X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA A LA RECTORA DE LA UNIVERSIDAD CARDENAL HERRERA CEU

Rosa Visiedo: “No vamos a renunciar al sistema sanitario público, lo pelearemos hasta el final”

19/12/2016 - 

VALENCIA. Cuando alguien está al frente de cientos de 9.988 alumnos, no le queda otra que alzar la voz por sus intereses, sobre todo si los siente amenazados. “Los estudiantes son estudiantes, ni públicos ni privados, y deben tener los mismos derechos”, afirma con rotundidad Rosa Visiedo, rectora de la Universidad Cardenal Herrera CEU. Licenciada en Ciencias de la Información, su trayectoria se vincula a la casa desde bien temprano, cuando accedió como profesora en 1996. Desde ahí ha pasado por todos los estratos posibles para familiarizarse con la realidad del centro. Después de ostentar el decanato de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas, llegó a ser vicerrectora de Comunicación, secretaria general y, finalmente, rectora desde 2011.

En sus seis años de mandato, la institución ha experimentado cambios constantes, que van de la ampliación de instalaciones a la apuesta por la internacionalización. También ha tenido que afrontar un cambio de Gobierno autonómico, desde donde se defiende con ahínco la educación pública por encima de los intereses privados. Esto ha abierto, no solo una guerra de recursos, sino también la necesidad de negociar posturas.

- ¿Es el CEU la universidad privada de referencia en Valencia?
- En estos momentos puede considerarse así, entre otras cosas porque fuimos los primera. Antes éramos un colegio adscrito a las universidades públicas. Esto nos permitió ser pioneros en muchas titulaciones que hasta el momento no existían en la provincia, como es el caso de Farmacia, que llegó por primera vez a principios de los 70. También hemos sido aventajados con Periodismo, Publicidad, Comunicación Audiovisual… Incluso Veterinaria. Así que, por trayectoria, podría decirse que sí.

“Después de varios intentos de acercamiento, durante los que no llegamos a un acuerdo, entendimos que la única vía que nos quedamos era acudir a los tribunales”

- Todas las universidades privadas de la Comunitat se han visto afectadas por las nuevas medidas de la Conselleria de Educación, ¿han hecho frente común?
- No lo llamaría frente común. Al tener objetivos parecidos, coincidimos en muchas cosas, pero del mismo modo que también hay fines comunes con las públicas. Todos formamos parte de un mismo sistema universitario y eso nos lleva a unirnos.

- ¿En qué punto se encuentran los recursos que interpusieron ante la exclusión de los alumnos de las privadas de las becas de la Generalitat?
- No hemos estado de acuerdo con las decisiones de Generalitat en este tema ni en la exclusión de nuestros alumnos de Ciencias de la Salud de las prácticas en hospitales públicos. Después de varios intentos de acercamiento, durante los que no llegamos a un acuerdo, entendimos que la única vía que nos quedamos era acudir a los tribunales. Sin ningún tipo de connotación. Simplemente si hay dos partes con posturas encontradas, que no consiguen llegar un acuerdo, se recurre a la Justicia para resolverlo.

- No pidieron la suspensión cautelar de la orden, como si hizo la Católica.
- La suspensión fue finalmente desestimada. Nosotros entendimos que no íbamos a usar esa vía, sino el recurso contencioso-administrativo, y todavía estamos en proceso.

(Fotos: EVA MÁÑEZ)

- Han tenido mejor suerte en las negociaciones por las prácticas de Ciencias de la Salud, ya que sus alumnos siguen teniendo plazas en hospitales públicos. 
- Sí, aunque sea de manera transitoria. Nos hemos sentado a la mesa con la Conselleria de Sanidad y hemos negociado todo lo negociable. El resultado es que nuestros estudiantes hacen sus prácticas de este año en centros de salud públicos desde noviembre. Nuestro caso ha sido el primero en resolverse, aunque sea coyunturalmente.

“Hemos negociado todo lo negociable hasta llegar a un acuerdo transitorio”

- Al mismo tiempo, ¿les ha obligado a firmar nuevos convenios con empresas privadas para la realización de dichas prácticas?
- Es algo que ya hacíamos, pero lo hemos intensificado. Tenemos una gran tradición en los estudios de Ciencias de la Salud, como Farmacia, Enfermería, Odontología… De hecho, la última incorporación fue Medicina. Durante todo este tiempo hemos firmado acuerdos de prácticas con todos los hospitales privados de Valencia. Es cierto que no podemos cerrar los ojos a la nueva situación, por lo que hemos decidido mejorar los convenios con la red privada. Recientemente hemos renovado con Ribera Salud y ampliado con Imed para su nuevo hospital en Valencia. Todo ello sin renunciar al sistema sanitario público, al que creemos que nuestros estudiantes tienen derecho. Y lo pelearemos hasta el final.  

- ¿Tiene algo que ver la inauguración de la Facultad de Ciencias de la Salud?
- En ella habrá un importante espacio dedicado a la simulación. Esto no es una medida que supla las prácticas, pero sí las complementa y permite adquirir habilidades dentro de la propia Universidad. De alguna forma estamos procurando que esta dificultad se convierta en una oportunidad de revisar cómo hacemos las cosas e intentar mejorarlas.

(Fotos: EVA MÁÑEZ)
- ¿Ven beligerancia desde la Conselleria de Educación hacia la Universidad privada?
- No de beligerancia, sino de diferencia de criterios y de planteamientos. Cada cual tiene los suyos, y es muy lícito que luche por ellos. Siempre teniendo en cuenta que la parte más afectada son los estudiantes y hay que velar siempre por sus derechos. No me canso de repetir que los estudiantes son estudiantes, ni públicos ni privados, con los mismos derechos unos y otros. Me gustaría pensar que finalmente llegaremos a un acuerdo con las respectivas Consellerias a pesar de las dificultades porque lo estamos peleando.

“Estamos en un momento de standby, pero tengo la esperanza, y te diría que la seguridad, de que al inicio del nuevo año viviremos un nuevo impulso en las negociaciones”

- ¿Se han sentado en la mesa con Vicent Marzà y Carmen Montón?
- Me he sentado en numerosas ocasiones con la directora general de Universidades, Josefina Bueno. Con Marzà tuve una conversación muy amable, en el sentido de que nos escuchamos, cada uno pudo expresar su punto de vista. Y con la consellera de Sanidad no he tenido ocasión, pero sí con su personal de Recursos Humanos, que es desde donde llevan el tema de las prácticas y con quienes hemos cerrado las últimas plazas. Hemos llegado a un momento de acuerdo, pero insisto, coyuntural y transitorio.

- ¿Y en qué punto están ahora?
- Nuestra prioridad fue asegurar las prácticas actuales para luego mirar de cara al futuro. Estamos en un momento de standby, pero tengo la esperanza, y te diría que la seguridad, de que al inicio del nuevo año viviremos un nuevo impulso en las negociaciones para buscar una solución y resolver la situación de los estudiantes.

Crecimiento hacia el extranjero

- Como consecuencia de la crisis, ¿el CEU ha perdido demanda?
- Globalmente, no. Estamos satisfechos con el número general de estudiantes. Otra cosa son las fluctuaciones que sufren las titulaciones específicas. Por ejemplo, ahora mismo tienen más demanda las de Ciencias de la Salud, mientras que Periodismo o Magisterio empiezan a estabilizarse después de unos años de caída. También es cierto que hemos llevado a cabo una estrategia de internacionalización de la Universidad, lo cual nos ha ayudado a mantener los números. Concretamente, este curso tendremos 1.500 alumnos extranjeros, a los que luego se suman los de movilidad o Eramus.

“Cuando hablamos de limitar estudios, parece que nos ponemos unas anteojeras. ¿Acaso los estudiantes que estamos formando aquí solo pueden trabajar en Valencia?”

- Sabe que hay que sectores profesionales que piden limitar las plazas de Ciencias de la Salud porque el mercado no es capaz de absorber tanta oferta.
- Ya existe en muchas titulaciones limitadas en la universidad pública, pero de alguna manera también en la privada. El número de plazas está regulado en tanto en cuanto Aneca se encarga de verificarlas y la Conselleria aprueba o no la implantación. Pero es que además, cuando hablamos de limitar estudios, parece que nos ponemos unas anteojeras. ¿Acaso los estudiantes que estamos formando aquí en Ciencias de la Salud solo pueden trabajar en Valencia? El mercado en estos momentos es muy amplio, se nos llena la boca de hablar de globalización, y somos incapaces de entenderla.

- Atendiendo a los resultados de los ránkings, ¿la educación privada es peor?
- Hay universidades privadas de mucha calidad, y viceversa con las públicas. Creo que es una cuestión de centros, independientemente de la titularidad. Cuando una universidad tiene un recorrido de muchos años con unos estudios, todo fluye mejor, hay un cuerpo de profesores consolidado, grupos de investigación… Y no es el único factor. Si se intentan hacer las cosas bien, acaba primando la calidad, y eso es transversal.

(Fotos: EVA MÁÑEZ)

- El CEU pertenece a la Asociación Católica de Propagandistas, ¿es necesario comulgar con los principios de la casa para formar parte de la plantilla?
- No, es necesario respetar los principios de la casa. Lo primero que se analiza cuando seleccionamos personal es la adecuación del perfil técnico, para nosotros es fundamental y prioritario. Luego somos una institución que pertenece a una fundación, nuestra inspiración es humanista y cristiana, por lo que debemos respetar el ideario.

- ¿Seguirá creciendo el CEU a nivel de infraestructuras?
- Espero que sí. Hemos construido el nuevo Hospital Clínico Veterinario, que esperamos que sea un referente, y luego está la Facultad de Ciencias de la Salud. Todo esto tiene que ver con un proyecto global emprendido en 2000. Queremos que todas las facultades, escuelas y servicios estén en un mismo campus. El Servicio de Rectorado permanece aún en el viejo seminario, pero también se ha proyectado un edificio nuevo.

- ¿Cómo encontró y cómo le gustaría dejar el CEU?
- Encontré una Universidad con una trayectoria e historia muy potente, arraigada en la Comunitat, compuesta por gente estupenda y con un sinfín de proyectos. La labor que estamos intentando hacer es encauzar estas iniciativas, poniendo a disposición de esas personas los recursos que necesitan. Me gustaría dejar lo mismo: una Universidad de futuro, con personas que quieren a la institución y, sobre todo, prioricen al estudiante.

 

Ver comentarios

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email