X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 29 de junio y se habla de CASO PÚNICA Presupuestos 2017 cultura PAI del GRAO DIARIOS
GRUPO PLAZA

impulsado por berklee y la onu

València acoge el debate global sobre la música como impulsor de la igualdad de género

La directora del Fondo ODS de la ONU moderó en el Palau de les Arts un panel con representantes de distintas capas de la industria musical en el mundo 

23/03/2017 - 

VALÈNCIA. El campus de Berklee en Valencia se convirtió en el foco de la industria de la música en el mundo una vez más. En este caso, para debatir con actores diversos e influyentes acerca de la igualdad de género. Este miércoles, mujeres profesionales en la industria como Yvette Noel-Schure (relaciones públicas de  Beyoncé), Patricia Abdelnour (relaciones internacionales de la preciada Fundación Musical Simón Bolívar) o Salomé Limón (productora y fundadora de la Asociación Iberoamericana de Productoras e Ingenieras de Audio) participaron en un panel del que se pudieron extraer conclusiones y líneas de actuación para corregir este desequilibrio.

El debate, impulsado con el apoyo del Fondo ODS (Sustainable Development Goals Fund) de la ONU, se adentró en temas diversos y complejos: desde los inicios en el mundo profesional de la música como mujer hasta la escasez de profesionales vinculadas a aspectos técnicos; desde la conciliación laboral hasta la inclusión de los hombres en el debate de manera integral; o desde la creación de contenidos en los que los roles de la mujer tengan más profundidad hasta el papel didáctico de ellas mismas con su entorno inmediato.  La charla contó, además de la participación del público, con Pablo Munguia (ganador de varios Emmy y sound mixer de grandes estrellas del pop), Alf Olofsson (director artístico, tour manager y productor musical de artistas internacionales) y Paloma Durán y Lalaguna, la directora del Fondo de Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS) de las Naciones Unidas, que ejerció de moderadora.

En declaraciones a Valencia Plaza, Durán y Lalaguna destacó que el debate fue de especial interés "porque, para empezar, se ha reconocido desde los distintos estratos la desigualdad que hay". Para la representante de la ONU, "ha quedado claro que todo empieza desde la educación familiar, sigue por la comunidad más inmediata y luego continúa en el mercado de trabajo". La destacada española, que valoró "que la conversación haya incluido a los hombres", es la encargada de coordinar la agenda de objetivos de la entidad que, por primera vez, "trata de vincularse con las industrias creativas". Es "un reto para la ONU", porque nunca antes ha tenido ese tipo de relación para establecer sinergias con estos sectores. Lo que tienen claro es que "esos agentes creativos pueden hacer muchísimo por la igualdad ya que, desde la música, el cine o el teatro, se pueden emitir mensajes muy potentes para corregir esta situación de vulnerabilidad social".

Bajo el título Shifting the Conversation: Towards Balance in Music, Berklee acogió este encuentro retransmitido en streaming a todo el mundo a partir de los valores de este centro de altos estudios musicales. En él se vertieron datos estadísticos en torno al desequilibrio entre la presencia de estudiantes en centros académicos como el de València y la industria de la música, en un evento que también supuso el inicio de una colaboración estable entre la entidad estadounidense con base en València y el Fondo ODS. 

Desde la mujer y la confianza

Para Limón está claro que la primera actividad que debe hacer la mujer en el escenario de la igualdad en la industria de la música "es trabajar, hacer". A partir de ahí, Noel-Schure dejó claro que no es un problema exclusivo de esta industria o de sus profesionales, pero utilizó algunas vivencias vitales para describir sensaciones y realidades sobre el asunto: "tengo la sensación de que cualquiera de los chicos que están en la sala -muchos de ellos, alumnos de Berklee- progresarán en su carrera y un día llegarán a estar en un despacho sin que nadie les haya dicho nada para detenerlos", en alusión de no encontrar comentarios, suspicacias o barreras en ese desarrollo personal.

Noel-Schure, que incidió en que buena parte de los aspectos esenciales suceden "en el entorno de la familia, en la educación" y en la influencia de "la comunidad", aseguró sentirse muy orgullosa de tener "un hijo que sea fuerte, pero también que sea sensible, capaz de entender a las mujeres". Ella misma, nombrada Top Woman in Music Business por la revista Billboard en 2016 y tras una carrera junto a Mariah Carey, Will Smith, Jessica Simpson, Prince, John Legend, Adele, o Destiny’s Child, también hizo distintas alusiones a la necesidad de la confianza en las mujeres: "la confianza es sexy". Desde el público y desde algunas de las voces del panel, se confirmó que buena parte del cambio parte de cierto punto de autoconvencimiento y posición de fuerza de la mujer frente a una situación de desigualdad que los datos sobre el número de mujeres en posiciones de mando en la industria de la música solo confirman.

Abdelnour no dejó pasar la ocasión para destacar que las políticas tienen una influencia capital para la mejora de la situación, además de que, a nivel global, está todo "muy verde". En su discurso también destacó que, "a veces, es difícil detectar cuando se producen situaciones de desigualdad porque está muy interiorizada en nosotros" y añadió que existe la necesidad de "crear una cultura empresarial que implemente políticas para defender a las mujeres y a las minorías en el ámbito profesional". 

El caso de los puestos de producción o técnico, como describió con ejemplos Limón, es todavía más grave. Apenas hay mujeres con nombre al frente de algo tan básico en la industria como la producción musical. Ella misma reconoció como a veces, si le dice a un bajista cómo interpretar un pasaje de una canción, "acaba haciéndolo porque se lo digo cinco veces". Es en posiciones de decisión sobre el 'producto' musical o sobre lo que va a suceder con una canción, un disco, una gira, cuando esas mujeres sienten la presión frente a los hombres que dominan estadísticamente esos cargos. 

La riqueza de los grupos de trabajo mixtos y el 'el hombre' como "gran arma secreta"

Precisamente, en alusión a los tours, Olofsson hizo una de las apreciaciones más claras: "siempre recomiendo que haya grupos mixtos en el trabajo de un tour. Porque se bebe menos, la gente se comporta mejor... sencillamente, hay un mejor ambiente de trabajo cuando los equipos son mixtos". El sueco insistió en distintas ocasiones de que buena parte del debate parte de "la educación en casa". También en relación por lo expuesto por Limón, Munguía ya destacó que en producción, solo el 15% del alumnado de Berklee corresponde a mujeres: "necesitamos mostrar modelos de éxito, porque también los hay". Limón aseguró que hay productoras, pero apenas son una minoría y que los encargos más cool suelen ser para hombres.

Todas esas ideas se hilvanaban sobre el concepto de que la desigualdad es global y cultural. No afecta exclusivamente a esta industria, pero tiene a la mujer como víctima. Noel-Schure destacó que Beyoncé tiene ese poder y capacidad para mostrarse "muy segura de sí misma y dueña de decidir cuál es su mensaje", pero incidió en que la responsabilidad social -y especialmente de la industria- es dar cobijo a una chica de 14 años "que no tiene esa capacidad". Se debatió también sobre la conciliación, sobre la que ella misma aseguró que su "gran arma" es "un hombre". Con ese ejemplo tan personal, destacó que ella buscó un aliado en su marido desde el primer momento, poniéndolo en valor, pero también a su abuelo, "que era feminista". Con ese discurso trató de concretar que, de alguna manera, ese tipo de hombres, también necesitan ponerse en valor.

Conclusiones y la idea de la "no confrontación"

De izquierda a derecha, Emilien Moyon, program director de Berklee Valencia’s en su Master de global entertainment y music business, Durán y Lalaguna, Clara Barbera, directora del Student Affairs Berklee y la estudiante organizadora del encuentro Hannah LebelEntre las conclusiones o medidas a tomar, Munguía dijo que una buena manera de cambiar el rumbo de las cosas pasa por "la creación de historias que tenga como protagonistas a mujeres". Historias de profundidad, en la que mostró un interés porque haya roles protagónicos y de calado interpretados por mujeres. Limón reiteró la idea de que buena parte del cambio parte de las mujeres: "a veces tenemos que pensar en cambiarnos nosotras mismas para no sentirnos menos", especialmente en referencia a los roles de la producción musical. Para Olofsson es destacable que en centros como Berklee, que desde hace años y en València hace este tipo de congresos internacionales en torno a la diversidad y a las dificultades de progreso profesional para las mujeres, "tengan tutorías". 

Desde el público, con reflexiones también de calado y expresadas en la mayor parte de los casos por el alumnado del Berklee València, se insistió en que "las mujeres también tienen que proponer a otras mujeres en los puestos de trabajo". A menudo, esa contradicción sucede cuando hay mujeres en los puestos de mando, pero todos coincidieron en que es necesario que haya más "foco de atención" sobre las mujeres que tienen éxito en la industria. Para Noel-Schure es importante no dar valor "a los tópicos, porque nunca calan hondo en las personas". Mientras que Abdelnour culminó la idea de que, cuando el conflicto sucede en el entorno familiar o en la comunidad, cuando existe un debate agrio por esa percepción de depreciación de la mujer, "la única manera de revertirlo es la no confrontación". Apuntó al ámbito privado para gestionar según qué chistes -que también fueron mencionados- o comentarios, pero no desde la confrontación. Incluso, dejando pasar el asunto si no se convence a quien se opone a la realidad.

Con todas estas ideas y el agradecimiento de la directora ejecutiva de Berklee València, María Martínez Iturriaga, concluyó un debate que fue visto por agentes de la industria desde todo el mundo. Un evento en el que también hubo participación por parte de Las Naves, la estructura del Ayuntamiento de la ciudad vinculada a la innovación social y la cultura, además de la presencia de la recientemente nombrada subdirectora general de Música del Institut Valencià de Cultura, Marga Landete, y su antecesor en el cargo, Lalo Marqués.

Noticias relacionadas

CRÓNICAS POR LOS OTROS

Mama Eva

Mama Eva forma parte de ese  perfil de mujeres que nunca han podido elegir. Por no elegir no ha elegido ni el nombre de sus hijos. Y aquí radica toda la diferencia. Las mujeres que podemos elegir y las que no

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email