X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Sergio Serrano / Director general de Gesem Asesoramiento Financiero

«Ya hay conciencia para pagar a la hora de recibir asesoramiento financiero»

Apasionado del submarinismo —su válvula de escape—, Sergio Serrano ve con preocupación la burocracia asociada al futuro MiFID II y las dificultades en que pondrá a los pequeños ahorradores

19/09/2017 - 

VALÈNCIA.- Sergio Serrano Iglesias (Alicante, 1977) dirige la única agencia de valores domicializada en la Comunitat Valenciana: Gesem Asesoramiento Financiero. Una firma fundada por los empresarios alicantinos Jesús Vicente y José Pertusa hace cuarenta años y a la que lleva unido desde 2003. «En la mayoría de las ocasiones han sido ellos los que me han empujado para ir dando pasos e ir creciendo; primero con la constitución de la EAFI y posteriormente con la transformación en una agencia de valores», apunta este licenciado en ADE por la Universidad de Alicante en las especialidades de Contabilidad, Auditoría y Financiera, que antes de comenzar la carrera ya tuvo claro que su vida laboral se iba a enfocar hacia los mercados. Con un máster en Mercados Financieros en el IES del CEU-San Pablo de Madrid bajo el brazo recomienda tener en este competitivo negocio un «máster o cualquier otro tipo de estudio que aporte una mayor especialización porque es fundamental». 

Apasionado del submarinismo —«me saqué el título hace unos diez años y lo practico mucho menos de lo que me gustaría, pero cuando lo hago me relaja una barbaridad y es un contrapeso al día a día laboral»—, trabajó antes de llegar a Gesem en la CECA y Ahorro Corporación Financiera, otrora bróker de las cajas de ahorro. Y precisamente vivió de cerca lo acaecido con la extinta CAM. «Fue un duro golpe para la región porque era la principal entidad financiera y con su caída arrastró a muchas familias que tenían parte de sus ahorros invertidos a través de preferentes». Pero no solo fueron pequeños inversores porque «el tejido empresarial también tuvo que adaptarse a la nueva situación, ya que desaparecía el principal proveedor financiero de muchas empresas y con el que mantenían posiciones de financiación».

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

A su juicio, el inversor alicantino ha evolucionado porque «ha pasado a ser un inversor que ya tiene en cuenta un mayor número de alternativas de inversión y no se queda con una visión localista como antes». Además, reconoce que «las nuevas tecnologías que permiten contratar cualquier producto financiero desde un ordenador y las menores comisiones también han ayudado mucho». Como también han ganado en cultura financiera por dos motivos principalmente: «porque las siguientes generaciones están mucho más preparadas y el acceso a la información también es mucho más ágil y sencillo». Asimismo, también considera que la crisis ha provocado que «los inversores sean mucho más desconfiados a la hora de invertir y que se hayan visto obligados a aprender a marchas forzadas sobre finanzas para intentar evitar caer en los mismos errores cometidos en los años de bonanza».

* Lea el artículo completo en el número de septiembre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email