X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Barberá le había adjudicado por 392 millones la contrata de basuras

SAV justificó con un 'power point' el pago de 150.000 euros al organizador de la campaña del PP

15/03/2017 - 

VALÈNCIA. Un power point de 23 páginas. Esa es la documentación, junto a dos facturas, un contrato y una breve explicación, que la empresa valenciana Sociedad de Agricultores de la Vega (SAV) entregó a la Agencia Tributaria para justificar el pago de 150.000 euros que realizó en 2008 a Laterne Product Council (LPC), la firma en torno a la cual gira la investigación judicial sobre presunta financiación ilegal de la campaña electoral de Rita Barberá de 2007. 

SAV fue adjudicataria en 2005 del concurso de recogida de basuras y limpieza viaria del Ayuntamiento de València por un período de 15 años y, en su caso, un importe de 392 millones de euros. Obtuvo la contrata de la zona sur, la mayor, con el 44% del total. Las otras dos fueron para FCC y la UTE Secopsa-Nagarés.

Las tres empresas aparecen en la documentación del caso Taula en la lista de empresas y entidades públicas y privadas que supuestamente aportaron dinero para sufragar los gastos de precampaña y campaña de Rita Barberá en 2007.

SAV aparece como donante de 300.000 euros a Laterne y de 150.000 a Product Management Council (PMC), otra de las empresas fundadas por Vicent Sáez, ya fallecido.

El testigo que aportó la documentación de Laterne a Valencia Plaza, que la trasladó a la Fiscalía, Jesús Gordillo, exasesor del vicealcalde Alfonso Grau y exempleado de Laterne, declaró a la Guardia Civil que PMC era "otra empresa que formaba parte del grupo, que fue una empresa creada para concurrir conjuntamente con otras empresas a licitaciones públicas de obras y servicios y así intentar repartirse el mercado". Añadió que "se llegaron a mantener reuniones a las que acudían empresarios, Vicente Sáez, José María Corbín -cuñado de Rita Barberá- como abogado contratado al efecto por PMC, facturando por ello 3.000 euros al mes", y creyó recordar que "también fue invitado Alfonso Grau". 

Según el testigo, "como requisito para entrar en este grupo se les exigía que realizasen una aportación de 150.000 euros", dato que conoce "porque todo ello se gestionaba desde Laterne", ya que PMC no tenía trabajadores. "No obstante, durante el tiempo que el declarante trabajó en Laterne, PMC no llegó a concurrir a ninguna licitación", añadió.

Inspección de Hacienda

Pues bien, SAV realizó su aportación de 150.000 euros a Laterne y la Agencia Tributaria no lo vio claro, por lo que en 2012 envió un requerimiento a la compañía que preside Ricardo Martínez Valls para que aportase "justificación documental acreditativa y explicación del concepto por el que en el año 2008 se abona" esa cantidad a Laterne.

Ricardo Martínez Valls, presidente de SAV. FOTO: SAV

SAV aportó dos facturas con los siguientes conceptos: "Estudio de mercado de la ciudad de València" (60.000 euros) y "Servicio de consultoría de marketing y comunicación. Estrategia general de marketing" (90.000 euros). Pero no aportó ninguno de los, sin duda, importantes documentos, a tenor de su precio.

La Agencia Tributaria reclamó entonces "el contrato que en su caso se firmase con la entidad Laterne Product Council SL y documentación justificativa del trabajo realizado".

El 'power point'

SAV entregó el contrato y expuso una rocambolesca historia para justificar el pago de los 150.000 euros, en cierto modo contradictoria con las dos factura aportadas días antes. Según la empresa, Vicente Sáez le propuso "entrar a formar parte de una mercantil -PMC- que tendría como finalidad, promocionar proyectos singulares para Valencia, lo que llevaba aparejadas una serie de actuaciones complementarias".

A tal efecto SAV entregó 150.000 a Laterne "en concepto de préstamo y en su caso a cuenta del capital social de la Sociedad a constituir", en la que SAV tendría al menos un 10% del capital. 

Pero, según SAV, ni la empresa PMC se constituyó ni Laterne devolvió el préstamo. La compañía de limpieza se lo compensó mediante dos facturas por los "distintos e importantes gastos" de puesta en marcha en los que había incurrido. Estas dos facturas son, aparentemente, las que había entregado por el primer requerimiento.

Lo más curioso es que al contrario de lo que contó SAV en 2012, la empresa, que se iba a llamar Product Management Council (PMC), según el contrato, sí que se constituyó. La creó Vicente Sáez Tormo un mes después de firmar con SAV, en diciembre de 2007, según el Registro Mercantil.

Además de esta explicación, SAV aportó a la Agencia Tributaria el contrato firmado con Laterne y "fotocopias del proyecto objeto del contrato". Estas fotocopias son las citadas 23 páginas del power point en las que se exponen los objetivos y estrategias de la empresa PMC.

En la documentación que tiene el juzgado de Instrucción número 18 de València no consta ninguna respuesta por parte de la Agencia Tributaria. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email