X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

las fundaciones admiten que fueron improcedentes y pactan indemnizaciones para no ir a juicio

Los primeros despidos de InnDEA y Valencia Crea ya le cuestan 140.000 euros al Ayuntamiento

25/08/2016 - 

VALENCIA. El Ayuntamiento de Valencia ya ha indemnizado a tres extrabajadores de la Fundación InnDEA y Valencia Crea por haberlos despedido de manera improcedente. Como ya avanzó este diario, dos días después de las elecciones generales del 20D, un total de once personas que trabajaban para las fundaciones Valencia Crea –concretamente cinco empleados de Las Naves–, e InnDEA –seis– fueron destituidas. Un hecho derivado del proceso de fusión de ambas fundaciones con el Observatorio Valenciano del Cambio Climático.

Según un comunicado firmado por el propio concejal de Innovación, Jordi Peris, el motivo de los once despidos residía en que ante el proceso de fusión querían buscar una "mayor eficacia conjunta", a lo que el nuevo responsable de la Fundación InnDEA, Rafa Monterde, añadía que estas destituciones formaban parte "del trabajo de optimización de los servicios que ofrecen estas entidades" y admitía la dificultad para comunicar los motivos de los despidos.

El caso fue llevado a los tribunales por las 11 personas que resultaron despedidas –entre ellas la mujer de Alfonso Novo, que ocupaba un cargo en Las Naves desde 2011– y tres de ellas ya han obtenido respuesta sin tan siquiera llegar a celebrarse juicio. Esto es, porque en el acto de conciliación, tanto InnDEA como Valencia Crea reconocieron que dichos empleados habían sido despedidos de manera improcedente.

En concreto, uno de los destituidos de la fundación InnDEA "será indemnizado con 90.000 euros por el Consistorio". En este caso, las fuentes consultadas por Valencia Plaza aseguran que no se ha abonado el importe de manera íntegra ya que se ha optado por "fraccionar los pagos al tratarse de una cantidad elevada de dinero". Por su parte, de la Fundación Valencia Crea, el importe a abonar con dinero público por las dos destituciones suman entre 40 y 50.000 euros.

Las mismas fuentes aseguran que la gravedad del asunto no sólo reside en que se esté reconociendo la improcedencia de los despidos antes de celebrarse los pleitos –lo que conlleva la lectura de que el Ayuntamiento en este caso, "reconoce que de origen no se ha tomado una decisión justa y ahora debe indemnizar con dinero público"-, sino en el posterior proceso de contratación llevado a cabo para cubrir los puestos que quedaron vacantes.

Ninguno de los 655 candidatos que se presentaron al puesto conocía que los técnicos que valorarían sus currículum no tenían vinculación alguna con la Fundación Valencia Crea. La comisión –validada por Peris– estaba compuesta por Monterde y dos jefes de servicio del Ayuntamiento y las entrevistas, decisivas en la mayoría de casos para asignar los puestos de trabajo, eran realizadas únicamente por el actual gerente de la Fundación InnDEA –Monterde–, que actualmente solo tiene capacidad para ejercer en InnDEA pero "no ejerce un cargo en Valencia Crea" porque la fusión de las tres fundaciones no será efectiva hasta septiembre, con lo que su nombramiento como director general de las tres fundaciones todavía no es oficial.

Otros despidos separados por los que el Ayuntamiento también deberá indemnizar 

En algunos de los once despidos se alegó como justificación la baja capacitación de las personas destituidas, concretamente se señalaba a "personas contratadas para el mantenimiento y limpieza de un espacio técnico como Las Naves". Así, una de las tres personas destituidas de Valencia Crea que sigue esperando que se celebre su pleito, formaba parte del personal de limpieza de Las Naves, contaba con un contrato temporal y fue despedida sin esperar a que su contrato finalizase.

Sin embargo,la rapidez de esta decisión choca con otro caso similar en el que sí se optó por esperar a que finalizase la relación laboral. El caso reside en un empleado contratado de manera temporal que en marzo demandó al Ayuntamiento porque no se le reconvirtió su contrato en indefinido tras un año en el puesto como sí habían hecho con otros dos empleados en su misma situación dos semanas atrás. En este caso, Valencia Crea alegó que sus servicios eran prescindibles, no eran necesarios. No obstante, la justificación se diluía en las "horas extras que en numerosas ocasiones tuvo que hacer" la persona despedida y que tan solo dos meses después se contrató a otra persona para que ocupara este puesto, motivo que impulsó al afectado a demandar a la fundación. 

Tampoco en este caso se llegó a celebrar el juicio. La Fundación Valencia Crea reconoció la improcedencia del despido y abonó 1.300 euros de indemnización al demandante. Cabe señalar que, en este caso, el importe de indemnización no fue cuantioso al tratarse de una persona que apenas llevaba un año prestando sus servicios a la fundación. 

Con todo esto, el Ayuntamiento ya se sitúa en la coyuntura de tener que abonar indemnizaciones que superan los 140.000 euros. Compensaciones por despidos improcedentes derivados de las arcas públicas municipales que podrían ir incrementándose a la vista de que se resuelvan los ocho casos que todavía no se han solventado. De momento, según fuentes consultadas por este diario "hay señalamiento de juicios hasta enero". 

Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ
el billete

El polvorín de Las Naves

Mientras Podemos nos recuerda los más de 60 casos de corrupción del PP, en València su partido desdeña un informe de auditoría que debería preocuparle

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email