X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el ayuntamiento procura que la repercusión sea la menor

No hay vuelta atrás: València considera “inviable” revertir la ZAL

Foto: KIKE TABERNER.
29/09/2017 - 

VALÈNCIA. “El punto en el que está es inviable revertir”. La portavoz de València En Comú y teniente alcalde del Ayuntamiento de València, María Oliver, expresó este viernes su convencimiento de que no hay vuelta atrás con la ZAL. Pese a su postura abiertamente contraria al proyecto, Oliver admitió a la conclusión de la Junta de Govern que el proyecto, que cuenta ya con el visto bueno de la Unión Europea, no se puede tumbar y devolver los terrenos logísticos para la huerta.

Esta semana representantes de 40 asociaciones vecinales en defensa del territorio y ecologistas, agrupadas en la plataforma Horta és Futur - No a la Zal, entregaron sus alegaciones contra el proyecto que se ubicará en La Punta. Las asociaciones rechazan este proyecto y han preparado una campaña para los próximos meses con el objetivo de paralizarlo y “recuperar este espacio estratégico para la ciudad”.

El plan ya fue declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana en 2013 y por el Tribunal Supremo en 2015. Ahora, tras introducir los cambios reclamados por la Justicia, la Autoridad Portuaria ha rescatado el proyecto con un nuevo plan, avalado por el Ayuntamiento de Valencia y la Conselleria de Obras Públicas y Vertebración del Territorio, y se espera que en un año esté en marcha.

Desde Horta és futur recordaron que la ZAL supuso en su momento el derribo de un centenar de alquerías y la destrucción de alrededor de 770.000 m2 de suelo agrícola protegido, en un proceso en el que se ejerció “una gran violencia contra sus legítimos habitantes, que tuvieron que marchar por la fuerza de sus casas”. La plataforma ha reivindicado que se desarrolle un proceso de participación para revertir los 772.961 metros cuadrados donde proyecta asentarse la ZAL en huerta productiva y espacios naturales. Las asociaciones de la plataforma consideran una “burla a la ciudadanía y a la sentencia del TS la presentación de este nuevo plan, calcado del anterior a excepción de un carril bici que atravesará el polo industrial portuario”, aseguraron.

No la apoyaron

María Oliver recordó este viernes que desde ninguno de los partidos que conforman la coalición de gobierno del consistorio (Compromís, PSPV y VeC) se consideró en su momento que la ZAL fuera un proyecto “preciso”, además de que criticaron que afectara a suelo protegido. Así, quiso dejar claro que siempre apoyaron las iniciativas populares por recuperar un terreno “de un gran valor”. Sin embargo comentó que ahora “en el punto en el que está la reversión no es viable”.

Eso, empero, no implica que se esté buscando una menor repercusión en la zona que la que tenía el proyecto inicial. Éste, dijo, “tenía una repercusión muy fuerte en todo el entorno”. “Ahora lo que estamos intentando es fijar una serie de puntos por los cuales la actuación que se vaya a hacer sea lo mínima posible”, agregó, “para garantizar el uso de refuerzo al Puerto y que el impacto sobre la huerta sea controlado”. Es ahí donde entrarían soluciones que se han planteado como la construcción de una especie de fachada natural de árboles y vegetación que separará la ZAL de las zonas de población de La Punta.

Las propuestas, a la Conselleria

El documento aprobado este viernes con las propuestas municipales se ha trasladado a la Dirección General de Obras Públicas, Transportes y Movilidad de la Consejería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio para que sean incorporadas al Plan Especial. Tal y como detalla el Ayuntamiento en un comunicado, el Govern de la Nau propone que el planeamiento garantice un mayor control del impacto paisajístico de las edificaciones industriales que bordean la ZAL; justo aquellas que entran en contacto con las zonas de huerta y las viviendas. También se apuesta por mejorar el espacio de transición entre estas viviendas y la zona logística con el objetivo de respetar la calidad ambiental en la zona residencial. Unas intervenciones que también intentan suavizar la actuación logística que se encuentra más en contacto con la huerta. Además de esto, el gobierno municipal propone proteger y rehabilitar las edificaciones patrimoniales ya existentes, a las cuales el Ayuntamiento les tendrá que dar un uso determinado.

Por otro lado, la Junta de Gobierno Local también ha aprobado instar la incorporación al Plan Especial de toda una serie de nuevos viarios verdes que mejorarán la accesibilidad y el impacto paisajístico en la zona. Así, propone desarrollar un corredor verde Norte-Sur, mediante vegetación autóctona, que incorporará dos actuaciones. En primer lugar, una intervención sobre el carril bici que discurre en paralelo a la CV-500, entre la rotonda situada al sur del puente del Assut de l’Or y la desembocadura del nuevo cauce del Túria. Y en segundo lugar, un incremento de la anchura del corredor a su paso por la ZAL, con un mínimo de entre 10 y 15 metros, donde se integrará el nuevo corredor y el brazal de la acequia de Rovella. Se pide conectar mediante un nuevo tramo de carril bici el trazado ya existente y el futuro Parque de Desembocadura previsto en Natzaret. También se quiere garantizar la accesibilidad de la población al área de Reserva Patrimonial de la ZAL, e implantar todas las medidas correctoras necesarias de impacto en la zona que separa las viviendas de la zona logística. A todo esto se añadirá un nuevo recorrido no motorizado que conecte la avenida Jesús Morante Borràs con el puente de la Carrera del Riu, sin descartar que la avenida antes citada pueda prolongarse, al menos para el tráfico no motorizado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email