X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El empresario negoció su alta, pero no se ha formalizado

Utor frena la entrada de Baleària en la patronal de Valencia para no levantar ampollas en Alicante

24/10/2016 - 

VALENCIA. Adolfo Utor deja en suspenso la entrada de Baleària como empresa asociada de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV). La naviera, que tiene su sede en Dénia, acordó el pasado mes de mayo darse de alta en la patronal de Valencia, pero la crisis por la que atraviesa el asociacionismo empresarial en la provincia de Alicante le ha hecho frenar su inscripción a la espera de que se aclare ese agitado panorama.

Según aclaró el empresario a este periódico, la razón por la que la empresa alicantina no ha formalizado su alta en la CEV son las "ampollas que este tipo de cuestiones levanta en algunos sectores del empresariado alicantino". "No hemos dicho que no, pero tampoco que sí, ahora no es prioritario", aclara Utor, consciente del rechazo que podría generar, especialmente por el momento en el que llega.

La opción de ingresar como empresa socia de la CEV ha coincidido en el tiempo con el periodo más convulso en el ámbito de la representación empresarial en Alicante, huérfana de liderazgos. La crisis de la patronal de la provincia, Coepa, ha provocado que en los últimos meses se deteriore la relación tanto con la Generalitat como con las cúpulas de las demás organizaciones empresariales, como la propia CEV y otras de su misma provincia como Cepyme Alicante -que fue expulsada de Coepa- o Fempa.

La entrada en concurso de acreedores de Coepa el pasado marzo fue acompañada de la dimisión de su presidente, Moisés Jiménez, en plena disputa con la Generalitat para que aceptara quedarse un centro de formación como dación en pago de una deuda con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) que es la que ha hecho estallar su crisis de supervivencia. A ello se ha sumado recientemente una denuncia por fraude en subvenciones y estafa presentada por el Servef por aportar facturas duplicadas para cobrar subvenciones.

Utor fue propuesto antes del verano para tomar las riendas de Coepa, opción que ha descartado tras sopesarla

En mitad de esa tormenta económica y de representación, en los últimos meses ha habido algunos movimientos para apuntalar Coepa con la elección de una figura reconocible más allá de la provincia, representativa y bien relacionada con la administración valenciana. Tal y como él mismo reconoció en algunas entrevistas, Utor fue propuesto antes del verano por parte de algunos círculos empresariales para ponerse al frente y abrir una nueva etapa en el liderazgo de los empresarios de la provincia, una posibilidad que el empresario dijo que estudiaría.

En paralelo a ese proceso, la relación entre la patronal de Valencia y la de Alicante se ha complicado por las discrepancias que mantienen sobre la estrategia a seguir para salvar de la quiebra a la autonómica Cierval, incapaz de mantenerse con las aportaciones económicas de las tres patronales provinciales y debilitada por haber tenido que hacerse cargo de las deudas de Coepa y la patronal de Castellón CEC.

La organización que preside José Vicente González, a la que Coepa debe medio millón de euros en cuotas impagadas ha propuesto un modelo que prima la organización empresarial por sectores de actividad en lugar de por provincias, pero Coepa y la CEC bloquean esa reforma porque implicaría ceder su actual representación en la asamblea de la patronal autonómica.

Ante ese panorama, Utor ha optado por esperar a que se "normalice" la situación económica y política en la provincia, explica a este periódico. De hecho, además de mantener "en estudio" la entrada de Baleària a la CEV, el empresario ya ha descartado cualquier posibilidad de ponerse al frente de Coepa.

Al respecto, el empresario recuerda que su naviera ya está representada en diferentes entidades como Anave, la sectorial nacional de las navieras, integrada en la CEOE; el Círculo de Empresarios de la Marina Alta, territorial integrada a Coepa; la Cámara de Comercio de Alicante; la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE); la asociación nacional de empresarios del sector turístico, Exceltur; la Mesa de Turismo Nacional; la Fundación Conexus para las relaciones entre la Comunitat y la Comunidad de Madrid; o la asociación de directivos APD Levante.

Una incorporación simbólica

Desde el punto de vista de la patronal valenciana, el interés por incorporar como socio a Baleària forma parte de la estrategia inició hace un par de años para aumentar sus ingresos de origen privado mediante la captación de empresas como socios de la CEV.

Desde que inició esta campaña, la organización ha incorporado a empresas valencianas o delegaciones territoriales de grandes firmas de distintos sectores como Ribera Salud, Air Nostrum, Druni, KPMG, El Corte Inglés, Carrefour, Bankia, Banco Sabadell, Noatum o MSC por citar a algunas. La mayoría tienen su ámbito de actuación centrado en la provincia de Valencia o un importante volumen de actividad en esta provincia.

No obstante, la CEV también ha negociado e incorporado con empresas de provincias vecinas como Secopsa -del Grupo Gimeno- (Castellón) o la ya mencionada Baleària. En este caso, además de la entrada de recursos económicos que supone, se trata de altas con un especial valor simbólico si se atiende a que, a medio plazo, es probable que esas empresas acaben siendo figurando como socias de la patronal autonómica si fructifica el proyecto para rescatar a Cierval.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email