X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de febrero y se habla de Selecta ere encuesta electoral financiación autonómica
GRUPO PLAZA

mientras las posiciones bajistas caen a mínimos de hace casi un año

Quabit vuela en bolsa: se dispara un 54% desde sus mínimos de octubre

11/01/2018 - 

VALÈNCIA. Quabit Inmobiliaria (QBT) se ha convertido en una especie de imán que atrae a grandes y pequeños inversores. El último en llegar -o mejor dicho en declararlo ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)- ha sido la elitista banca suiza Julius Baer, con el 5,92% del capital. Se trata de uno de los grandes inversores institucionales, cuyo porcentaje la ha convertido en el segundo mayor accionista de la cotizada madrileña por detrás del propio fundador y presidente, Félix Abánades, que ha diluido su participación hasta el 24% a consecuencia de la ampliación tras haberse quedado hace menos de un mes a tiro de piedra de tener que lanzar una OPA por alcanzar el 30%.

Tras ellos figura Cobas Asset Management, la gestora fundada por el reputado Francisco García Paramés -exBestinver-, con casi el 5% de QBT, que ha pasado de valor especulativo a 'value investing' como tituló este diario el pasado 21 de diciembre. Pero la cosa no queda ahí porque esta misma semana la constructora vasca Ondobide declaró tener el 3,82%. Todos estos inversores -amén de otros muchos pequeños- han aprovechado la última ampliación para entrar en el capital de Quabit.

La inmobiliaria realizó esta ampliación y dio entrada a nuevos accionistas después de dar cabida también a socios minoritarios a través de una cascada de ampliaciones de capital no dinerarias que aprobó el pasado mes de noviembre para cerrar una media docena de operaciones de canje de suelos por acciones. Asimismo, Quabit cerró esta operación después de que la empresa revisara al alza los objetivos de su plan estratégico, de forma que prevé promover 7.880 nuevas viviendas hasta 2022, frente a las 4.100 inicialmente estimadas.


La entrada de estos accionistas se ha plasmado en un fuerte tono alcista de QBT en bolsa, dado que se ha disparado prácticamente un 54% desde los mínimos del pasado 4 de octubre cuando cerró en los 1,447 euro, tal y como se advierte en el gráfico adjunto. Los 2,225 euros a los que despidió la sesión de ayer representan la cota más alta desde la sesión del 29 de marzo de 2017, cuando acabó en los 2,263 euros.

Además, y como dato a tener muy en cuenta, las posiciones bajistas se han ido reduciendo y, según la última actualización de la CNMV fechada el pasado 5 de enero, se situaban en el 0,89%. O lo que es lo mismo: la cota más baja desde el 4 de febrero del pasado ejercicio. Todo ello sin tener ningún bajista con DNI, dado que no igualan -o superan- el mínimo legal del 0,50% a partir del cual deben desvelar su nombre al mercado.

Solo ha bajado en una sesión en 2018

Asimismo, el buen tono bursátil se está reflejando en lo que va de año, puesto que de las siete sesiones celebradas solo en una -la del 5 de enero- ha cerrado al alza. De este modo se ha revaloriza en 2018 un 18,35%, una rentabilidad que solo la supera Duro Felguera (+51,52%), Solaria (+47,24%), Abengoa B (+29%) y Codere (+20,65%) entre el centenar de valores que dan vida al Mercado Continuo.

Sin embargo, como bien apuntaban ayer tras el cierre de la jornada desde una mesa de intermediación bursátil, "conviene tener los pies en el suelo al operar con este tipo de valores tan estrechos y volátiles. Cierto es que está ganándose la confianza de grandes inversores y que está aumentando su capitalización, pero aún así hay que ir con cuidado".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email