X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de septiembre y se habla de LA RUTA DEL BAKALAO MESTALLA atitlán CÓMICS
GRUPO PLAZA

portavoz en la mesa de la educación por la libertad

Vicente Morro: "La educación concertada en Valencia es un 53% y no se puede eliminar alegremente"

6/03/2016 - 

VALENCIA. La escuela concertada no pasa por su mejor momento con la llegada del nuevo Consell, quien enarbola la bandera de la educación pública como su máximo estandarte. En este contexto surgió a finales del pasado año la Mesa por la Educación en Libertad, entidad cívica constituida como un órgano de vigilancia, control y denuncia que surge como defensa de la educación concertada.

Está integrada por la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fcapa), la Federación de Centros de Enseñanza  de Valencia (Feceval), las Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana (Escacv), la Asociación de Escuelas Infantiles de Valencia (Adeiv-Acade), la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza de la Comunidad Valenciana (Fsie-CV) y la Unión Sindical Obrera de la Comunidad Valenciana (Uso-CV). Su presidente, Vicente Morro, asegura que se trata que la actitud del conseller Vicent Marzà con la concertada se trata de un tema ideológico.

-¿Cuál es el momento clave en el que decidís constituir la Mesa por la Educación en Libertad?

-Entendemos que con las nuevas propuestas del tripartito valenciano, la libertad de educación se ve amenazada en todos sus ámbitos. Tanto en las posibilidades de la creación de centros, como en la libertad de elección de las familias. En ese sentido, empezamos a contactar distintas entidades del sector que representan de familias a profesores, y entidades de tipo cívico preocupadas por la educación. Y es que a partir de julio se hacen anuncios desde la conselleria que en septiembre empiezan a convertirse en medidas con borradores de decretos y órdenes de desarrollo. Entonces vemos que tenemos que actuar y posicionarnos enfrente de las medidas que creemos injustas.

-¿Cuáles son los temas clave que ya han abordado?

-Cuando se constituye la mesa firmamos una declaración el 2 de diciembre que tiene tres principios básicos que queremos defender todos los que la formamos. Estos principios engloban la defensa de la libertad de educación en todos sus ámbitos, fundamentalmente en el artículo 27 de la Constitución. Y es que la Conselleria dificulta la sostenibilidad de los centros y además declaradamente. 

También defendemos tanto la elección del centro educativo como la libertad de elección del tipo de educación. Por la declaración de derechos humanos, los padres podemos elegir la educación que queremos y con la que estemos de acuerdo moral y filosóficamente. Ahí entraría desde el ámbito de la educación confesional a las distintas propuestas pedagógicas.

Y el tercero, el respeto a la asignatura de religión mientras no se cambien las leyes. Porque ahora hay un derecho de las familias, no es un privilegio, el que nosotros podamos elegir la educación religiosa.

-También han reivindicado el distrito único, mientras que Marzà alude a la integración en el barrio. ¿Qué es lo que ven diferente?

-El problema es que la escuela está para enseñar, no para construir el barrio. Para construir el barrio están las asociaciones de vecinos, las organizaciones cívicas, las bandas de música. No se puede reorientar el papel de la escuela para que sea un elemento de construcción del barrio, porque hay gente en ese barrio que, mientras se siga permitiendo que uno de los factores de elección del centro sea el domicilio laboral, si yo trabajo en la Avenida del Cid pero vivo en la Avenida del Puerto no me voy a integrar en el primero.

"La escuela está para enseñar, no para construir el barrio"

Es perder el objetivo. La escuela tiene que estar para enseñar y para ayudar a las familias. Es un instrumento que ayuda a las familias a educar y asume toda la parte específica y técnica de transmisión de conocimiento que la familia no puede hacer. La escuela es un mero ayudante de la familia. Pero si pensamos que la escuela es para construir el barrio, estamos invirtiendo el orden de los factores y se altera el producto.

-También aseguraba que en la concertada la escuela es en muchas ocasiones quien elige al alumno.

-Eso es un eslogan. Para que se pudiera darse ese caso tendrías que poner que quieres esa escuela en tu escrito, sino nadie te va a llamar. Pero además, hay todo un proceso de baremación. Precisamente, con la afirmación de Conselleria, se pone en duda las comisiones de escolarización de distrito, que están presididas por un inspector y por todos los directores de los centros. Si me dice que se permite que las escuelas o colegios puedan elegir a las familias, me están diciendo que esos colegios y órganos administrativos están haciendo mal su trabajo.

Es demasiada gente implicada para que no se den cuenta. Se podría entender, que es ahora por donde ellos lo quieren justificar después de decir el eslogan, en el sentido de que si uno es antiguo alumno o si sus padres han ido a ese colegio tienen preferencia. Pero precisamente en algunos documentos de la conselleria se está poniendo en valor asociaciones de antiguos alumnos. Es una contradicción flagrante. Han buscado esta justificación a posteriori y entonces han decidido quitar el punto de antiguo alumno, por ejemplo.

-¿Se han reunido con Marzà?

-Esta semana. Nosotros hemos valorado la reunión como un diálogo positivo y abierto, pero en el que hemos constatado que hay discrepancias profundísimas, pero dentro de un ambiente de rigor. Por lo menos se nos escuchó. Porque una de las cosas en las que insistía la administración es que habían sido muy dialogantes, que habían hablado con todo el mundo, lo cual no ha sido cierto hasta ahora.

"Hemos constatado que hay discrepancias profundísimas con Marzà"

Por ejemplo, la Federación Católica pedimos el 27 de julio la reunión y no es que no nos haya recibido, es que ni siquiera nos han dicho que no puede ser. Incluso aquelllas asociaciones que son más partidarias del actual Gobierno como Fapa o algunos sindicatos también se han quejado de que prácticamente todo viene dado por la administración. Te traen un documento y te dicen, a partir de aquí se puede negociar.

Pero lo lógico sería ver lo que podemos hacer entre todos. Solo te piden que hagas alegaciones y te aceptan algunas muy concretas y técnicas que no pueden decir que no, pero más allá de eso no son órganos de diálogo. Establecer un diálogo con la comunidad educativa no se ha hecho al nivel que la administración lo quiere trasladar.

-Habla de brechas insalvables. ¿Les da la sensación de que si continúa este Gobierno acabará siendo minimizada o incluso desapareciendo la educación concertada?

-Absolutamente. Lo han dicho. La eliminación de distrito único, la cuestión del arreglo escolar. Esto último se ha hecho siempre, aunque se haya hecho en distintas fases. En la reunión con conselleria hablaban de la baremación, pero es que es algo que ha habido siempre, no es algo que hayan descubierto ellos ahora. Ahora dicen que cuando hay empate, algo habrá que buscar, aunque se ha hecho siempre. Pero los empates se pueden dar fuera del distrito o en un distrito único en el que todo el mundo tiene capacidad de elegir. A parte de estas medidas que buscan limitar la capacidad económica y de decisión de la concertada, de dotación, se ha hablado mucho del reparto equitativo de alumnos. Pero no puedes poner a un alumno con necesidades especiales que necesite un profesor de pedagogía terapéutica en un centro que no tenga esos medios.

Si yo quiero que los alumnos estén distribuidos equitativamente, que distribuyan los recursos equitativamente, porque eso no se ha hecho. Sin embargo, la LOE lo dice. Tiene que haber un reparto equilibrado. Estás dando un modulo de conciertos pero por mucho menos de lo que cuesta el sostenimiento de una plaza. Porque está en un 50-60% lo que cuesta el sostenimiento de una plaza en la escuela concertada que en el público. 

En el colegio de mis hijos muchos alumnos son atendidos con los recursos del centro, con la cuota que pagan. La mayoría de centros concertados que tienen detrás una orden religiosa o una organización tienen un déficit que se cubren con las aportaciones de los padres, las entidades titulares, y que debería aportar la administración. Aquí la educación no es gratuita. Es gratuita la escolarización pero hay unos gastos a cubrir.

-Esta misma semana habéis tenido una comisión de concertada con la administración, donde se han aceptado colegios. ¿Cuáles han sido las sensaciones?

-Todos los años hay un proceso de solicitudes de conciertos. Solo hay una unidad menos que el año pasado. Pero se han concertado algunas unidades en ESO, pocas en ciclos, pero en primaria e infantil no se ha concertado ninguna unidad. En Bachiller han dicho que no van a concertar nada más. Entonces se está manteniendo un nivel de conciertos como el que había antes, pero tampoco era positivo. Hay centros que año tras año van solicitando el concierto, y hay familias que lo piden y pero no se siguen concertado. Sin embargo se pagan con impuestos de todos. Yo he elegido la educación concertada para mis hijos pero estoy pagando la concertada y la pública y lo que no cubre el módulo de funcionamiento del centro, una parte la pagamos los padres y la otra la entidad encargada.

-¿Os han dicho si es una cuestión ideológica?

No lo dicen pero evidentemente es eso, no cabe otra opción. En todo el tiempo que llevo yo nunca he escuchado a nadie de la enseñanza concertada no queremos enseñanza pública. Pero prácticamente, reunión sí reunión no, estoy escuchando que queremos una escuela única, pública y laica. ¿Alguien entendería que saliera un partido político diciendo que quiere un partido único? ¿Y con la escuela sí que lo entendemos? ¿ O solo una ideología? En la escuela tiene que haber pluralidad de oferta.

-¿En algún caso han contemplado la manifestación?

-De momento no es una cuestión que hayamos planteado abiertamente. Lo que hemos planteado dentro del Estado de Derecho es que caben muchas opciones y nosotros tenemos abiertas todas las puertas. Las primeras las legales si hay algo que creemos no ajustado a ley. A principio de curso se pretendía eliminar la asignatura de religión en primero de bachillerato y tuvimos que avisarle al conseller que si seguía así iriamos al contencioso. Estaban contraviniendo la ley y tuvieron que rectificar.  Lo que nunca haremos jamás es cortar las calles, quemar contenedores, pero manifestarnos y defender nuestros derechos lo haremos.

-Feceval, patronal de la escuela concertada presentó hace unos días la campaña “La educación de tus hijos la eliges tú” y apuntan al derecho el poder elegir. ¿Cree que a partir de ahora la ciudadanía reclamará el derecho a elegir?

-Es algo que no se había dicho hasta ahora. Algo tan sencillo y tan claro como que la educació de tus hijos la eliges tú no se había dicho. A mí me gusto mucho ver esto en un autobús o escucharlo en una cuña de radio porque lo que estamos escuchando todos los días es lo contrario. Parece que tú estás pidiendo un privilegio, que la Iglesia está exigiendo, pero por ejemplo yo tengo derecho a que a mis hijos se les de religión u otras alternativas pedagógicas que tengan demanda. Siempre que haya demanda y capacidad de respuesta no hay que cerrar puertas a otras formas de educación.

-El Consejo Escolar de la Comunitat realizó un informe del ‘Encuentro para el diálogo’ que desde la mesa criticaron apostando por la escuela pública y apuntando por la eliminación de la religión? ¿Se pusieron en contacto con ustedes?

-Es una barbaridad. Parece que ahora han rectificado y dicen que es un documento abierto, pero a pesar de eso hay cosas que no se pueden decir. No puedes poner en documento que vamos a eliminar la religión de los centros públicos si no cambias la ley. La administración no puede poner eso como una propuesta. No puede decir que se van a favorecer a los centros públicos en detrimento de los concertados ni como hipótesis de trabajo. No se podría decir vamos a permitir los robos hasta 2.000 euros. O que todo el personal de los centros tiene que depender de la administración, cuando el personal de servicio de los concertados no tiene que depender de Educación. Ese documento se extralimita en muchos aspectos y lo evaluamos muy negativamente. La administración, por ello, ha tenido que reconsiderarlo.

-¿Cuáles son los pilares insalvables?

-Todo lo que afecte a la libertad de decisión. Todo lo que es la limitación a la escuela concertada. El eliminar unidades, el pretender obstaculizar el acceso a los centros concertados. La impresión que quieren transmitir es que ahora las cosas van a empezar a hacerse bien porque los centros públicos y los concertados van a tener los mismos criterios, pero esto ha sido siempre. También hemos tenido las mismas obligaciones. Y los centros concertados están cumpliendo sus obligaciones y muchas veces sin recibir la financiación adecuada.

-El PPCV se ha adherido a La Mesa por Libertad según ha aparecido en algún medio. ¿Esto les beneficia? 

-Nosotros hemos nacido con vocación de apertura a toda la sociedad. Hay algún partido minoritario que también ha querido incorporarse. Se han unido entidades de tipo cívico como el foro de la familia, el instituto valenciano de pedagogía creativa. Estamos en contacto con asociaciones de maestros y de padres que no están en el ámbito de Fapa ni de Fecapa. Y por supuesto, si quieren venir más partidos está abierto si se respetan los principios fundamentales. El resto se puede negociar.

-¿Puede perjudicar la adhesión de partidos políticos?

-Entendemos que no porque está abierta a todos. El que quiera y venga con seriedad puede adherirse. Si viene Compromís pensaremos que no está de acuerdo con nosotros porque lo hemos constatado. Pero si viene Ciudadanos y firma ese documento de adhesión sin ningún problema. Lo que no vamos a hacer como mesa es ir a buscarlo.

-¿Cómo percibís la Primavera Educativa?

-Lo percibimos como un intento de propaganda, no tiene más sentido. No aporta nada ni pedagógicamente ni materialmente. Es un encuentro de tipo propagandístico para exaltar las virtudes de la nueva administración y que no nos convence en absoluto. Están haciendo juegos florales. Hay muchas cosas pendientes y la administración debería dedicarse  a otras cosas y además tiene un coste. Se pretende hacerlo grande y seleccionando a personas con determinados perfiles, algo que han criticado a anteriores Gobiernos. Parece algo poco serio y nos nos convence. Tampoco lo hemos empezado a tratar a fondo y aunque ellos llevan mucho tiempo dedicándole esfuerzo y fondos públicos, lo que sí que está claro es que poca gente lo ha valorado como algo necesario para la comunidad educativa. 

- Aunque en principio no le toca, ¿cómo ve la eliminación de las becas de la Generalitat a las universidades privadas?

-Es otra piedra en el camino de tipo ideológica para dificultar la entrada a los centros universitarios. A nosotros nos afecta porque tenemos hijos que cuando acaban la etapa educativa tienen que pasar a una educación superior y es una discriminación más para intentar ahogar la libertad de enseñanza. No se justifica de ninguna manera porque no hay criterios específicos para universidades privadas que sean más relajados. 

-¿Cuál sería el escenario si se redujera al máximo la concertada?

-Sería algo que en estos momentos sería ilegal porque como está realizada no se puede hacer. Si tienen un proyecto para modificar leyes y Constitución, si cambian la legalidad, no tendremos la posibilidad de ir tribunales. Pero en estos momentos la red pública y concertada son complementarias a pesar de que el conseller dijera que es residual y subsidiaria. La LOE dice que la educación tiene dos redes complementarias. Además el artículo 108 dice que la elección de un centro concertado no puede suponer al alumno una peor condición que si elige uno público.

En el conjunto de España estamos alrededor de un 28% de educación concertada que también depende de si se valora el número de alumnos y centros. Hay comunicades autónomas que están muy por debajo de eso como Andalucía, lugares donde ha habido una intencionalidad muy clara para limitar la educación concertada. En Valencia estamos en un 36-38% de educación concertada que es un nivel alto. En la ciudad de Valencia estamos en un 53%. Hay un peso real de la educación concertada y no se puede decir alegremente vamos a eliminarlo. Creo que por ejemplo en el País Vasco están en un 50%. Evidentemente, lo que no queremos ir es hacia la situación de Andalucía. Aquí lo que debería primar es la demanda de las familias, y si pedimos educación concertada y es más barata, ¿por qué no facilitarlo?

En el Consejo Escolar Municipal no se ha hecho una división de distritos seria porque como no sabían qué hacer han cogido lo que había antes. Un planteamiento intelectual poco serio. Dijeron que iban a crear un comisión para estudiar un mapa escolar real y de futuro. Y al final se han cogido a lo que había antes. No vayamos a esas situaciones. Si en un distrito hay un centro público que funciona muy bien vamos a potenciarlo y que cierren concertados. Pero si en otro distrito hay un concertado que va muy bien que aumenten aulas. Si no hubiera un prejuicio ideológico sería muy fácil atender la demanda.  

- ¿Y cómo valoran las escuelas infantiles públicas y las becas?

-En algunas de las que se han abierto ni se cumplían los requisitos legales. Si vas a hacer algo experimental no lo hagas en un centro con dificultades y que no reúna las condiciones necesarias para los alumnos y además de dos años. Debería de haberse tenido mucha más habilidad. Pero con las becas estamos muy contentos y hay que reconocer cuando se hacen bien las cosas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email