X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la familia se reparte 159 millones en dividendos tras vender un 25% a Miura

Los Martinavarro afrontan su diversificación tras ingresar 187 millones

Foto: KIKE TABERNER
6/08/2017 - 

VALÈNCIA. "Ojo a los Martinavarro", advierten cada vez más actores del mercado inmobiliario de la Comunitat Valenciana. "Están mostrado interés por varios proyectos importantes y tienen mucho dinero para gastar", aseguran. El tiempo dirá si finalmente es este u otro sector en el que desembarque la familia de la histórica naranjera castellonense, pero su liquidez sí es ya un hecho comprobable.

Así lo acreditan las cuentas consolidadas del ejercicio 2015/2016 depositadas por la mercantil Agrihold SL, en la que participan las tres ramas de la familia (los Ballester Martinavarro, los Martinavarro Ferrer y los Martinavarro Dealbert).

La memoria anual de la empresa recoge un abultado ingreso de 187 millones de euros por la venta de participaciones de Ebransar (razón social del grupo Martinavarro) y un no menos reseñable reparto de dividendos entre los socios por valor de 159 millones. Tales movimientos se producen tras la venta del 25% del grupo a la firma de capital riesgo Miura Private Equity, que entró en el capital de la compañía junto a "otros inversores institucionales internacionales" con el objetivo de convertir Martinavarro en el líder europeo de los cítricos.

La compleja operación que recoge la memoria de Agrihold parte de una ampliación de capital social de los Martinavarro en la nueva sociedad Ticson Invest, que es ahora la cabecera del holding. Esta consistió en la creación de 18.000.000 acciones en la firma, todas ellas "desembolsadas mediante aportaciones no dinerarias" por la propia Agrihold. La aportación fue de 123.495 participaciones sociales de la sociedad Ebransar valoradas en 36 millones de euros, un paquete que representa el 15,23% de dicha mercantil, matriz del grupo Martinavarro.

Planta citrícola de Martinavarro

A continuación, los Martinavarro (Agrihold) vendieron el resto de sus acciones en Ebransar. "Como consecuencia de la venta del resto de las participaciones que la sociedad ostentaba en dicha mercantil durante el ejercicio, la sociedad recibió un importe de 186.815.525 euros", detalla la memoria de la enseña, que no especifica que dicho importe corresponda a la cantidad aportada por Miura.

Fuentes de la firma de capital riesgo consultadas por Valencia Plaza se limitan a negar que tal cantidad exacta sea la cifra que pagaron para adquirir el 25% de Martinavarro. "La cifra que no es la que invirtieron", afirman, y añaden que "la operación se estructuró a través de varias operaciones" sin concretar el total abonado. "No se pueden comentar las cifras por motivos de confidencialidad", zanjan. 

En cualquier caso, lo que sí es un hecho es la inyección en la sociedad del millonario importe y que el grueso del mismo ya ha sido repartido entre los socios. Así se refleja en las cuentas de la propia Agrihold, que recoge un reparto de dividendos de 159 millones en el pasado ejercicio entre las tres ramas familiares que controlaban el grupo con el 33,3% cada una.

La última memoria de la empresa J Ballester e Hijos SL -la sociedad de los Ballester Martinavarro liderada por Joaquín Ballester Agut- también recoge el cobro de sus correspondientes 53 millones. Marfeco SL (administrada por Enrique Martinavarro Ferrer) y Jomar e Hijos SL (con José Luis Martinavarro Dealbert al frente) todavía no han presentado el balance del pasado ejercicio en el que incluirán el copioso dividendo, una liquidez que mantiene expectante al empresariado valenciano.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email