X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LIBRO BIOGRÁFICO

Pero quién era Pablo Iglesias

'Biografía política urgente de Pablo Iglesias' recorre los virajes políticos del fundador de Podemos y la gestación de un proyecto que, según el autor, "ya piensa en largo"

14/12/2015 - 

VALENCIA. La irrupción de Podemos a principios del año pasado, parece que fue hace cinco, revolucionó las encuestas, las redes sociales y a la población. Llegó un momento en que si en un bar no surgía una conversación sobre Podemos es que te hallabas en compañía de extranjeros, o seres de otro planeta. El fenómeno, como ocurre siempre, llenó las tiendas de libros, igual que ha ocurrido en los últimos meses con el auge de Ciudadanos. De todos los aparecidos, escogemos la 'Biografía política urgente' del periodista Iván Gil, al que no se conocen filias o fobias previas a la edición del trabajo. 

Un trabajo que, por otra parte, es extremadamente volátil. Lo que se decía del partido de Pablo Iglesias hace seis meses ya no vale para hoy. Todos los análisis se caen por la vertiginosa sucesión de acontecimientos. Así lo entiende también el propio autor: "Se sabía que el ciclo político estaba acelerado, pero en el caso de Podemos su último año ha sido casi una vida en comparación con el resto de formaciones. Según Pablo Iglesias, se ha pasado de ser la 'expresión de la indignación a una alternativa de Gobierno', con todo lo que ello conlleva respecto a la moderación discursiva y programática. Por el camino se ha dejado atrás el movimiento-partido para convertirse en una organización política al uso, se ha profesionalizado, se ha estructurado formalmente en todo el territorio, jerarquizado, pulido sus carencias y adaptado más aún a la política espectáculo imperante. Cuestiones que ya se apuntaban en el libro por la capacidad camaleónica de alguno de sus líderes". 

Porque eso es, efectivamente, lo primero que llama la atención del libro. La sucesión de "viajes" o "virajes" políticos de su protagonista. Opina Iván Gil que Iglesias creció "viendo con gafas de sociólogo a la Bruja Avería", del programa La Bola de Cristal, cuyos autores Carlos Fernández Liria y Santiago Alba Rico años después estuvieron en el núcleo fundacional de Podemos -aquí una pequeña encuesta sobre la inteligibilidad del programa infantil en cuestión-. Para de adolescente no ocupar cargos relevantes en las Juventudes Comunistas, pero sí jugar "un papel interno" en los debates para recuperar el leninismo como base teórica de la organización. Era el momento de abandonar el eurocomunismo, la carta de presentación de Santiago Carrillo en los setenta.

En ese ambiente, el pequeño Pablo Iglesias acudía a tertulias privadas con Julio Anguita. "Las conversaciones políticas más interesantes de mi vida", ha reconocido. Y otras veces con el aludido Carrillo. Cuando este último falleció, las palabras que le dedicó Iglesias reflejaban una curiosa escala de valores: "pudo tener muchos defectos y es seguro que fue responsable de decisiones innobles contra otros comunistas, pero nunca fue un mediocre".

Buscando su lugar

Sin embargo, su destino no estaba en la militancia comunista. Abandonó las juventudes en 1997 y entró en el Movimiento de Resistencia Global, donde se autoproclamó portavoz. En palabras del autor, "sin el consentimiento mayoritario de sus compañeros". Mientras tanto, en la universidad "consciente de sus reducidas salidas laborales se obstinó desde un principio en hacer carrera académica".

También se le contabilizan grandes hazañas en esta época. Fue el autor, eso le dijo a Iñaki Gabilondo en una entrevista, del famoso sms de "Pásalo" en las elecciones del 14 de marzo en las que él Partido Popular tachaba de "miserables" a los que pusieran en tela de juicio la falsedad o medias verdades de su explicación de los atentados del 11-M. 

Pero entonces, lejos de un líder para todos los españoles, Pablo Iglesias aspiraba más a la intelectualidad no sin ciertas dosis de elitismo. Prueba de ella fue su famosa declaración cuando la selección española jugaba una de sus antaño habituales finales: "¿Sabéis lo que estaba haciendo yo mientras miles de catalanes, vascos y españoles vibraban con la final de Copa? Estaba en el Círculo de Bellas Artes con una compañía inmejorable asistiendo a una representación de un drama de Chéjov sobre el deterioro de la vida. Y es que para ser un aristócrata no hace falta sangre azul ni dirigir un sindicato". 

Al mismo tiempo, con el colectivo Contrapoder, cuenta Iván Gil que en la universidad podía influir en las elecciones al rectorado, llenar actos políticos e incluso, muy importante, reventarlos. De modo que "las autoridades universitarias preferían llevarse bien con ellos por lo que pudiese pasar". 

No obstante, en política empezó a distanciarse de IU, momento en el que empezaron a abundar sus sentencias contra la férrea defensa de los principios de la izquierda que preconiza IU , tales como"me cago en la victoria estética del perdedor, prefiero las limitaciones y las contradicciones estéticas de los ganadores (...) se vive muy cómodo fiel a tus principios inamovibles sabiendo que vas a ser minoritario". 

Después de haberle enseñado al actual candidato de Unidad Popular, Alberto Garzón, todo lo que sabía de comunicación y debate, llegaba a acompañarle en coche a los platós para darle los últimos consejos y ánimos, fundó su propio partido en abierta competencia con IU: Podemos. 

La estrategia de IU fue memorable. Cerrarse en banda para impedir que el fenómeno Pablo Iglesias encabezase en sus listas para proteger la candidatura de Willy Meyer, que tuvo que dimitir antes de tomar posesión del cargo al descubrirse que el fondo de pensiones para eurodiputados en el que participaba estaba gestionado por una Sicav, la bicha en el debate político español. IU estuvo ahí brillante como en pocas ocasiones.

La reflexión de Pablo Iglesias, cuenta el libro, fue que la España resultante de las protestas del 15M fue para el PP en las elecciones, que es lo que cuenta de forma empírica. En esta metamorfosis, llegó a reconocerle a Pepa Bueno en 2014 que él era socialdemócrata, aunque hasta ese día nunca había ocultado su odio por esa ideología. Por ejemplo, en su libro 'Disputar la democracia' criticaba al "socialdemócrata" Jürgen Habermas por "arrodillarse ante el Borbón". Poco después él le estrechaba la mano y le regalaba un DVD de Juego de Tronos.

"Se folla desnudo, pero se liga vestido"

Llegados a este punto, la trayectoria del PSOE de los años 70 comandado por Guerra y González y Podemos empezaron a ser sospechosamente similares. Iván Gil también considera que no están tan lejos: "Ambos se erigían como los partidos de las 'clases populares' y para el núcleo fundador de Podemos ese PSOE era el modelo a seguir, tanto en las formas como en el fondo. Con la reivindicación de la socialdemocracia previa a Blair, la de los valores que representaba Olof Palme, ha quedado patente. Un posibilismo que los fundadores de Podemos solo defienden al ponerse el sombrero de políticos, pues con el de académicos siempre lo criticaron"

El partido, por otro lado, conforme fue creciendo, también fue organizándose de forma similar al resto de organizaciones políticas de relevancia: "Desde las elecciones europeas los líderes del partido se hicieron bastante más herméticos con la prensa y los filtros comenzaron a funcionar como en cualquier otra organización política", afirma el autor. 

Y todo esta evolución con Venezuela como "novia fea". El gobierno bolivariano puso importantes cantidades de dinero para ser asesorado por este grupo de académicos de ideología afín. Pagaban mucho a gente que estaba con sueldo de becario, relata Gil, por eso no duraron en acudir a su llamada, especialmente porque también podían así poner en práctica sus teorías políticas, un verdadero lujo. El libro documenta que Pablo Iglesias ejerció de formador de altos funcionarios venezolanos, "nada menos que de prisiones", señala. Pero todo esto se fue metiendo en el cajón con el pretexto de las persecuciones a la oposición que tenían lugar en este país, las cuales ya ocurrían cuando ellos asesoraban. No obstante, el partido pasó a apuntar hacia el "modelo nórdico" dejando atrás las referencias bolivarianas. 

"Quizá se han pasado de frenada", explica Iván Gil, "el proceso de homologación con el PSOE es comprensible en términos electoralistas, pero también lo es que se suele preferir el original a la copia. Aunque en términos de tratamiento mediático, han logrado quitarse de encima el acoso y derribo al que fueron sometidos. Solo por poner un ejemplo, Iglesias fue invitado y no dudó en acudir al foro organizado por ABC en el que la presidenta editora, Luca de Tena, lo presentó y le agradeció su nueva hoja de ruta, más moderada y alejada de las estridencias iniciales. En su último desayuno en el Ritz, el moderador lo despidió con un sintomático: “Bienvenido a la normalidad”, después de que Iglesias dijese que el cielo se conquista por asalto, sí, pero llamando antes al timbre".

"Se folla desnudo, pero se liga vestido", es la gran frase de Pablo Iglesias sobre toda esta serie de cambios. Tal vez pase a la Historia y acompañe fotografías de cuando Iglesias llevaba piercings y su lugarteniente Errejón atuendo punk. Porque. como concluye el autor del libro: "Podemos ya piensa en el ciclo largo".

'PABLO IGLESIAS. BIOGRAFÍA POLÍTICA URGENTE'

AUTOR: Iván Gil

EDITORIAL: Stella Maris

FECHA: 4 de mayo de 2015

PÁGINAS: 222

PRECIO: 18 euros / 9 euros Kindle

Noticias relacionadas

la nave de los locos

Podemos, nuestro caballo de Troya

Despertaron la simpatía de gran parte del país y hoy son un peligro para la democracia. Podemos es un partido sin norte, en franca decadencia, que avanza hacia un descalabro electoral en beneficio de los socialistas. Su pecado fue ponerse del lado de los independentistas en la crisis catalana. ¿Alguien puede aspirar a gobernar un país que pretende destruir? 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email