X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

"la escasez de suelo disparará los precios", advierten

Los promotores cargan contra el PGOU de València: "No nos salen 40.000 viviendas por ninguna parte"

Foto: EVA MÁÑEZ
7/11/2017 - 

VALÈNCIA. Choque entre el Ayuntamiento de València y los promotores valencianos a cuenta del suelo para construir viviendas disponible en la ciudad. El actual consistorio, a través de las alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ha trazado una política restrictiva contra el crecimiento urbanístico hacia nuevos espacios, todo con el objetivo de proteger la huerta y colmatar las actuales áreas consolidadas o en fase de desarrollo. Según sus cálculos, todavía queda suelo en la ciudad para construir 40.000 viviendas. Pero a los promotores no les salen las cuentas.

El equipo de Gobierno culminó el mes pasado el costoso proceso para responder a las más de 22.400 alegaciones presentadas ante la revisión del Plan General de Valencia del año 2010, un trámite que, tras nuevo periodo de 45 días de alegaciones -que discurre en la actualidad-, sentará las bases del Plan de Ordenación Pormenorizada que marque el futuro urbanístico de la capital durante las próximas dos décadas.

Tales alegaciones, como informó este diario, acotan a solo dos zonas el crecimiento de la ciudad de València: el sector de La Punta y el de Benimàmet. Todo mientras se procede a "eliminar del proyecto los crecimientos de la ciudad para usos residenciales previstos a expensas de la ocupación de huerta correspondientes a los sectores de Vera I, Campanar y las inmediaciones de Tavernes Blanques, Alboraia y La Torre (sur)".

El consistorio toma esta decisión con el argumento de que la ciudad cuenta con "la existencia de suelo para construir unas 40.000 nuevas viviendas, las nuevas viviendas que puedan edificarse como resultado de la revisión de la ordenación detallada del PGOU de 1988 y la incorporación al mercado de aproximadamente 60.000 viviendas vacías que existen a partir del Plan Municipal de Rehabilitación". Según las estimaciones del Ayuntamiento, esta suma de 100.000 viviendas garantizaría con holgura la demanda de vivienda de la ciudad por un periodo de 20 años.

De la teoría a la práctica

Pero los promotores niegan la mayor: "No nos salen 40.000 viviendas por ninguna parte", afirma el presidente de la Asociación Provincial de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de Valencia, Antonio Olmedo, preguntado al respecto por Valencia Plaza. Según el dirigente, "una cosa es la teoría y otra la práctica". "Aunque hubiera suelo disponible para esas 40.000 teóricas viviendas habría que ver cuánto suelo listo para construir mañana existe realmente en la ciudad", agrega Olmedo.

Un promotor particular pone un ejemplo para ilustrar el problema. "Yo llevo meses tratando de aunar las voluntades de varios propietarios de un pequeño suelo urbano en una zona consolidada de la ciudad, y puede que ni lo consiga. Pero imagino que ese suelo lo habrá contabilizado el Ayuntamiento entre los solares vacíos en los que tienen que brotar, como por arte de magia, las 40.000 viviendas previstas para los próximos 20 años", relata.

En efecto, fuentes de la concejalía de Desarrollo Urbano sostienen que la cifra de 40.000 nuevas viviendas se ha obtenido tras un estudio detallado que contabiliza los espacios urbanos sin construir de la ciudad, que van desde pequeños solares en los barrios consolidados a zonas más amplias en áreas como Malilla, Patraix, Quatre Carreres, Benimàmet o Moreras, y que la previsión también contempla el desarrollo de las zonas urbanizables de Benimaclet o el Grao.

Pero los promotores advierten que estos cálculos "no están teniendo en cuenta ni el largo proceso que todavía hay que atravesar para construir en las zonas urbanizables de El Grao y Benimaclet ni las largas esperas de más de un año a las que se enfrentan las empresas para la obtención de licencias en en los suelos urbanos". "Con este escenario se produciría una escasez de suelo que dispararía los precios", alerta el presidente de los promotores, opinión a la que se suman grandes recién llegados a la ciudad como Neinor. "La escasez de suelo es el factor que más tensiona los precios", apuntan al respecto fuentes de esta empresa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email