X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

casi ocho veces más que en 2016

Pánico entre las sicavs: el ritmo de cierres es de dos al día en lo que va de año

24/03/2017 - 

VALÈNCIA. Que las sicavs están en el punto de mira de los políticos no es noticia pero sí lo es que estas sociedades de inversión de capital variable han intensificado -y de qué manera- sus cierres en lo que va de ejercicio, tal y como lo constató ayer este diario de la base de datos pública de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y los números no dejan lugar a las dudas: cada dos días se cierra una sicav. Bien liquidándose o bien fusionándose con otra o con un fondo de inversión.

Concretamente han sido 145 las sociedades enfocadas a los grandes patrimonios -pero del que participan los pequeños al cotizar prácticamente su totalidad en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)- las que han bajado la persiana en estos 75 días de 2017. Una cifra que contrasta con las 19 que echaron el cierre el pasado ejercicio en el mismo periodo de tiempo, según los mismos datos consultados por Valencia Plaza.

Alustream tiene el honor de haber sido la única sicav en recibir el alta pertinente por parte del organismo supervisor en lo que va de este año. Fue el pasado 27 de enero, cuando esta sociedad gestionada por CaixaBank, depositada en Cecabank, domiciliada en Barcelona y presidida por Ignasi Amat Garriga fue debidamente registrada. Una única alta frente a las 14 que tuvieron lugar en el mismo periodo del pasadado ejercicio, lo que deja bien a las claras de la situación por la que atraviesan las sicavs en España.

Para Raúl Aznar, socio director de Aznar Patrimonio, dos son los factores que están detrás de esta auténtica criba: "la exposición pública y el nivel de gasto económico". Tan claro lo tiene este emprendedor valenciano, que también tiene EAFI propia, que actualmente "no tenemos ningún cliente con sicavs". A su juicio hay un "incierto futuro", mientras no le duelen prendas en manifestar públicamente que "la clase política ha conseguido el objetivo perseguido: meter miedo".  Y no le falta razón.

Un dato poco representativo

Desde otra EAFI valenciana, Buy & Hold, su director comercial Miquel Boix apunta que no consideran "que sea un dato lo suficientemente representativo para sacar una conclusión clara, en torno al 4% del total". Sin embargo, tiene claro que "no hay que perder de vista que un gran número desaparecen como resultado de procesos de fusión con otras IIC como es normal en un momento de mayor concentración como el que estamos viviendo en el sector financiero". 

En la misma línea, se pronuncia que "con la aplicación de MiFID II en 2018 en el asesoramiento se va generando una cultura de transparencia y eficiencia en costes que esperamos se traduzca en beneficios directos para el inversor particular".


Desde la ilicitana Gesem AV, la única agencia de valores de la Comunitat Valenciana, su director general Sergio Serrano apunta que "se trata de una situación previsible ante la incertidumbre regulatoria y fiscal entorno a las sicavs. En el último año y medio la creación de las mismas se ha detenido totalmente". A su juicio son tres las opciones que tienen los tenedores de estas sociedades ante la incertidumbre reinante: 

  • En primer lugar "no hacer nada y permanecer a la espera de que finalmente no se produzca ninguna modificación sustancial o de que en caso de que se produzca tenga un periodo transitorio que permita adaptarse a la nueva situación de forma sencilla".
  • En segundo "fusionarse con algún fondo de inversión, lo cual es posible siempre que dicha transformación venga justificada por motivos económicos y no fiscales".
  • Y en tercero "disolverse, que en mi opinión es la opción menos aconsejable ya que es como asumir directamente que el cambio normativo que se produzca iba a hacer obligatoria dicha disolución sin dejar la opción a que finalmente o bien no se produzca ninguna modificación o en caso de producirse no sea tan profunda como para dejar de hacer interesante la figura de las sicavs. La opción de la disolución siempre está ahí y entendemos que no va a ser en mejores condiciones por hacerlo antes de que se pueda producir ningún cambio".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email