X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el arte urbano gana terreno

2019, año Pichiavo

22/02/2019 - 

VALÈNCIA. “De la calle al museo y del museo a la calle”. De esta forma resumía el dúo de artistas valencianos PichiAvo el espíritu de su exposición Evreka, que desde hoy se puede visitar en el Centre del Carme. La ruptura entre un espacio y otro es, en realidad, una de sus señas de identidad, por lo que respecta a lugares de exhibición como su propio estilo. Acuñado como Urbanmythology, los creadores juegan a contraponer imágenes inspiradas en las formas clásicas grecorromanas y el grafiti, un característico estilo que han plasmado en muros, festivales de arte urbano y en colaboración con marcas como Bulgari. Ahora, en cualquier caso, toca centrarse en lo local. Diseñadores de la falla municipal de 2019, en colaboración con Latorre y Sanz, el dúo sigue la estela de Okuda -diseñador de la misma en 2018- generando una extensa muestra en el centro cultural. En este caso, sin embargo, PichiAvo ofrece el "99%" de piezas creadas específicamente pata una muestra que, comisariada por Fran Picazo, se concibe como experiencia. 

De esta forma, uno de los elementos principales del montaje son los espejos, que buscan generar una experiencia de inmersión en la obra pictórica, que en la mayor parte de los casos no está colocada en los muros, sino frente a ellos. Para ello han tomado como inspiración los icónicos caballetes de la artista italo-brasileña Lina Bo Bardi, en el que, fijadas las obras entre dos paneles de metacrilato dejan al descubierto la parte trasera de cada cuadro. El propio comisario explicaba que esta idea de obstaculizar la visión está enfocada a generar una experiencia visual en la que el visitante forma parte de las piezas, un total de diez pinturas, dos de ellas de gran formato. La muestra se completa con nueve esculturas y una gran instalación de 14 metros, una enorme columna que ocupa el centro de la Sala Refectorio, una muestra que cuenta con una segunda parte en el claustro renacentista, cubierto por grafitis. 

Esta intervención no pasó desapercibida durante la presentación de la muestra, tras la denuncia presentada por UGT y críticas de distintos profesionales, tal y como avanzó Las Provincias. A este respecto, el gerente del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, criticó durante su speech el “postureo” y atacó directamente a la entidad Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio, a la que afeó que no hubieran mostrado “ninguna preocupación” por el mal estado del antiguo convento y sí lo hicieran por esta intervención. De igual forma el gerente quiso “agradecer” a quien se hubiera sentido “inquieto” por la intervención y defendió que la Ley de Patrimonio permite este tipo de actuaciones por su carácter reversible. “Al juzgado puede ir quien quiera cuando quiera”, apostilló en referencia a la denuncia del sindicato.

La exposición es todo lo que uno podría esperar de Pichiavo, un proyecto basado en el diálogo entre las formas clásicas y el grafiti, un encuentro entre sus dos universos. No solo artísticos, también en lo que se refiere a público, pues el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, destacó la "retroalimentación" entre distintos perfiles que puede generar este proyecto. “Hemos trasladado el mismo concepto artístico de ‘Procés creatiu’”, indicaron los artistas al respecto, una muestra en la que ahondan en ese homenaje al artista que plantea la falla. 

Pero la del Centre del Carme no es la única exposición que PichiAvo protagonizará en València el próximo mes. La galería Plastic Murs (C/Dénia, 45) inaugurará el próximo 7 de marzo la muestra Ekdoseis, que configurará junto con la falla municipal el 'mapa Pichiavo' en marzo. "Que artistas del ámbito urbano se encarguen de llevar a cabo la falla municipal de València posibilita que una parte de la población que no es habitual del circuito del arte contemporáneo pueda tener una primera toma de contacto con el arte urbano, el grafiti y el arte contemporáneo", explica el galerista Vicente Torres, quien incide en que que la exposición "normaliza" la inclusión de street art y grafiti en el museo, "algo que fuera de nuestras fronteras ocurre desde finales de los años 70".

"Las Fallas son nuestra fiesta más popular y visitada y la escena del arte urbano en València goza de un gran prestigio internacional, con artistas como PichiAvo, Dulk, Felipe Pantone o Escif, que disfrutan de reconocimiento y un gran número de seguidores. La vinculación entre Fallas y artistas urbanos solo puede ayudar a que ambos alcancen una dimensión aún mayor", recalca Torres. La galería valenciana mostrará en este caso una nueva pieza del puzzle creativo que conforma Pichiavo, reuniendo numerosas obras en papel, una serie de dibujos nacidos como bocetos previos a la obra pictórico y escultórica que han adquirido una identidad propia. Así, la muestra contará con una serie de serigrafías basadas en sus bocetos a bolígrafo y acabado a mano, así como una selección de obras de tamaño medio y mixtas en papel de gran formato, utilizando la técnica de impresión del giclée. 

Fuera de los espacios expositivos, por supuesto, en apenas unos días llegará a la plaza del Ayuntamiento ‘Procés creatiu’, la falla municipal creada por los artistas falleros Latorre y Sanz y diseñada por Pichiavo que planteará una reflexión en torno a las diferentes ideas de arte urbano. Lo harán, por supuesto, presentando en tres dimensiones su característico choque de grafiti y arte clásico, un proyecto que también busca ser un homenaje a los creadores. Esto se verá de forma explítica en la base de la falla, en la que se presenta un bloque de aparente piedra que, a modo de timelapse, se va desnudando hasta dejar ver un busto. Esta no es la única vinculación del dúo con las Fallas, pues el consistorio les encargó un mural que desde hace dos años ha cambiado la cara de la Ciudad del Artista Fallero, una pieza que se suma a las distintas obras que firman en Manises, desde donde operan, o en espacios como la Universitat Politècnica de València o la plaza de la Botja. Esto por lo que respecta al ámbito local, pues no son pocos los proyectos internacionales que firman. Todo ello, desde su sede valenciana, tal y como recordó Pinazo. "Somos capaces de producir aquí", defendió. Senyor pirotècnic, empieza el año Pichiavo. 

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email