X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la patronal de valencia abandona la idea de fusionarse con la autonómica

Los expertos consultados por la CEV desaconsejan el rescate de Cierval

19/10/2016 - 

VALENCIA. El informe económico y jurídico encargado por la patronal de Valencia (CEV) para valorar la viabilidad de una eventual fusión con la patronal autonómica Cierval desaconseja esa operación por los riesgos que comportaría para la organización empresarial que preside Salvador Navarro. Las conclusiones de ese documento serán presentadas este jueves a los órganos de gobierno de la CEV para que voten si, a pesar de ello, procede mantener vigente su plan para rescatar a Cierval dejándose absorber por ella. Con toda probabilidad, la ejecutiva votará en contra de esa fusión.

Este informe era la clave para definir la estrategia que la CEV seguirá en el proceso para dar viabilidad a la patronal autonómica, que el pasado verano abrió un proceso junto a sus tres entidades fundadoras -la CEV, la alicantina Coepa y la castellonense CEC- para pactar una reforma estatutaria que asegurase su viabilidad. 

Las bases de esa reforma, plasmada en un borrador que las tres organizaciones mencionadas analizan desde hace semanas, son la integración de las estructuras provinciales dentro de Cierval, que pasaría a estar sustentada económicamente por las diferentes federaciones sectoriales de la Comunitat y por empresas que se asociarían directamente a la autonómica en lugar de a las organizaciones empresariales de sus respectivas provincias.

Sin fusión, la viabilidad futura de la patronal autonómica queda más que en entredicho

Con la más que probable renuncia de la CEV a impulsar la disolución de su estructura dentro de Cierval, la viabilidad futura de la patronal autonómica queda más que en entredicho, ya que buena parte de la supervivencia de la patronal autonómica depende que de que la patronal de Valencia le traspase sus socios, que pasarían a pagar sus cuotas directamente a Cierval, al margen de los ahorros que podrían lograrse por compartir estructuras.

Los miembros del comité de la CEV conocerán este jueves los argumentos en los que se basan los expertos para desaconsejar la integración de estructuras, pero a grandes trazos, los principales riesgos son los que precisamente motivaron que la patronal de Valencia replantease sus planes y pidiera asesoramiento experto para valorar los riesgos. A saber, el procesamiento de la propia Cierval junto con la CEC por fraude en subvenciones, la elevada deuda que Coepa arrastra con la patronal autonómica, para la que plantea una quita del 95% , o los numerosos requerimientos de la administración por minoraciones en expedientes con defectos en su tramitación administrativa.

Las conclusiones del informe son decisivas para determinar la actitud que seguirá la CEV en el plan para dar viabilidad a Cierval. De hecho, hace apenas tres semanas, uno de los integrantes de núcleo duro de la patronal de Valencia, Vicente Lafuente, abrió la puerta a la opción de realizar una "voladura controlada" de Cierval porque su situación actual es "absolutamente insostenible".

José Vicente González, presidente de Cierval. Foto: EVA MÁÑEZ

No obstante, la actitud de la CEC y Coepa en las últimas semanas tampoco invita a pensar en que vayan a facilitar la pretendida reforma de estatutos de Cierval en el sentido que se les ha planteado. Ni la patronal castellonense ni la alicantina Coepa están por la labor de diluirse en el seno de Cierval e insisten en bloquear la reforma, lo que también impediría que la valenciana CEV, la única saneada y con capacidad para apuntalar a la autonómica, pudiera completar ella sola el rescate de Cierval con el traspaso de sus asociados.

Futuro incierto

Así las cosas, el desenlace de la reunión programada en Cierval el próximo día 25, en la que en principio se debía tomar una decisión definitiva sobre el asunto de los estatutos, se vuelve totalmente incierto, como también lo es el camino que puedan tomar las organizaciones provinciales.

En el caso de la organización empresarial de Valencia, tal y como publicó este periódico, la situación genera una gran preocupación. Tan es así que ya no se descarta incluso tener que desengancharse de Cierval si sus dos socios de Alicante y Castellón no plantean en el comité una alternativa viable para la continuidad de la organización autonómica y persisten en el bloqueo.

Los órganos de gobierno de la CEV también acordarán este jueves la postura que defenderán sus representantes en Cierval ante la propuesta de Coepa de aplicar una quita del 95% a la deuda por cuotas impagadas. En la CEV se considera que, en ese porcentaje, es una quita temeraria que no se pueden arriesgar a aprobar. Además, se cuestiona que los representantes de Coepa puedan votar en Cierval sobre este punto al existir un conflicto de intereses, aunque este supuesto no está regulado en los estatutos de Cierval.

A ello se suma, además, el hecho de que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), acreedor principal de Coepa, haya recurrido en el juzgado en el que se instruye el concurso de acreedores la propuesta de acuerdo presentada por la organización alicantina. El ente dependiente de la Conselleria de Hacienda considera que el convenio propuesto es "objetivamente inviable" porque fía el pago de la deuda a la venta de su centro de oficios, para el que no aporta ninguna oferta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email