X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de noviembre y se habla de financiación autonómica Skate diseño Casa vella
GRUPO PLAZA

entrevista al presidente de la asociación de trabajadores autónomos de la comunitat

Rafael Pardo (ATA): "La subida del impuesto de sucesiones está destruyendo empresas y empleo"

Foto: ESTRELLA JOVER
13/11/2017 - 

VALÈNCIA. La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) está de enhorabuena. La nueva Ley de Autónomos -que incluye buena parte de sus reivindicaciones de los últimos años- acaba de ver la luz con el apoyo de todos los grandes partidos de España. Alcanzado este reto, la entidad persigue ahora reformar el Régimen de Autónomos para abordar los asuntos que quedan pendientes. Todo mientras en las autonomías el colectivo también trabaja para acabar con su tradicional desamparo administrativo. El presidente de ATA en la Comunitat, Rafael Pardo, valora los pasos que ha dado el Consell con su ayuda a los autónomos de cuarto y quinto año, pero critica la lentitud en la atención de otras propuestas y el golpe para sus asociados que ha supuesto el incremento del impuesto de sucesiones.

-Ha costado, pero por fin ha visto la luz la nueva Ley de Autónomos. Incluye una rebaja de recargos, la extensión de la cuota reducida, nuevas reducciones y deducciones… imagino que estarán satisfechos.

-Estamos contentos con esta nueva ley, en la que ATA ha participado activamente. La propuesta inicial de Ciudadanos -que previamente había acordado con el PP- recogía muchas de las propuestas de ATA, de modo que hemos sido parte activa. No sé qué destacaría entre tantas cosas por encima de lo demás, la verdad es que es una ley bastante completa. Iba a ser una ley de medidas urgentes y al final ha tardado prácticamente un año en cumplir toda la tramitación parlamentaria. En principio la idea era que aportara 7 u 8 medidas a aplicar de forma urgente con el objetivo de, a continuación, abordar una reforma en profundidad del Régimen de Autónomos a través de una subcomisión. Pero esta ley ha sido un mix. No ha sido tan urgente ni tan superficial, porque finalmente incorpora muchas de las medidas que iban a abordarse con posterioridad. Finalmente cuenta con alrededor de 30 medidas.

-¿Alguna medida a destacar que no haya acaparado los titulares?

-Todas son importantes. Pero mira, en relación a la ampliación a la tarifa plana de 50 euros durante seis meses más, también es muy importante -y no se le está dando tanta importancia- que se haya reducido el plazo de carencia de 5 a 2 años en caso de reemprendimiento. Anteriormente, cuando tú habías sido autónomo, si te volvías a dar de alta con posterioridad tenían que pasar 5 años para que volvieras a beneficiarte de la tarifa plana. Yo creo que es un paso importante para el fomento de la segunda oportunidad, que en este caso estaba castigada. También es un buen avance la compatibilización al 100% de la pensión de jubilación con el trabajo autónomo -aunque exige al menos una persona contratada, lo que restará algo de eficacia-. Hasta ahora estaba al 50%.

-Los autónomos han logrado la unanimidad política en medio de tanto enfrentamiento...

-Efectivamente.También estamos muy contentos por la forma en la que se ha aprobado. Con las grandes diferencias existentes entre los diferentes partidos políticos, que se hayan puesto de acuerdo para que en materia de autónomos haya prevalecido el consenso y el interés general es algo que nos hace sentirnos satisfechos. No es la primera vez que lo conseguimos, también lo logramos hace diez años con la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo, aunque de esta ley estamos más satisfechos porque contiene más medidas concretas.

Rafael Pardo. Foto: ESTRELLA JOVER

-La cuota reducida para jóvenes se podrá prolongar hasta los 3 años, de modo que cobran sentido las nuevas ayudas introducidas por el Consell para el cuarto y el quinto año

-Sí, la verdad es que es una muy buena medida. Es una ayuda que no existía y que ahora existe, más allá de que contenga aspectos que se podrían mejorar como la ausencia de las mismas para autónomos societarios, empleadores, o ciertas actividades profesionales.

-¿Por qué se quedaron fuera? ¿Qué les explicaron?

-La explicación fue de carácter técnico, pero a nosotros no nos valen esos argumentos. Está claro que hay una limitación presupuestaria y que, por lo tanto, va a haber gente que se va a quedar fuera. Pero nosotros éramos partidarios de que se otorgaran por concurrencia competitiva, hasta que se agotara el presupuesto por orden de solicitud. Pero no de antemano por discriminar entre autónomos. En ese sentido nosotros somos partidarios de que haya equidad, de que todos los cotizantes autónomos tengan las mismas oportunidades. 

-La oposición cargó duramente contra el presupuesto asignado, que lo consideró muy escaso para el volumen de potenciales beneficiarios…

-Sí lo es. Hay que aplaudir la medida, porque antes se destinaba cero y ahora se destina algo. Pero dede luego es claramente insuficiente para llegar a todos los beneficiarios potenciales. No obstante, hay que tener en cuenta que se trata del primer año. Esperemos que se vaya mejorando durante los próximos ejercicios.

Rafael Pardo. Foto: ESTRELLA JOVER
-Más allá de esta medida, ¿está e Consell atendiendo las demandas de los autónomos?

-De las propuestas que nosotros habíamos puesto encima de la mesa tan solo se ha atendido la prolongación de las ayudas. Hay otras que todavía no se han abordado y que esperemos que se puedan abordar en lo que resta de legislatura, como es el Plan de Relevo Generacional que hemos solicitado que se ponga en marcha. No tiene ningún tipo de sentido que haya negocios viables que tengan que cerrar porque no tengan un relevo generacional al que cederle el testigo mientras tenemos un gran número de emprendedores con ganas de montar algo por cuenta propia que vaya a funcionar. Queremos que haya un listado de ofertantes de negocios y un listado de demandantes que se puedan cotejar y que, cuando una persona vaya a cerrar su negocio por jubilación, que se le pueda traspasar a un emprendedor, aunque no tenga con él ninguna relación. La idea sería que en el último año la persona que cede el negocio pudiera formar al que entra.

-Precisamente el Consell ha subido los impuestos de sucesiones y donaciones. ¿Cómo les está afectando?

-Lo estamos sufriendo, efectivamente. Y además se trata de un impuesto muy injusto, porque se trata de un gravamen sobre algo por lo que ya se pagó en su día y con el agravante de tener al lado comunidades autónomas en las que no se paga nada. 

"Suben el impuesto de sucesiones en busca de una mayor recaudación pero con ello destruyen empresas y puestos de trabajo y provocan lo contrario"

-La empresa familiar alertaba hace poco de que la subida de este tributo ya ha empujado al cierre a decenas de empresas… ¿Ocurre lo mismo con los autónomos?

-Sí, hay casos. Cuando el negocio a transmitir no está en una situación demasiado saneada, si a ello se le suma el coste económico que ello conlleva por estos impuestos, el estudio de viabilidad te dice que no es rentable. Esto es algo paradójico, porque la administración pone el impuesto en busca de una mayor recaudación pero con ello resulta que está destruyendo empresas y puestos de trabajo y, en consecuencia, provoca una menor recaudación. La medida respondió a una idea equivocada, la de que incrementar los impuestos aumenta la recaudación. Muchas veces es al contrario.

-¿Mejoran los tiempos de pago de la Generalitat a los autónomos?

-La situación ha mejorado, pero todavía dista mucho de cumplir la ley de morosidad, que habla de un máximo de 30 días. Los plazos actuales están claramente por encima. No obstante, tenemos dos muy buenos ejemplos en la Comunitat, como son la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de València, que están pagando dentro de los márgenes legales.

Rafael Pardo. Foto: ESTRELLA JOVER
-¿Los autónomos han salido de la crisis?

-Nuestra percepción es que la macroeconomía va por delante de la microeconomía. Es evidente que la situación económica del país y de la Comunitat Valenciana es mucho mejor actualmente, pero solo algo se ha trasladado a la situación real de los autónomos valencianos. En términos generales ha aumentado la situación del autónomo, y ello ha frenado las bajas. Pero sigue siendo muy difícil para los autónomos llegar a fin de mes y que cierren el año con una retribución razonable. Todavía está complicado, pero se ve la luz al final del túnel.

-¿Les ha afectado mucho la situación de Cataluña?

-El dinero es muy cobarde, y las situaciones de inseguridad jurídica como las que se están viviendo en Cataluña -pese a que se ha calmado desde el punto de vista legal con la aplicación del artículo 155 de la Constitución- han afectado negativamente a un colectivo como el nuestro. Situaciones como el frenazo en las inversiones o el boicot a los productos catalanes han frenado tanto a los trabajadores autónomos catalanes como a los de otros puntos de España como la Comunitat. Hay grandes empresas de Cataluña que tienen subcontratada parte de su producción en otros puntos de España, y esos llamamientos al boicot les han afectado a todos los autónomos.

-¿A qué sectores ha afectado en la Comunitat?

-Sobre todo ha tenido impacto en el sector del transporte.

Rafael Pardo. Foto: ESTRELLA JOVER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email