GRUPO PLAZA

10 tesoros ocultos del Museo Mazda

6/03/2023 - 

VALÈNCIA. No es ningún secreto que Mazda hunde sus raíces en la rica tradición japonesa. Quizás lo que muchos no saben es lo profundas que son esas raíces. La empresa se fundó en 1920 con el nombre de Toyo Cork Kogyo Co; fue rebautizada como Toyo Kogyo en 1927 y adoptó la denominación actual de Mazda en 1984. En total, 102 años de historia a lo largo de los cuales este fabricante de automóviles de Hiroshima no ha dejado de innovar y de cosechar éxitos por todo el mundo, con innumerables diseños inolvidables.

El Museo Mazda, ubicado en la sede central de Mazda y accesible al público, es el lugar ideal para revivir esta historia tan excepcional. El museo se divide en diez zonas diferenciadas que recorren más de un siglo de historia, pasando revista a tecnologías que en su día fueron revolucionarias, a diseños ganadores de los premios más prestigiosos y a desarrollos de última generación. Todas las zonas capturan a la perfección el espíritu pionero de Mazda y muestran a cada paso auténticas joyas del mundo del motor.

Zona 1

El pequeño motocarro con el que se reconstruyó Hiroshima

Jujiro Matsuda fundador de Mazda, inició su andadura en Osaka, no en Hiroshima. Uno de los primeros vehículos de Mazda, un motocarro de tres ruedas, es también uno de sus iconos.

Imprescindible: El Type-TCS da la bienvenida a los visitantes del Museo Mazda y resume a la perfección la historia ecléctica de la marca. Todos sus componentes eran de fabricación nacional.

Además, tenía un 40% más de potencia que su predecesor, el Type-DA, y podía transportar una carga de nada menos que 400 kg. Más tarde, en 1938, Mazda lanzó al mercado el Type-GA, un modelo del que reanudó la producción apenas cuatro meses después del final de la Segunda Guerra Mundial. En 1946 se convirtió en el más vendido del mercado, con un volumen de producción de 2.430 unidades.

Enseguida recibió el apodo de "panel verde", por su cuadro de instrumentos de color verde, como símbolo de la paz y la seguridad. El Tipo-GA continuó fabricándose hasta 1949. En la actualidad, el Museo Mazda exhibe el modelo que fue su sucesor: el Type-GB, en un emblemático tono "panel verde".

Zonas 2 y 3

El antecesor del tono de carrocería Soul Red Crystal

Desde mediados del siglo XX, Mazda se reorientó hacia los turismos, con una variada gama de modelos, desde compactos ligeros hasta berlinas de lujo, que empezaron a verse por las carreteras de todo el mundo.

Imprescindible: Entre los modelos que alcanzaron mayor popularidad destacan el Cosmo Sport, el Savanna y el Cosmo AP (en la imagen de más abajo). Como detalle llamativo, el Cosmo AP fue uno de los primeros vehículos que se presentaron al mercado en color rojo. Aquello era una rareza entre los vehículos de mediados del siglo pasado, cuando los automóviles de alta gama solían ser de color negro, blanco o plateado. De esta apuesta fuera de lo convencional surgió una singular conexión de Mazda con el color, que todavía hoy constituye uno de los atributos de la marca. Por su parte, el Cosmo Sport también es una rareza, ya que de los aproximadamente 1.200 vehículos que se fabricaron, 480 siguen todavía en circulación.

Zona 4

El prototipo que se alzó con la victoria en Le Mans

Mazda ha paseado su espíritu competitivo por numerosas competiciones internacionales, como carreras de la IMSA o las 24 Horas de Le Mans. Calentamos motores...

Imprescindible: Una de las instalaciones más populares es la del Mazda 787B (en la imagen) que consiguió la victoria en las extenuantes 24 Horas de Le Mans. El museo muestra el 787B en una recreación de un box de un circuito de competición, acompañado de testimonios de la participación de Mazda en las carreras de resistencia más famosas del mundo. En 1991, los pilotos Johnny Herbert, Volker Weidler y Bertrand Gachot llevaron al equipo Mazdaspeed a una victoria histórica.

Zonas 5 y 6

El primer y único motor V12 de Mazda

La vocación de Mazda de asumir desafíos tiene continuidad en las secciones 5 y 6, dedicadas al enormemente competitivo mercado de los años 80.

Imprescindible: En la Zona 5 se exhibe el primer y único motor V12 creado por Mazda. Tenía una cilindrada de 4.000 cc, su desarrolló se inició a finales de los 80 y culminó en el año 1992. Consiste en dos unidades V6 conectadas entre sí, que el equipo de desarrollo trató de convertir en un motor para el mejor coche del mundo. El motor V12 nunca llegó a fabricarse en serie. Sin embargo, el espíritu pionero de Mazda quedó patente en diseños tan extraordinarios como este, o su motor rotativo de tres rotores, o el V6 de ciclo Miller.

Zona 7

El SUV con el que se estrenó el diseño "Kodo: Alma del movimiento"

Bienvenidos a la nueva escuela. El Mazda CX-5, el Mazda6 y el Mazda MX-5 representan la nueva era de la marca, con su revolucionaria tecnología Skyactiv y el exclusivo diseño Kodo.

Imprescindible: El Mazda CX-5, un SUV lanzado en 2012, fue el primer vehículo con la nueva temática de diseño "Kodo: Alma del movimiento". Se dice que su silueta elegante y deportiva está inspirada en el cuerpo de un guepardo a punto de lanzarse sobre su presa. Su diseño vanguardista se acompaña de la innovadora tecnología Skyactiv, que optimiza las prestaciones y los consumos del vehículo. El Mazda CX-5 es un SUV rebosante de encanto.

Zonas 8 y 9

Un coche destrozado a propósito

Un vehículo de primera categoría debe tener unos niveles de seguridad extraordinarios. Estas secciones ofrecen una serie de llamativas instalaciones, además de la oportunidad de ser testigos de la producción de vehículos en tiempo real.

Imprescindible: Una de las piezas más reconocibles del museo es un Mazda CX-30 dañado durante las pruebas de seguridad (en la imagen). Como puede apreciarse, el vehículo presenta daños importantes en su parte delantera, pero el habitáculo y el puesto de conducción se mantienen bien protegidos de los impactos. En la Zona 9 podemos pasearnos sobre la cadena de montaje de la fábrica de Mazda en Ujina, que produce 1.000 coches al día. Para fabricar un vehículo se requieren en torno a 15 horas de trabajo de alta precisión.

Zona 10

La última sección del museo es una ventana al próximo siglo, ideal para conocer la estrategia de futuro de Mazda y algunos diseños Kodo absolutamente únicos, como una bicicleta, un sofá y una espectacular escultura Goshintai.

Imprescindible: En la Zona 10, las elegantes formas fluidas y el tonificante carácter del Mazda Vision Coupé y el Mazda RX-VISION (en la imagen) ponen la nota final a nuestra visita al Museo Mazda. Estos modelos cobraron vida con la ayuda de expertos modelistas en arcilla que, con su destreza, fueron capaces de transformar las ideas en maquetas de tamaño real que, posteriormente, se convirtieron en prototipos. Cerca de estos dos concept cars podemos ver el Mazda LM55 Vision Gran Turismo, un modelo a tamaño real del coche que aparece en el videojuego de carreras Gran Turismo, en el que la filosofía de diseño Kodo de Mazda se fusiona con un guiño al Mazda 787B ganador en Le Mans.



Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas