empresarios valencianos de turismo quieren crear un lobby fuerte ante la administración

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email