GRUPO PLAZA

También contribuirán a reducir los que perjudiquen el litoral

5 proyectos de la UV ayudarán a paliar los efectos del cambio climático sobre el sistema marino 

27/07/2022 - 

VALÈNCIA (EP). Un total de cuatro proyectos de la Universitat de València y otro mixto UV-CSIC han sido seleccionados para su desarrollo en el marco de ThinkinAzul del Ministerio de Ciencia e Innovación para contribuirán a paliar los efectos del cambio climático sobre la producción acuícola y el sistema marino y litoral, según ha informado la institución académica en un comunicado.

Entre ellos, se encuentra el control de las patologías parasitarias y bacterianas en la acuicultura mediterránea, herramientas para la detección de contaminantes en la fauna acuática, sistemas de inteligencia artificial (IA) para la mejora de la observación eólica del litoral, o electrolización del agua como alternativa al uso de pesticidas.

Este programa está destinado a abordar, desde la sostenibilidad, los nuevos retos de las Ciencias Marinas en cuanto a monitorización y observación marina y marítima, cambio climático, acuicultura y otros sectores de la economía azul.

Remedisa-ichthyoparasites es la propuesta de la Unidad de Zoología Marina de la Universitat de València para mejorar la gestión de las patologías parasitarias que afectan a los cultivos marinos en la Comunitat Valenciana. El desarrollo de protocolos de gestión de las parasitosis y la formación de nuevos profesionales de la acuicultura completan las líneas generales de este proyecto subvencionado con 264.000 euros.

Por su parte, la catedrática de Microbiología y Ecología, Carmen Amaro, es la investigadora responsable del proyecto Impacumed (Impacto de las patologías bacterianas en la acuicultura mediterránea) propuesto por el grupo PAZFP (Pathogens in Aquaculture: zoonotic and fish pathogens) del instituto Biotecmed de la Universitat de València.

El estudio se centra en el diseño de nuevas estrategias de control de enfermedades en los peces cultivados en el Mediterráneo, a partir de una mejor comprensión tanto de la interacción entre peces y patógenos como de la relación entre virulencia, transmisión de enfermedades y aumento de la temperatura del agua asociado al calentamiento global. El equipo trabaja, además, en el diseño de métodos rápidos de detección de variantes patogénicas y en el desarrollo de vacunas animales orales de fácil uso y económicamente rentables. El proyecto ha obtenido una ayuda de más de 234.000 euros.

Foto: PEXELS/KELLIE CHURCHMAN

El tercero de ellos, pretende rellenar las lagunas que existen sobre la presencia, el metabolismo y los efectos de las sustancias químicas presentes en el planeta a causa de la acción humana que pueden alterar la biota acuática, en general, y los productos de la pesca y la acuicultura, en particular, con lo cual el ser humano queda expuesto a ellas.

El objetivo es el desarrollo de una herramienta metabolómica de alto rendimiento, no lesiva para la biota acuática -organismos vivos del sistema- y capaz de establecer la exposición de peces y otra fauna acuática a contaminantes. El proyecto, que cuenta con una subvención de 205.000 euros, está dirigido por la catedrática del área de Nutrición y Bromatología Yolanda Picó, investigadora en el Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE, CSIC-UV-GVA).

WIND-COAST es un proyecto mixto de la Universitat de València y el CSIC orientado al desarrollo de un nuevo servicio de monitorización y estimación del viento en el litoral valenciano, que implementará una innovadora tecnología basada en Inteligencia Artificial (IA) en combinación con datos masivos de viento.

Por un lado, la iniciativa contempla el desarrollo del llamado Meteodron, un dron de bajo coste diseñado en colaboración con la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), capaz de obtener campos de viento con mayor resolución espacial para facilitar la predicción de episodios extremos de velocidad del viento en la zona costera, lo que supone un impacto significativo en los ecosistemas y la acuicultura.

Controles de calidad con IA

Por otro lado, se establecerán controles de calidad y homogeneización de los datos procedentes de la red de estaciones de observación valenciana, para que luego estos sean tratados mediante IA y así explorar mecanismos de alerta temprana frente a riesgos y amenazas en el litoral asociados a fenómenos meteorológicos adversos, según explica Verónica Nieves, investigadora distinguida CIDEGENT en el Image Processing Laboratory (IPL) de la Universitat de València y segunda IP de este proyecto, que tiene como primer investigador a César Azorín (CIDE, UV/CSIC/GVA) y que ha conseguido una ayuda de 175.000 euros.

Por último, en el marco del proyecto E-Acuicultura encabezado por el grupo REDOLí (Departamento de Química Inorgánica) de la UV, se desarrollarán sistemas de monitorización de las explotaciones acuícolas y de la salud de peces basados en el uso de las llamadas narices y lenguas electrónicas, dispositivos ópticos y electrónicos que están despertando gran interés en investigación por su capacidad para reproducir los sentidos humanos mediante matrices de sensores y sistemas de reconocimiento de patrones.

Además, se ensayarán las posibilidades de aplicación del agua electrolizada en piscifactorias para mejorar la sanidad ambiental al evitar o disminuir el uso de pesticidas y antibióticos. Dirigido por José Vicente Ros Lis, el proyecto ha sido subvencionado con 144.000 euros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme