X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

UGT estima que la mano de obra en los comedores caerá un 50%

Serunion y otras 30 empresas, forzadas a despedir por la jornada continua en los colegios valencianos

29/09/2016 - 

VALENCIA. Las empresas que gestionan comedores y actividades extraescolares se enfrentan a serias dificultades en los colegios públicos valencianos en los que va a implantarse la jornada continua. La Federación de Servicios de UGT-PV que lidera Lola Navarro advierte de que estas sociedades se ven forzadas a despedir trabajadores y/o reducir significativamente su jornada labora a partir del próximo lunes 3 de octubre.

Según los datos que maneja el sindicato, entre la reducción del número de niños que comerán en estos centros y que su nueva situación "habilita a los colegios para que las actividades extraescolares las dirijan profesores voluntarios u ONGs", los trabajadores van a pasar de una jornada laboral media de 3 horas -ya de por sí precaria- a justo la mitad -sólo una hora y media-.

Todo ello en el caso de que se aplique una Modificación Sustancial de Condiciones de Trabajo a todos los empleados por igual para mantener el número de empleados de las actuales plantillas. "De lo contrario, irremediablemente, tendrán que producirse despidos", afirman desde la organización, que critica que la Conselleria de Educación "esté cambiando trabajo por caridad".

Entre las empresas afectadas -que UGT-PV cifra entre las 30 y las 40- se encuentra el líder del sector Serunion. La mercantil, preguntada al respecto por Valencia Plaza, explica que el 25% de los colegios que gestiona en la Comunitat se han acogido a la jornada continua -mayoritariamente concentrados en Alicante- de modo que "disminuye" el número de comensales a los que prestaba el servicio. 

Se trata, según UGT-PV de una medida "muy perjudicial para el empleo", puesto que el comedor y las actividades extraescolares dan trabajo a 20.000 personas en toda la autonomía. Según agrega el sindicato, pese al impacto negativo en las empresas y en el empleo, Educación seguirá paga 4,25 euros por alumno que se quede a comer en el colegio, de modo que la diferencia no invertida quedaría en las arcas de cada colegio.

Como informó este diario, la jornada continua ganó por aclamación popular en 302 de los 315 centros escolares en los que se sometió a votación su implantación, lo que significa que únicamente 13 colegios votaron en contra de este proyecto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email