X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La normativa obligará a vender licencias a quienes tengan más de una

Sí al autónomo, no al empresario: así es la Ley del Taxi que prepara el Consell

12/02/2017 - 

VALENCIA. "Un taxista, una licencia". Este es el lema de la nueva Ley del Taxi que impulsa el Consell, una normativa cuyo anteproyecto fue presentado por la consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, a finales de 2016. En nuevo marco legal "evitará acumulaciones de licencias que pueden generar situaciones no deseadas", según explicó entonces la dirigente en alusión a deficiencias en el servicio o situaciones de precariedad laboral. Pero entidades como la Asociación Gremial del Taxi consideran injustificada esta decisión "contra las personas que, de forma legítima, han invertido en la adquisición de varias licencias" para hacer de ellas su negocio.

"Es una ley política que impone que el sector lo operen autónomos", critica la asociación, que está preparando alegaciones contra el anteproyecto. En efecto, la conselleria no esconde que es precisamente ese el modelo que persigue: "La ley aplicará el modelo de prestación del profesional autónomo y, por lo tanto, sólo las personas físicas podrán ser titulares de una autorización o licencia, sin perjuicio de que este titular pueda contar con conductores colaboradores o asalariados", explica la administración.

Y para los casos de acumulación de licencias, "la Ley establecerá un plazo de dos años para que se haga la transmisión de las licencias a otra persona física". Es decir: les obligará a vender en un plazo de 24 meses. "Nosotros no consideramos que esto sea justo. Además, esta medida pondrá de repente en el mercado entre 200 y 300 licencias, de modo que el precio de las mismas caerá. Y siempre se ha dicho que la jubilación del taxista era la venta de su licencia...", critica la Asociación Gremial del Taxi.

Por contra, la conselleria defiende que con este modelo se obtendrá "un sector más profesionalizado". "Entendemos que esto redundará directamente en la calidad que se ofrece porque se establece un contacto directo entre el usuario y la persona que explota el servicio, que será el primer interesado en tener el vehículo en las mejores condiciones y de prestar el mejor servicio a los usuarios", explica.

Vender la licencia o adaptar un coche

La única opción -al margen de la venta- para mantener más de una licencia será la de invertir en un vehículo adaptado, lo que le permitirá conservarla "durante un plazo máximo de 10 años". Con esta y otras medidas en el mismo sentido la conselleria pretende llegar a tener un 5% de los taxis adaptados. Actualmente el porcentaje no llega al 1%. La asociación replica al respecto que el plazo de 10 años no es suficiente para recuperar la inversión realizada en un coche adaptado.

La entidad también critica que se limite a solo un año el periodo de suspensión voluntaria de la actividad de los taxistas -actualmente son 5 los años que pueden dejar de trabajar sin que se les obligue a reactivar el servicio-, y que también se limite a un año el periodo para la transmisión de la licencia a los herederos en caso de jubilación o minusvalía. Actualmente está permitido que el titular se jubile o esté de baja mientras tiene a un trabajador ejerciendo el servicio.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email