GRUPO PLAZA

Adif no cuelga parte de los pliegos y retrasa varios meses la obra del Corredor de Castelló a Tarragona

4/06/2021 - 

CASTELLÓ. Uno de los tramos clave para completar el Corredor Mediterráneo, el que va de Castellón a Tarragona, se verá retrasado por un lapsus del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) en la licitación. En concreto, el "error material, consistente en la no publicación de un documento de carácter técnico", lo ha realizado Adif en el contrato para las instalaciones de telecomunicaciones fijas, en las que se basa la seguridad de la circulación ferroviaria, entre la capital de la Plana y l'Ametlla de Mar. 

El procedimiento de licitación, que fue lanzado el pasado 29 de marzo por un montante de 14 millones de euros (IVA excluido) fue modificado ya el 6 de abril. Y este jueves, dos meses más tarde, Adif ha lanzado una nota en la que informa de su error al no haber publicado parte de los pliegos, lo que le hace retrotraer  las actuaciones "hasta la fase de presentación de las ofertas". 

Plicas abiertas

No en vano, tras la primera modificación, las empresas tenían hasta el 17 de mayo para presentar sus propuestas, de modo que el sobre con la documentación técnica ya había sido abierto. En su nota informativa, Adif señala que no se ha abierto, "ni se abrirá", el sobre número 2, correspondiente a las propuestas económicas. Respecto al sobre nº3, con los criterios evaluables mediante fórmulas, es decir, las mejoras que las empresas puedan incluir en el proyecto, apunta que tampoco "ha sido evaluada la documentación", con lo que las plicas sí habían sido ya abiertas. 

A raíz de todo ello, en su plataforma propia de contratación Adif "anulará la actual entrada de la licitación y se creará una nueva".

Tras el verano

Todo esto tiene consecuencias palpables. La más evidente es el retraso en la adjudicación. Así, mientras antes de detectarse este error la apertura del sobre con la oferta económica estaba previsto para el 30 de junio, ahora pasa al 8 de septiembre, con lo que la valoración de las propuestas se realizará en la recta final del año, en vez de este verano, y la materialización de estas instalaciones fijas de telecomunicaciones, que tienen un plazo previsto de 22 meses, no estará, al menos, hasta finales de 2023. 

Estas obras son complementarias de las que atañen a la conversión de las dos vías actuales en ancho ibérico entre Castelló y Vandellòs al internacional, que recientemente han salido a licitación y que tienen un plazo de ejecución estimado de 18 meses. Con ello, las actuaciones de seguridad y comunicaciones, que fueron licitadas con anterioridad porque su periodo de obras es más prolongado, supondrán un retraso en la puesta en servicio del Corredor. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email