X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de ley de vivienda TEMPE inditex AEROPUERTO DE MANISES
GRUPO PLAZA

bonig necesita incorporar miembros en la dirección nacional

Poder valenciano del PP, toma 2: urge la presencia en Génova tras el desastre en el Gobierno

8/02/2017 - 

VALENCIA. El próximo fin de semana se celebrará el 18º Congreso Nacional del PP, una cita a la que el actual presidente del Gobierno y líder del partido, Mariano Rajoy, llega sin rival y, más allá de algunos conflictos sobre las ponencias, con la principal incógnita de si realizará un importante número de modificaciones en la dirección de la formación popular.

El misterio siempre envuelve al máximo responsable del partido respecto a este tipo de decisiones. Las elucubraciones y 'quinielas' sobre las distintas posibilidades que podrían producirse en el diseño de la cúpula se vienen sucediendo en los últimos días sin que nadie pueda asegurar que haya descubierto la fórmula que el críptico líder escogerá finalmente.

En este sentido, fuentes populares consultadas por este diario se encargan de recordar que Rajoy ya abordó "con acierto" una modificación en la alta dirección hace poco más de año y medio, dando entrada a varios vicesecretarios jóvenes como Javier Maroto, Andrea Levy, Pablo Casado y Fernando Martínez Maíllo. Con este movimiento y el recuerdo, subrayan las citadas fuentes, de lo poco amigo de los cambios en general que es el líder, las dudas sobre variaciones importantes en lo más alto de la dirección son altas.

Ahora bien, el PPCV que lidera Isabel Bonig tiene aspiraciones. El flojo balance obtenido en cuanto a cargos valencianos en el Gobierno (Lucía Cerón y Raquel Orts únicas representantes como directoras generales) obliga a tratar de conseguir cierta visibilidad en Génova. En la actualidad, la rama valenciana cuenta con siete representantes en el Comité Ejecutivo, ocho si se cuenta al exministro José Manuel García Margallo, que ha figurado como cabeza de lista por Alicante aunque sea madrileño. 

Así, Esteban González Pons es el único miembro del comité de dirección por su condición de portavoz europeo mientras que del resto de los representantes del PPCV, solo Susana Camarero ostenta una secretaría ejecutiva. De esta manera, el presidente provincial de Alicante, José Císcar y el diputado nacional Gerardo Camps forman parte de este órgano como vocales electos mientras el exministro Federico Trillo, figura como vocal de libre designación. Además, el senador Pedro Agramunt como presidente de la Asamblea Parlamentaria del CE e Isabel Bonig como presidenta regional del PPCV, figuran como miembros natos.

Mercedes Alonso, Isabel Bonig, José Císcar, César Sánchez y Eva Ortiz

De esta manera, aparte de los tres natos, y de la continuidad que pudieran luchar algunos de los presentes, la líder del PPCV debería intentar que creciera a ser posible en número e importancia la cuota valenciana en la dirección nacional de 86 miembros. O, en todo caso, Bonig debería ser capaz de introducir los nombres más próximos posibles a su proyecto. En este sentido, es complicado acceder a una vicesecretaría si, como algunos dirigentes piensan, las variaciones de Rajoy son mínimas. De ser así, la presidenta regional podría pelear por la inclusión de algún valenciano como secretario de área: si además Susana Camarero mantuviera su puesto -aunque no es de la cuerda de Bonig-, el PPCV podría 'vender' mayor presencia en la dirección.

De entre los nombres valencianos que vienen sonando en los mentideros populares destaca Rubén Moreno, quien actualmente es portavoz adjunto en el Congreso y anteriormente fue secretario general de Sanidad. Además, en lo referente a la provincia de Alicante se apunta a que José Císcar podría continuar e incluso apoyar la entrada junto a Bonig de la actual coordinadora general del PPCV, Eva Ortiz. Una circunstancia que podría cortar el paso del presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, quien también suena como posible integrante del órgano. 

En esta ocasión, fuentes populares apuntan a que la posibilidad de formar parte del comité tampoco es mirada con desagrado por parte del presidente provincial de Valencia, Vicente Betoret, y el de Castellón, Javier Moliner. De no ser en primera persona, hay quien sitúa a sus números dos en liza, Vicente Ferrer y Miguel Barrachina respectivamente como posibles aspirantes.

En cualquier caso, y salvo éxito de que Bonig lograra incrustar a algún valenciano en el selecto Consejo de Dirección, todo apunta a que la líder del PPCV debería tratar de conseguir acaparar uno o dos puestos de área y aumentar -o como mínimo renovar con personas de su cuerda- los efectivos dentro del Comité Ejecutivo Nacional.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email