X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al vicesecretario general del pspv

Manolo Mata: "No me parecería muy sensato volver a intentar optar a la Alcaldía ahora"

30/10/2017 - 

VALÈNCIA. Manolo Mata (València, 1959) ha sido una de las caras visibles durante años de la corriente Izquierda Socialista. En la ciudad de València, donde ha desarrollado parte de su carrera política, planteó batalla al oficialista Joan Calabuig en 2010 para convertirse en candidato a la Alcaldía. 159 votos lo impidieron. También dio un paso adelante para optar al liderazgo del partido en el congreso de 2012, cónclave en el que se alzó con el triunfo el ahora president de la Generalitat, Ximo Puig

Mata se puso del lado de Pedro Sánchez en el proceso de primarias federales e, incluso, presentó su dimisión como portavoz por el derrocamiento del secretario general del PSOE. Puig no la aceptó. Y todo, cuando ambos se ubicaron en bandos distintos y votaron diferente en el Comité Federal que validó la abstención en favor de Mariano Rajoy

Pese a estas posturas opuestas, el actual portavoz del PSPV en Les Corts hizo campaña de forma muy activa por Puig en las primarias de los valencianos el pasado mes de junio. Un trabajo que el president le reconoció con el cargo de vicesecretario del partido. Ahora, con el proceso provincial en marcha apoya la candidatura de la diputada Mercedes Caballero. Valencia Plaza habla con él sobre la situación orgánica actual del socialismo valenciano. 

[Primera parte: Manolo Mata: "Es imposible que el SDDR pueda aplicarse antes de 2019"]

Manolo Mata a las puertas de Les Corts. Foto: ESTRELLA JOVER

-¿Considera positiva la retirada del presidente de la Diputación de València, Jorge Rodríguez, para aspirar a la secretaria provincial del PSPV?
-Lo que es muy positivo es que no haya candidaturas que se puedan identificar como 'ximismo' y 'sanchismo'; porque yo no estoy con los "–ismos". A mí me gustaría que en la provincia de Valencia hubiera solo una candidatura. Desde luego, cualquier militante se puede presentar. Está muy bien que la gente decida en primarias, pero creo que en el momento político en el que estamos, a mí me gustaría que se presentara una candidatura. La persona que se ha presentado ya, Mercedes (Caballero) es una persona que conozco desde hace 30 años y que está haciendo una gran labor en el parlamento. Creo que puede hacerlo muy bien.

-¿También apuesta por que se imponga una candidatura de consenso en las tres provincias?
-La gente en los poderes orgánicos quiere tener representación, participación, y hay amagos de si no se quién se presenta. Ahora bien, nosotros debemos ser capaces de articular algo que esté comprometido con el proyecto que salió del último congreso en el que Ximo Puig obtuvo el respaldo de los compañeros y compañeras y conformó una Ejecutiva de mucha gente; plural y en la que todos tienen asignadas funciones. Deberíamos seguir por esa vía para ganar en 2019.

-Usted se posicionó del lado de Pedro Sánchez en el proceso federal y del lado de Puig en el valenciano. ¿Cree que las relaciones entre los dos dirigentes han mejorado?
-Yo fui muy crítico con el Pedro Sánchez que cesó a Tomás Gómez o con algunas decisiones que tomó cuando fue secretario general, pero cuando él se presentó lo hizo con un programa político con el que yo estaba en absoluta sintonía. A su vez, se presentaba otra candidata con la que no tenía ninguna sintonía. Aquella fue una apuesta personal y estoy contentísimo de que ganara Pedro Sánchez. Después, como yo vivía el día a día del Botánico y estoy en el día a día de las decisiones y contento con lo que estamos haciendo, apoyé a Ximo Puig. Y ahora estoy con Mercedes.

Mata durante la entrevista. Foto: ESTRELLA JOVER

-¿No tensó la relaciones que Puig fuera uno de los 17 que dimitieron de la Ejecutiva?
-En aquel momento se tensaron mucho las relaciones. Seguro se tensaron más en la campaña de las primarias. Pero una vez hay un resultado –que es que un responsable, un dirigente, se posicione– no se puede actuar contra lo que hayan decidido sus militantes. Sánchez y Puig son personas muy responsables. Y están haciendo un esfuerzo para mejorar unas relaciones, que son cordiales y normales.

-Los cambios en presidencia, con el fichaje del exsecretario autonómico y hasta ahora diputado en el Congreso, Julián López, ¿muestra que habían carencias en la cocina del president Puig?
-Soy un fan del ala oeste. El ala oeste necesita muchos encajes, y lo que te va demostrando la realidad es el trabajo cotidiano. Ten en cuenta que la gente hace años enviaba cartas al Palau, ahora envían mails. Hay que dar respuesta, y la respuesta ¿cuál es? Tener una cocina política que marque una estrategia muy definida. Allí hay gente buenísima, pero si creen que deben reforzar el área estratégica, los mensajes del presidente, y más, que lo hagan. El ala oeste necesita reforzarse con calidad, juventud, aire fresco… es una apuesta que quieren hacer, es su ámbito y yo no me meto.

-¿Se ve en el futuro en otro cargo como candidato a la Alcaldía?
-Soy la persona más feliz del mundo. Esto lo vivo con pasión y me divierte. El día que deje de divertirme seguramente no estaré. Fui concejal hace 25 años, luego un año diputado, ahora ya llevo dos, con lo que estoy batiendo mi propio récord y estoy muy a gusto. Nunca me planteo otras cosas, porque la vida en esto es muy accidental. València para mí es una pasión absoluta, intenté ser candidato y los militantes no quisieron. Por lo tanto, no me parecería muy sensato volver a intentar optar a la Alcaldía ahora.

Mata en el patio ficus de Les Corts. Foto: ESTRELLA JOVER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email