X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista a luis santamaría, presidente de la gestora del pp y diputado autonómico

Luis Santamaría: "La agenda judicial condiciona al PP en Valencia y negarlo sería absurdo"

El secretario general del PPCV en Les Corts y presidente de la gestora de Valencia analiza la situación de partido en la ciudad, los ejes de su formación para el Debate de Política General y su postura frente a la negociación del Consejo Rector de RTVV

11/09/2016 - 

VALENCIA. Sucedió a Serafín Castellano en 2014 cuando Alberto Fabra lo nombró nuevo consejero de Gobernación y Justicia para, un año más tarde, situarse en la bancada de la oposición. Nacido en la localidad valenciana de Albuixec (1969), Luis Santamaría cuenta con una larga trayectoria profesional. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y funcionario del Cuerpo Superior de administraciones Civiles del Estado ha sido director general en el Ministerio de Trabajo y subdelegado del Gobierno en Valencia.

El pasado 19 de febrero, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, le encomendó dirigir la reconstrucción del partido local poniéndole a la cabeza de la gestora del PP tras el desmantelamiento orgánico que sufrió el grupo municipal derivado de la operación Taula. Actualmente, como diputado autonómico pertenece a la Comisión parlamentaria de Radiotelevisión Valenciana y Espacio Audiovisual.

-¿Cómo se está ultimando en el PPCV el Debate de Política General? 

-Estamos analizando los últimos meses de gestión de Ximo Puig y Mónica Oltra al frente de la Generalitat, que son preocupantes desde el punto de vista de la gestión. Muy poca gestión, mucho sectarismo, poco trabajo, mucho mestizaje... Ese será el eje fundamental del debate.

-Después de las elecciones del 26J el PP ganó dos diputados la Comunitat. ¿Cree que el liderazgo de Isabel Bonig ha salido reforzado defintivamente después de las elecciones?

-Sí, indudablemente. Isabel salió reforzada de esas elecciones porque está haciendo un buen trabajo y porque es la presidenta que los militantes queremos para nuestro partido. Una persona con unas fuertes convicciones, que no se muerde la lengua y que también sabe reconocer sus errores. Estamos en un momento en el que el Partido Popular necesita mirar hacia dentro, recuperar el alma, lo que significa recordar todas aquellas cosas por las que peleamos: la libertad de creencias, libertad de mercados, etc. Y es lo en lo que Isabel está trabajando.

-¿Cree que para el próximo congreso regional Isabel Bonig debería intentar que se celebrara sí o sí un proceso de primarias para salir más legitimada?

-Sí, además en eso ha insistido Isabel en todo momento. Es una mujer de palabra y lo que dice lo cumple. De cualquier manera, ahora lo que no quisiera es dar la sensación de que en el Partido Popular estamos preocupados por temas de congresos: el tema principal que nos ocupa ahora es la gobernabilidad de España. Lo que necesita este país es tener un gobierno. Pero lo que está sucediendo es que se está librando una batalla por ver quién es la fuerza hegemónica de izquierda. Primero parecía que iba a ser Podemos en el 26J, que iba a dar un sorpasso, y ahora que el señor Sánchez se ve fuerte lo que quiere es abocarnos a unas terceras elecciones para que el liderazgo de la izquierda recaiga sobre el partido socialista. Y eso no puede ser.

-Como presidente de la gestora, ¿ha percibido en los distritos y en los militantes una mayor movilización?

-El partido popular en la ciudad de Valencia siempre ha funcionado muy bien. Siempre ha sido una ciudad en la que los resultados del partido han sido espectaculares. Y luego en las últimas elecciones hicimos una campaña electoral con la que estoy muy contento. La gente se ha volcado, ha participado, más allá de los problemas internos que indudablemente tenemos. Pero somos un partido responsable. Cuando hay una cuestión de interés nacional encima de la mesa, apetezca más o apetezca menos, nos ponemos manos a la obra para defender las ideas en las que creemos. Eso es lo que sucedió el 26J y lo que sucedió en el 20D, y si hay terceras elecciones, lo que volverá a suceder.

-¿Cuál va a ser su labor exacta hasta que se celebre el congreso local en el que se elija a un nuevo presidente?

-A mi se me encarga la dirección de la gestora, que tiene una función que es dirigir temporalmente una situación excepcional que indudablemente no nos gustaría que se hubiera producido. Mientras tanto, lo que estamos haciendo es el trabajo interno del partido: adecuar las estructuras, mantenimiento de la vida orgánica diaria, lo que se está haciendo en cuanto a participación en las juntas de distrito, organizar la campaña electoral…

-¿Podría ser candidato al Ayuntamiento de Valencia en 2019?

-Creo que en estos momentos el proyecto está muy por encima de las personas. Nosotros nos debemos a las ideas que defendemos y de momento lo que necesitamos es ser capaces de superar una situación complicada.

-¿Qué le supone estar presidiendo la gestora aparte de la política autonómica?

-A veces esto es un trabajo de horas. Te levantas a las 7 de la mañana, trabajas para el partido, compaginas el trabajo con las Cortes. La política es un veneno que se lleva dentro y prácticamente estás todo el día dándole vueltas. Una parte muy importante de mi tiempo se lo lleva la gestora, pero si no se lo llevara la gestora, se lo llevaría otra cosa.  

-¿Le está suponiendo muchos dolores de cabeza?

-Bueno, es una situación difícil, con mucha presión mediática y creo que si lo negara estaría faltando a la verdad. Además, se producen muchos juicios mediáticos que a veces no son justos, con situaciones prejuzgadas de antemano… 

-¿Condiciona la agenda judicial la acción política del PP en el caso de Valencia?

-Claro. Negarlo sería absurdo. Claro que la agenda judicial condiciona la actividad política diaria, pero lo que intentamos es que no impida que podamos tener una acción política. Y ese es el gran logro que está teniendo Isabel Bonig. Uno de los grandes méritos que ha conseguido nuestra presidenta es que mucha gente pensaba que el PP iba a desaparecer y no ha sido así. Después del 25 de mayo del año pasado aquí estamos: reconstruyéndonos, reinventándonos.

-¿Cuándo tomará Génova medidas respecto a la situación de los concejales de Valencia?

-Génova tiene una situación complicada. En este país se condena a la gente muchas veces cuando ni siquiera está investigada y se pide asunción de responsabilidades cuando ni siquiera nos paramos a preguntarnos dónde queda en esta situación la presunción de inocencia. Yo recuerdo el último debate de los candidatos a la presidencia antes de las elecciones del 26J en el que se le preguntó al señor Pablo Iglesias cuándo debía dimitir un cargo. Y dijo que en el momento de apertura de juicio oral. De momento en todo el caso del PP de Valencia no se ha decretado apertura de juicio oral. ¿Por qué se nos exige ese rigor…?

-En este caso, porque fue Isabel Bonig quien lo exigió respecto a los ediles, pidiéndoles el acta… ¿No tiene ningún input temporal que especifique que de aquí a, por ejemplo, dos meses se resolverá este tema?

-Lo principal ahora es la gobernabilidad de España. Ahora debe de estar todo supeditado a que se forme un gobierno en España por el bien de los españoles, porque hay cosas que como nación debemos llevar para adelante. Las cuestiones internas, las cuestiones orgánicas, las condiciones personales, todo esto debe estar supeditado a lo otro.

-Pero el PP de alguna manera acusa la situación en el Ayuntamiento. Es un partido importante en la ciudad y ante el gobierno de un tripartito, el PP debería estar liberado de toda presión para hacer oposición…

-A mi me preocupa mucho más España que el PP. No es que el PP no me preocupe, pero Valencia ciudad no podrá funcionar bien si el conjunto de España no puede funcionar bien. Lo que hay que hacer es sentar las bases para que funcione bien España y luego ya funcionará bien la Comunidad Valenciana, Valencia y a partir de ahí nos preocuparemos más por los problemas internos.

-¿No ha hablado entonces con los suplentes que asumirían el acta si los ediles ahora investigados terminan abandonando su puesto?

-No, no. En política suceden tantos acontecimientos que ya tenemos bastante con lidiar con los que efectivamente se producen como para entrar a valorar futuribles o atender a rumores. Nosotros intentamos mantener una acción política en la ciudad.

-En cuanto al gobierno autonómico, ¿qué es lo que menos está funcionando a su juicio?

-Creo que la relación existente entre las fuerzas políticas no es una relación sana… Hay muchísimas deslealtades entre ellos y la política del mestizaje no funciona, lo que está llevando al colapso de la Administración. Pienso que la gestión a este gobierno le viene dos tallas grandes y aunque sea ingrata y difícil, para eso le pagan los ciudadanos. Y el otro talón de Aquiles del actual Consell es el sectarismo. La primera responsabilidad de un dirigente político es no generar problemas donde no los hay, que es lo que está haciendo este gobierno. Por ejemplo, no había ningún problema con la escuela concertada y ese sectarismo es el que está generando una enorme distancia entre el gobierno y la gente.

-Este jueves Marcos Benavent a la salida del juzgado dijo que Vicente Betoret probablemente conociera las contrataciones irregulares porque "estaba en la cocina de muchas cosas". ¿Ha hablado con él o sabe si Isabel Bonig lo ha hecho?

-Creo que no podemos hacer que la actividad mediática, las declaraciones o la acción política se base en conjeturas… La honorabilidad de las personas no me cabe duda que está fuera de toda duda. Y no me cabe duda de la honorabilidad de Betoret. Con respecto a las personas que están dentro de los procesos judiciales nosotros pedimos que se deriven las responsabilidades cuanto antes mejor, porque no hay nadie más interesado en que se desvincule al PP de la palabra corrupción que los propios militantes, dirigentes y votantes del PP. 

-¿Cree que Mari Carmen Contelles podría llegar a presidenta provincial si la situación de Betoret se complica?

-Mi presidente provincial es Vicente Betoret y creo que lo seguirá siendo.

-¿Cómo valora el veto que mantienen algunos partidos a Maite Fernández, propuesta por el PP para el Consejo Rector de la nueva RTVV? 

-Me parece inadmisible, pero no por Maite. La Constitución Española prohíbe los tribunales de excepción y los tribunales de honor. Si alguien consideraba que Maite Fernández tuvo un comportamiento incorrecto en relación con el tratamiento informativo de la noticia del accidente del metro, que la hubieran llevado a la comisión de investigación. Esa comisión citó a quien quiso y no citó a Maite Fernández. ¿Y ahora resulta que está inhabilitada para ese tema?

-¿Tenéis una buena sintonía con Ciudadanos en este aspecto?

-Yo creo que el tema está mal planteado porque ¿quién tiene la obligación de buscar un consenso? El gobierno del Botánico. Son ellos quienes tienen que generar un marco para alcanzar un consenso.

-¿Vetará el PP al candidato a presidente si no se admite a Maite Fernández en el Consejo Rector?

-No sé como están las negociaciones, pero mi presidenta dijo que le parecía bien el candidato. Esa es la voluntad de diálogo y consenso que ofrece el PP. Yo recuerdo a Rosa Peris diciendo que ya se había terminado altos cargos para la RTVV que hubieran sido altos cargos en gobiernos autonómicos. Ahora el PSOE nos presenta uno que ha sido alto cargo en su gobierno. A nosotros nos parece bien, pero eso también conviene recordarlo.  

-¿No hay posibilidad de desistir con Maite Fernández?

-Yo mi opinión personal es que no hay ninguna posibilidad de que en este país y en esta comunidad funcionen los tribunales de honor. Si tuvo alguna responsabilidad política que la incapacita para estar en ese puesto se le debía haber exigido en la Comisión de Investigación del metro donde no fue convocada.

-¿Preferiríais que Compromís desistiera con Rafa Xambó?

-A nosotros Xambó es un candidato que no nos gusta pero respetamos la decisión de Compromís siempre que se respete la nuestra, claro.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email