X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el coordinador general apadrina la gestora en la que entra catalá

Maíllo (PP), harto: "Se acabó la campaña electoral en Valencia y si alguien sigue tomaremos medidas"

29/06/2017 - 

VALÈNCIA. El Comité Ejecutivo Regional (CER) del PPCV se reunió en la tarde de este miércoles para aprobar la gestora que dirigirá el partido en la provincia de Valencia hasta la celebración del congreso que quedó bloqueado por el enfrentamiento entre el actual presidente, Vicente Betoret, y la aspirante al cargo y portavoz de la Diputación, Mari Carmen Contelles.

Un encuentro que presidió el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, flanqueado por la líder regional, Isabel Bonig, y su número dos, Eva Ortiz. Precisamente el responsable nacional conoce de cerca el conflicto que se ha atravesado en Valencia dado que le ha causado no pocos quebraderos de cabeza e incluso más de una reunión en Madrid que ha resultado infructuosa.

Posiblemente por ello, el dirigente con despacho en la calle Génova fue extremadamente claro, según recalcaron fuentes populares del comité, acerca de la hoja de ruta a llevar a cabo en el PP provincial: "Se acabó la campaña electoral y si alguien hace actos Rubén Moreno -presidente de la gestora- tiene la orden de tomar medidas contundentes", subrayó Maíllo en una intervención que nadie osó replicar en el turno para tomar la palabra del comité.

Ortiz, Maíllo y Bonig antes de iniciarse el comité. Foto: KIKE TABERNER

El coordinador general, quien se mostró firme durante su exposición, aseguró que en el futuro habrá un congreso: "Aquí se votará y se elegirá cuando se calmen los ánimos", afirmó, si bien insistió en que no quiere que los hasta ahora precandidatos u otros aspirantes se dediquen a promover ningún tipo de movilizaciones, redes sociales incluidas. "Ahora todos detrás de Rubén (Moreno) hasta que se convoque el congreso", sentenció el dirigente popular, quien recordó que una gestora tiene las mismas competencias que una dirección provincial para tomar medidas si se contradice el mandato de Madrid. 

Catalá, el perfil más destacado en la gestora

En la cita de este miércoles, se dieron a conocer los cuatro nombres que acompañan al diputado nacional Rubén Moreno, que preside el órgano tal y como se anunció días atrás. Así, la exconsellera y diputada María José Catalá, el senador Antonio Clemente, la parlamentaria autonómica Blanca Garrigues y el funcionario y exalto cargo Juan Giner completan el equipo de cinco que deberá conducir al partido en la provincia de Valencia hasta el próximo congreso.

Tras el absoluto desacuerdo entre ambas partes para siquiera alcanzar un pacto para el Comité Organizador del Congreso (COC), la dirección nacional del partido decidió imponer una gestora a la que Betoret accedió con la condición de que el congreso se celebrara tras el verano y no se prolongara la situación de interinidad más de lo necesario.

La exconsellera y diputada María José Catalá formará parte de la gestora. Foto: EVA MÁÑEZ

El perfil probablemente más destacado de los elegidos es el de Catalá, que en otro tiempo sonó para dirigir el PPCV al mismo tiempo que otros apostaban por la propia Bonig. En esta línea, distintas fuentes próximas a la dirección regional y a la candidatura de Contelles ya mostraron en privado sus dudas cuando empezó a sonar su nombre días atrás incluso para presidir la gestora provincial, dado que en ciertos sectores del partido siempre se la ha señalado como una de las dirigentes con capacidad para hacer sombra a la propia líder. Sin embargo, la exconsellera tendrá finalmente un hueco en el órgano provisional, que fue elegido por unanimidad en la sesión, y cuyos miembros han sido pactados -según señalan distintas fuentes- entre la dirección regional y nacional.

Por otro lado, Betoret no asistió a la cita, según su entorno, tras acordarlo con Maíllo para contribuir a "rebajar la tensión" de cara a un futuro congreso. No obstante, una de las peleas sin duda será cuál es la fecha para el cónclave: desde este sector rechazan la posibilidad de que puedan pasar por delante otros procesos como los comarcales y los locales, pero la dirección de Bonig no se muestra reacia a que pueda alterarse el orden. En cualquier caso, según apuntaban a este diario fuentes populares, los miembros elegidos para el órgano no invitan a pensar que pueda alargarse en demasía la convocatoria puesto que todos ellos tienen otras funciones específicas que atender en otras áreas de responsabilidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email