X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Marketplace de activos digitales 

Pivotta, el desguace de las 'startups'

En un modelo de negocio Peer to Peer (P2P) Pivotta es un Marketplace que permite a las startups que han desaparecido vender sus activos digitales a otras formaciones empresariales. Generan así una economía circular que permite a las startups una segunda oportunidad

28/12/2015 - 

VALENCIA. Entre 8 y 9 de cada 10 startups que surgen desaparecen a los 5 años. La mayoría entran en el valle de la muerte a los 2 o 3 años y ello se debe, según identifican en Pivotta, a 3 causas principales: “La primera es el desconocimiento de los clientes. Suelen ser aquellos que se enamoran de su idea pero desoyen al mercado. No se preocupan por averiguar si satisfacen alguna necesidad ni saben crearla. El segundo motivo es la falta de dedicación plena por parte del equipo. Los hay que tratan de compaginar varios proyectos o un puesto de trabajo con el emprendimiento de manera que al final la idea acaba por desinflarse. No conseguir monetizar para seguir adelante es la última causa, equivalente a decir que no han encontrado un modelo de negocio sostenible”.

En lo que respecta a los sectores más vulnerables dentro del ecosistema emprendedor, en Pivotta no se atreven a aventurar cuáles presentan mayor probabilidad de éxito pero sí detectan potencia actual en el sector Fintech y debilidad en algunas plataformas colaborativas, especialmente las que promueven una vía de trabajo alternativa sin atar bien los cabos legales.

El plan de escape

A las circunstancias descritas se suma un agravante y es que pocos proyectos de negocio se rematan con un plan de escape que contemple las salidas en el supuesto de no alcanzar lo estipulado en el business plan. Pivotta surge como opción a dicho vacío y proponen que la muerte de una startup no significa necesariamente tirar por la borda esos 2 o 3 años de esfuerzo en los que se han ido generando valiosos activos digitales. Hablamos de bases de datos, estudios de mercado, apps, webs, know how, patentes y royalties y otros desarrollos tecnológicos que suelen quedar abandonados en el cajón una vez desestimada la idea de negocio.

Su misión es conectar a todos ellos con nuevas startups o empresas necesitadas de estos poderes intangibles para ganar tracción de forma rápida o internacionalizarse. Lo complicado es tasar estos bienes que, al ser tecnológicos, se devalúan temprano. La solución arbitrada por Pivotta fue la subasta adjudicando la nueva propiedad a la puja más alta. “Los hay, sin embargo, que se niegan a vender sus activos a cualquier precio y establecen un coste de salida mínimo”, explica Natalia Rodríguez, promotora de Pivotta junto al nicaragüense Denis Salamanca, doctorando en Ciencia y Tecnología.

Ambos coincidieron en el programa Yuzz para jóvenes emprendedores, patrocinado por Santander Universidades, después de haber fracasado en sus respectivos proyectos, uno relacionado con la reutilización de materiales en el arte y, el de Denis, vinculado a la tecnología wearable. 

Los Startup Funerals

Tal vez por su formación en Psicología, tal vez porque enlazó un proyecto con otro, Natalia Rodríguez no recuerda con excesivo dramatismo el cierre de su startup. “La verdad es que en España la caída de una empresa se sigue considerando un fracaso, algo criticable, cuando, por ejemplo, en Estados Unidos es un mérito. Hay inversores que no apuestan por un emprendedor hasta que no ven en su currículum 3 o 4 cierres porque aplauden la perseverancia y entienden que han madurado. De hecho celebran encuentros anuales que se denominan Startups Funerals donde comparten y aprenden alegremente de los errores, propios y ajenos”, dice Natalia.

Con el objetivo de convertirse en un canal que propiciara una segunda oportunidad a todo ese conocimiento, nació Pivotta a finales del pasado verano. Es pronto, pues, para medir su efectividad dado que se hallan aún implementado el sistema y creando comunidad. Pero, por el momento, pueden decir que las solicitudes que les llegan de compra superan a las de venta y, entre las primeras, tienen clientes de todo tipo, desde startups  hasta grandes corporaciones. Les ha llegado también alguna patente tecnológica pero la comercialización de estas resulta más compleja.

Como startup ellos mismos se rigen 100% por la metodología Lean, poniendo el foco de atención en el cliente. Por ahora se han defendido con recursos propios y esperarán a entrar en una aceleradora para acogerse a una financiación seed. No abordarán un proceso de captación de capital más potente hasta no haber trasladado todo el sistema del marketplace al entorno digital dado que, por el momento, se desenvuelven más en el offline. Para darse a conocer han recorrido multitud de espacios de coworking, incubadoras, aceleradoras o cualquier evento emprendedor que les permita no sólo dar a conocer su propuesta sino también, “y sobre todo,  para escuchar las historias de emprendimiento de sus participantes”.

Comisión a éxito

En cuanto al modelo de negocio refleja, en su opinión, “el compromiso que tenemos con nuestros clientes, ya que cobramos un porcentaje de comisión a éxito de venta. Adicionalmente, proporcionamos servicios de valor añadido a los emprendedores para ayudar a valorar sus activos a precios competitivos del mercado y un servicio de due-diligente compuesto por una auditoría legal y tecnológica en la transferencia de los activos en venta”. Reconoce, sin embargo, Natalia, que el cálculo no es 100% exacto sino más bien aproximativo. Normal que así sea teniendo en cuenta que la respuesta a la eterna incógnita de ¿cuánto cuesta mi startup? Siempre es la misma: Lo que quieran pagar por ella, independientemente del tiempo y los recursos que hayas invertido.

Por el momento, Pivotta está completamente centrada en el mercado nacional aunque mantienen contactos con emprendedores latinoamericanos. Se anuncian como el único marketplace de activos digitales en España y, a escala europea, localizan en Francia a su principal competidor que también abarca los bienes tangibles. En cualquier caso la idea es internacionalizar pronto para meter en la misma rueda a emprendedores nacionales y grandes centros de emprendimiento global. “Estamos convencidos de que ésta será una gran oportunidad para la startups locales y su internacionalización mediante el reúso del conocimiento en estas regiones”, vaticinan.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email