X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LA 'NUEVA' IGLESIA DE SAN NICOLÁS

Valencia saluda a la exuberancia gótica y barroca tras la mayor restauración del mundo

5/02/2016 - 

VALENCIA. La ciudad de Valencia ya tiene otro icono en el que apoyar una capacidad de atracción turística interna y externa. Lo que durante décadas parecía un enigmático manto entre negro, verde y grisaceo en Iglesia de San Nicolás, hoy resulta de un apabullante esplendor cromático. Es el resultado de tres años de trabajo con una intervención en dos líneas: la arquitectónica y espacial y la pictórica.

Con 4,7 millones de euros invertidos por la Fundación Hortensia Herrero, la implicación de esta entidad sin ánimo de lucro con esta revitalizada joyadel patrimonio local se disparó tras una primera etapa de intervenciones. Porque, de hecho, el actual relumbrón de la gran bóveda y sus capillas anexas es fruto de la segunda fase de una restauración general que arrancó en 2012, cuando se rehabilitaron las fachadas neogótica y la de la Capilla de la Comunión (de estilo barroco) y se restauraron las vidrieras del templo.

El gótico y el barroco empezaron a tratar de competir con una solución convenida por su director de restauración, el arquitecto Carlos Campos, bajo la tutela de la catedrática e investigadora del Instituto de Restauración del Patrimonio de la Universitat Politècnica de València Pilar Roig. La solución es la restauración más importante realizada hasta la fecha a nivel internacional en su ámbito y que no sólo ha servido para descubrir pinturas que llevaban siglos ocultas tras la suciedad, sino para innovar y avanzar en técnicas de restauración.

Incomparable

FOTOS: EVA MÁÑEZ

La intervención, que compite constantemente con compararse con la Capilla Sixtina, cuenta con datos objetivos muy distanciados de esa bóveda por tamaño (en inferioridad) y restauración (mucho mayor) como para aislarse en ese referente. Frente a los 800 metros cuadrados restaurados en la citada obra de Miguel Ángel, la valenciana tiene 1.904. En total se han invertido nada menos que 41.400 horas de trabajo, según sus restauradores, aplicando técnicas especiales de limpieza de pinturas murales como láseres, radares y hasta microbacterias que han ayudado a sanear los frescos.

La vasta obra de Dionís Vidal, discípulo del gran maestro Palomino, no es sencilla de abordar. El legado se ha descubierto tras el uso de 6.000 hojas de papel japonés para la fijación de laspinturas, 10.000 litros de agua destilada, 500 pinceles o 100 kilos de algodón. Todo ello para descubrir una narración que, lejos de las inquietudes religiosas, tienen un discurso único por su cuenta: si la bóveda se divide en dos en un sentido vertical, a un lado queda la vida y milagros de San Nicolás y al otro la historia del mártir San Pedro. Los dos santos comparten protagonismo y sus hechos se acompañan sincronizados hasta su muerte y posterior ascenso a los cielos, sobre el altar.

El restaurador de la magna obra de Miguel Ángel, Gianluigi Colalucci, ha sido -eso sí- colaborador imprescindible del proyecto. Según Roig, cuando vio la dimensiónd e la obra poco menos que le desaconsejó emprenderla. Ahora, asegura, está entusiasmado con el resultado para cuya inauguración no pudo asistir por motivos de salud. Lo bóveda y el resto de la iglesia mantienen la tensión creativa de épocas tan dispares que van desde su nacimiento en el siglo XIII -formaba parte de las denominadas primeras doce parroquias cristianas de la ciudad de Valencia- hasta el barroco, aunque sobre todo habiendo primado bajo la decisión de sus restauradores las reformas góticas a iniciativa de al familia Borja realizadas entre 1419 y 1455. 

Los tesoros de San Nicolás

FOTOS: EVA MÁÑEZ

Es posible que entre lo más destacado de la restauración se encuentre la 'reaparición' de algunas pinturas. Han sido "redescubiertas para la humanidad" las que quedaron ocultas bajo una pared blanca, un hallazgo que ha supuesto "uno de los momentos más emocionantes", ha reconocido la catedrática Pilar Roig. Para ello se han utilizado técnicas innovadoras como las ya citadas y que según Roig están siendo objeto de interés para universidades de Italia, Francia, Malta y Suiza.

El trabajo más prosaico es posible que haya recaído sobre la recuperación arquitectónica. Según las fuentes que han impulsado el proyecto, era clave salvar la situación del templo que se encontraba "en malas condiciones". Para ello, se han subsanadolos puntos que presentaban mayores deformaciones y en acabar con humedades que pudieran poner en peligro el legado artístico, ha apuntado el arquitecto Campos.

Ambos responsables de la restauración han insistido, no obstante, que es fundamental mantener la monitorización para seguir garantizando la buena conservación del conjunto, algo que también convierte al proyecto en único. Es parte del compromiso que ha adquirido la Fundación Hortensia Herrero públicamente con la iglesia y que supone su primer gran hito en cuanto a presentaciones este año, marcado también por la cita en el calendario para desvelar lo que sucederá en el Colegio del Arte Mayor de la Seda en el que esta entidad también está invirtiendo dinero para su restitución y accesibilidad. 

La 'nueva' iglesia de San Nicolás ha preparado por su cuenta una pequeña exposición en el templo que explica todos los detalles de la rehabiltiación, además de su pasado y épocas. De esta forma es más sencillo adentrarse en el que ha sido un proceso de trabajo de tres años. Además, se han programado conciertos y conferencias para poner en valor durante los próximos meses el momento de esplendor del templo. Todos esos acontecimientos se pueden consultar a través de su también renovada web

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email