X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de febrero y se habla de Selecta ere encuesta electoral financiación autonómica
GRUPO PLAZA

se presenta como candidata de la experiencia y renovación

Mestre anuncia “una universidad de las personas” 

Foto: KIKE TABERNER
31/01/2018 - 

FOTOGALERÍA. Fotos: KIKE TABERNER

VALÈNCIA. Micrófonos de corbata. Una pantalla donde se podía ver la home de la web creada para la ocasión. Una palabra sobreimpresa, ‘canvi’. Y el salón de actos del edificio del rectorado lleno de asistentes que aplaudían a cada nombre que se citaba. La presentación de la candidatura a rectora de la Universitat de València de Mavi Mestre fue todo una exhibición de fuerza, en la que reivindicó su programa para suceder a Esteban Morcillo

Con referencias a “romper techos” en clara mención al hecho de que si Mestre gana será la primera rectora de la historia de la Universitat en sus 500 años, la actual vicerrectora de Ordenación Académica, Profesorado y Sostenibilidad dio a conocer su candidatura. En ella, siete hombres y cinco mujeres, incluyendo a la propia Mestre. Repiten al menos cuatro miembros del equipo de Morcillo, cinco con Mestre. Pese a ello la candidata no tuvo ambages en hablar de “transformación”, al tiempo que la pantalla del ordenador repetía en scroll la palabra cambio.

Mestre aseguró que ofrecía “una candidatura sin conformismos, con ilusión, experiencia de conocimiento de la Universitat, interés por la transformación y con trayectoria contrastada”. “Me presento por primera vez, con un equipo con diferentes sensibilidades, un equipo paritario. No es un equipo improvisado, sino que es un equipo con experiencia y conocimiento de la Universitat” aseveró, incidiendo en el aspecto más innegable de su candidatura: su dominio de las interioridades de la institución.

Hizo un amago de autocrítica y no le dolieron prendas reconocer que habían hecho “menos” de lo que hubieran querido hacer, si bien antes afirmó que habían hecho “más” de lo que podían. Así aludió a los “techos” que habían tenido que romper estos ocho años de gobierno de Morcillo, entre los que citó la tasa de reposición, la subida de las tasas para los estudiantes y la limitación de plantilla impuesta por las políticas de austeridad.

Veterinaria por fin pública

Realista hasta el pragmatismo, Mestre defendió su apuesta por una “universidad pública, valenciana y de calidad, pero también solidaria e internacional, puntera en investigación e innovación, radicada en nuestra tierra, una Universitat con valores”. Con menciones a la conciliación y a la palabra deber, Mestre, que hizo todo su discurso en valenciano, aseguró que querían “una universidad de las personas”, una universidad que “tiene que trabajar” por la sociedad y en la que, entre sus grandes novedades, se encontraría poner en marcha Veterinaria.

Para ello avanzó que habían diseñado un programa que piensa en todos los miembros de la comunidad universitaria, desde el estudiantado al Personal de Administración y Servicios (PAS) y al Personal Docente e Investigador (PDI). Sobre los primeros, prometió que se les mejorarán las becas y se bajarán las tasas “cuando sea posible”, a la vez que se incrementará la representación en los órganos de gobierno. Respecto al personal en sentido estricto, anunció que haría efectiva la implantación del complemento de la carrera profesional, se avanzaría en la promoción de la plantilla y se limitaría el proceso de externalización de servicios. Y, finalmente, a los docentes, en caso de ganar ella, las adelantó que contarían con un planplurianual (cuatro años) “que permita avanzarse a los problemas (temporalidad, envejecimiento) y mejorar los posibles desequilibrios”.

Igualmente adelantó una parte de la solución al problema del profesorado asociado dentro de la negociación del convenio colectivo de las universidades públicas valencianas, donde se desarrollará la figura del profesor contratado sustituto que ya se aplica en otras comunidades autónomas y  que permitirá cubrir las bajas o reducciones de jornada del profesorado. Aún así advirtió que existen al menos tres tipos de profesorado asociado y que sólo uno de estos tres tipos, los que realmente cubren bajas o reducciones de jornada, podrán ser incluidos en esta figura.

Los nombres de su equipo

Mestre, quien insistió varias veces en que no habría emprendido jamás esta aventura en solitario, presentó a su equipo uno a uno, todos recibidos con aplausos, en una coreografía medida hasta el último detalle. La primera en salir al estrado fue la candidata a Secretaria General, María Elena Olmos, actual decana de la Facultad de Derecho. Tras ella, la actual Vicerrectora de Estudios y Política Lingüística, Isabel Vázquez, a la que propone para el mismo cargo. La tercera en acompañarle fue también una mujer, la profesora de la Facultad de Farmacia Adela Valero a la que propone para el Vicerrectorado de Empleo y Programas Formativos. 

Entre los que se incorporarán al gobierno de la universidad, el actual decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Ernest Cano, propuesto para Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado; el profesor de Medicina Carlos Hermenegildo, al que se le encomendaría el Vicerrectorado de Investigación; la profesora de Ciencias Biológicas María Dolores Real a la que se le ha ofrecido Innovación y Transferencia; el actual decano de la Facultad de Filología, Carles Padilla, al que se propone como Vicerrector de Internacionalización y Cooperación; y Joaquín Aldás, vicedecano de la Facultad de Economía, al que se le encargaría el Vicerrectorado de Estrategia, Calidad y Tecnologías de la Información. 

Entre los que repetirían el vicerrector de Economía e Infraestructuras, Juan Luís Gandía, aunque trasvasaría el área de Tecnologías de la Información a su compañero Joaquín Aldás; así como los presentes vicerrectores Jorge Hermosilla,en Proyección Territorial y Sociedad, y Antonio Ariño, en Cultura y Deporte, que mantendrían sus puestos. Cerraría el equipo la incorporación de la profesora de Derecho, Elena Martínez, quien gestionaría el Vicerrectorado de Igualdad, Diversidad y Sostenibilidad, de nueva creación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email