X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de diciembre y se habla de ciegsa JOSÉ CÍSCAR Cine Trattoria da Carlo
GRUPO PLAZA

encarga el caso a anticorrupción, ya que las compras las paga la conselleria

Un juez investiga a Ribera Salud tras una denuncia por cobro de comisiones en las prótesis

Foto: EVA MÁÑEZ
21/11/2016 - 

VALENCIA. El juzgado de Instrucción número 4 de Valencia ha abierto una investigación sobre presuntas operaciones fraudulentas por parte del grupo sanitario Ribera Salud, tras una denuncia presentada por la UDEF a raíz de una información entregada por el Sindicato de Médicos de Asistencia Pública (Simap), según han confirmado a Valencia Plaza fuentes judiciales.

Según estas fuentes, de la investigación se ha hecho cargo la Fiscalía Anticorrupción debido a que Ribera Salud –concesionaria de los hospitales públicos de Alzira, Elche-Vinalopó y Torrevieja, que participa además en la concesión del Hospital de Dénia– recibe fondos de la Generalitat para sufragar el funcionamiento de estos servicios y, por tanto, implicaría el uso presuntamente irregular de fondos públicos.

La denuncia fue presentada contra el consejero delegado de la compañía, Alberto de Rosa, y Pablo Gallart, director financiero, ambos administradores de B2b Salud. Recayó en el Juzgado de Instrucción número 4 de Valencia. En la denuncia se afirma que desde que B2b Salud –filial al 100%– se convirtió en central de compras del grupo Ribera Salud, a las empresas suministradoras de prótesis ortopédicas se les exigía una comisión que se facturaba como tal. Los gerentes, supuestamente, apuntaban ese dinero como gastos de formación, una formación que, según afirman los denunciantes, nunca se produjo.

Las mismas fuentes afirman que varias empresas se negaron a entrar en el juego de las comisiones y dejaron de suministrar sus prótesis a los tres hospitales públicos cuya gestión controla Ribera Salud, lo que llevó a los traumatólogos a poner varias quejas por falta de variedad.

Una carta anónima

Según fuentes sindicales, la denuncia la originó una carta anónima dirigida al sindicato Simap, cuyos responsables la pusieron en conocimiento de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, que abrió una investigación.

El sobre, según estas fuentes, contenía un breve resumen de las operaciones que realiza Ribera Salud, un modelo del contrato de B2b Salud con el que funciona Ribera Salud, una tabla de relación de las empresas proveedoras y el porcentaje de la comisión que se aplicaba a cada una, desde un 3% a un 40%. El proveedor que se negaba a pagarla se quedaba fuera, aseguraba la denuncia anónima.

El pasado mes de septiembre, el sindicato puso los hechos también en conocimiento de la Conselleria de Sanidad, que no se ha pronunciado al respecto. Simap no se ha personado en la causa, ya que considera que es la Conselleria que dirige Carmen Montón la que debe hacerlo si se considera perjudicada. 

Las prótesis las paga Sanidad

La investigación de la Fiscalía se refiere a la B2b Salud pero no está relacionada con los hechos que relataba el diario El Español la semana pasada, relativos a los descuentos que conseguían los hospitales de Ribera Salud gracias a su central de compras, cuyos rappels facturaba B2b Salud y no cada hospital.

El caso de las prótesis es diferente, según fuentes conocedoras del caso, ya que las prótesis no están incluidas en el pago anual que realiza la Conselleria de Sanidad a Ribera Salud, según los contratos. Esto es así porque las prótesis, junto a la oxigenoterapia, farmacia no hospitalaria, y el transporte sanitario no se incluyeron en el cálculo de la cápita anual.

Así, en el caso de las prótesis la Conselleria tiene un catálogo de productos y las concesionarias eligen cuáles de ellos implantan. Los proveedores de estos productos facturan directamente a la Generalitat. Por ello, el descuento o comisión que señalan los denunciantes supondría un aprovechamiento por parte de Ribera Salud de fondos públicos para ganar más dinero.

La empresa no sabe nada

Fuentes de Ribera Salud aseguraron este lunes a Valencia Plaza que desconocían la apertura de estas diligencias que están a cargo de la Fiscalía Anticorrupción, por lo que no quisieron hacer ningún pronunciamiento al respecto. "No nos ha llegado hasta el día de hoy ninguna notificación de que haya abierta una investigación", manifestaron.

La empresa explicó la semana pasada que el funcionamiento de la central de compras B2b Salud es "similar a otras centrales de compras sanitarias existentes pertenecientes a grupos sanitarios, como Plaza Salud24 (grupo Adeslas) o Ulis (grupo Sanitas) y que prestan servicio en la Comunitat Valenciana tanto a centros sanitarios públicos como privados, propios y ajenos". Es decir, que el grupo cobra rappels por volumen de compras y que estos descuentos los factura B2b Salud.

El matiz que habría originado la apertura de la investigación es si esos descuentos o comisiones se aplican a la compra de prótesis, que paga la Conselleria de Sanidad, y en caso de que fuera así, si esta práctica constituye un delito.

Ribera Salud está participada al 50% por Sabadell y el grupo médico norteamericano Centene Corporation. Gestiona tres áreas de salud de la Comunitat Valenciana –La Ribera, Elx-Vinalopó y Torrevieja– con sus respectivos hospitales, y participa minoritariamente en la concesionaria del área de La Marina y el Hospital de Dénia, controlada por DKV.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email