X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Tensión y agresiones a manifestantes en la marcha vespertina del 9 d'Octubre

Podemos y Compromís piden la dimisión del delegado del Gobierno y este contesta que la manifestación ultraderechista no había sido autorizada ni comunicada

9/10/2017 - 

VALÈNCIA (VP/EFE). La tradicional manifestación de entidades de izquierda y nacionalista del 9 d'Octubre por el centro de València ha tenido que alterar su recorrido ante los ataques, tanto físicos como verbales, que han sufrido algunos de sus integrantes por parte de docenas de personas que portan banderas de España.

La marcha ha comenzado con incidentes en su inicio, en la plaza de San Agustín, entre simpatizantes de la extrema derecha y la izquierda independentista, algunos de cuyos miembros han sufrido golpes y amenazas por parte de los primeros, según el testimonio de varios testigos.

El recorrido de la comitiva oficial, cortado inicialmente en dos por la Policía, ha transcurrido por la calle de Colón pero cuando se disponía a girar hacia el Parterre, donde estaba previsto su finalización, las amenazas de más simpatizantes "ultras" que les esperaban allí ha obligado a los organizadores a dirigirse por la Porta de la Mar hacia la calle de Navarro Reverter.

Allí ha finalizado con la lectura del manifiesto de este año -que llevaba por lema "Sí al valencià"- por parte de uno de los responsables de la Comissió 9 d'Octubre y miembro de Acció Cultural del País Valencià, Toni Gisbert, quien ha aceptado el megáfono de uno de sus vehículos que le ha ofrecido la Policía ante la ausencia de medios técnicos, pues estaba todo montado en el Parterre.

El dispositivo policial, formado también por unidades antidisturbios, ha protegido a la comitiva por la calle de Colón y ha llevado a cabo varias cargas ante peleas que se estaban produciendo entre simpatizantes de uno y otro bando.

Por el momento se desconoce si se ha producido alguna detención relacionada con estos incidentes, que han comenzado sobre las cinco y media de la tarde en San Agustín y se han reproducido en calles aledañas. Entre los representantes políticos que ha secundado un año más esta manifestación se encuentra el diputado de Esquerra Unida en el Congreso Ricardo Sixto.

Podemos y Compromís piden la dimisión de Moragues

Por otra parte, Podemos y Compromís ha reclamado este lunes la dimisión "inmediata" del delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues. La formación morada le ha acusado de haber permitido "que una contramanifestación ilegal de grupos de ultraderecha" se cruzara con la convocada legalmente por la Comissió 9 d'Octubre esta tarde en València. Mientras, la coalición le reprocha que no haya garantizado la seguridad y el derecho de manifestación de los asistentes.

Compromís, que ha condenado los "actos de violencia fascista" que han interrumpido la marcha normal de la manifestación, "la falta de previsión por parte de Delegación de Gobierno ha provocado numerosas agresiones a manifestantes por parte de grupos de extrema derecha que se han concentrado de forma ilegal ante la tradicional manifestación del 9 de octubre".

En este sentido, la coalición ha querido recordar que “es responsabilidad del Estado garantizar la seguridad y el derecho constitucional a la libertad de reunión pacífica y de manifestación, derechos que recoge la Constitución en el artículo 21, y que en este caso no han sido protegidos". "Un país democrático no puede permitir que la extrema derecha secuestre derechos fundamentales y agreda a personas con total impunidad", ha lamentado Compromís.

Esta manifestación, convocada en defensa del valenciano "como espacio de encuentro, diálogo y consenso por organizaciones políticas, sociales y culturales y sindicales", se ha encontrado desde su arranque con "grupos de extrema derecha que han roto la manifestación y han agredido brutalmente a varios manifestantes", según Podemos.

En un comunicado, Podemos ha destacado que ya en la procesión cívica de la mañana representantes de esta formación no han podido finalizar el recorrido porque "un grupo de ultras les ha impedido el paso, les ha insultado y escupido, y han tenido que ser escoltados por la policía a una calle aledaña y les han protegido hasta que se ha normalizado la situación".

Foto: EVA MÁÑEZ

Compromís ha solicitado la dimisión del Delegado de Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, por no garantizar la seguridad y el derecho de manifestación de las personas que han acudido este lunes a la marcha convocada por la Comisión 9 d'Octubre con motivo del día de la Comunidad, bajo el lema “Sí al valencià” en favor de la lengua.

Moragues contesta: no estaba autorizada 

Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha asegurado este lunes que la manifestación ultraderechista que se ha celebrado en València en la Plaza de San Agustín, donde arrancaba la marcha de la Comissió 9 d'Octubre en defensa del valenciano y a la que había anunciado su presencia otra de la CUP, Arran y Endavant a favor de la independencia, no estaba comunicada y, por lo tanto, tampoco autorizada.

Desde Delegación del Gobierno se ha querido agradecer el trabajo realizado este lunes por la Policía, ya que "ha garantizado la seguridad e integridad física de los manifestantes" de la Comissió 9 d'Octubre. Asimismo, señalan que los agentes han realizado intervenciones "puntuales" para separar a grupos de ideología contraria y que las peleas se han registrado antes del inicio de la manifestación y en los aledaños de la misma.

En esta línea, defienden que ante la situación generada, los agentes han decidido crear un cordón "para proteger y separar" a todas las partes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email