GRUPO PLAZA

la cadena recicla más del 70% de su residuo plástico con el objetivo de llegar al 100%

Así son las tiendas 6.25 de Mercadona: economía circular para reducir el plástico y los residuos

21/02/2021 - 

ALICANTE. Seis acciones para reducir el uso de plástico y conseguir en 2025 un triple objetivo: reducir un 25% de plástico en sus tiendas, que todos los envases de plástico sean reciclables, y reciclar todo su residuo plástico. Esta es la Estrategia 6.25 que la cadena valenciana de supermercados Mercadona aplica ya en algunas de sus tiendas (este año se extenderá a todas), como la de Isla de Corfu en Alicante, para reforzar su apuesta por la economía circular con la complicidad de los 'jefes', como se refiere la compañía a sus clientes.

Visitamos la tienda de Isla de Corfu junto a Patricio Carpena, director de Responsabilidad Social Empresarial de la cadena en la Comunitat Valenciana y Murcia, y Luis Consuegra, director provincial de Relaciones Externas de Mercadona, para conocer de cerca la nueva estrategia. La visita comienza en las 'tripas' de la tienda, donde Mercadona gestiona los residuos internos: el cartón se echa en una trituradora y compactadora para, por logística inversa, llevarlo al gestor que se encarga de tratarlo para que vuelva en forma de nuevas cajas. Con el plástico se sigue el mismo proceso, para que vuelva en forma de bolsa con entre un 65 y 70% de material reciclado. Se reciclan así 220.000 toneladas al año de estos materiales.

Mercadona utiliza también cajas plegables y reutilizables de Logifruit para el transporte de frutas y hortalizas, de forma que no hay que fabricar nuevas cajas. Son reparables, lavables, y se pueden usar de forma casi infinita, creando un circuito cerrado de envases retornables. En el caso de las bandejas de pescadería, que son las que se usan en la exposición de dicha sección, es la propia Mercadona la que las lava en cada tienda. Todas estas acciones, y otras muchas que se aplican en la zona pública de la tienda, permiten que la cadena valenciana separe y recicle más del 70% de los residuos generados, trabajando en los movimientos necesarios para llegar al 100% de aquí a 2025.

Bolsas compostables

Entramos en la tienda y nos encontramos con la primera acción de la Estrategia 6.25. Mercadona ha sustituido las bolsas de plástico de un solo uso para secciones como el horno por otras compostables, hechas con fécula de patata. De hecho, el pictograma de la bolsa (la cadena ha incorporado información sobre el contenedor al que hay que echar cada material con un sencillo código de colores) nos indica que hay que desecharla en el contenedor orgánico, de color marrón. Un contenedor que aún no está disponible en algunos municipios, pero que se irá extendiendo por todo el territorio. 

Junto a los pictogramas en los envases, Mercadona ha incorporado en sus tiendas 6.25 abundante información sobre la 'nueva vida' de los residuos en cartelería específica. En este caso, por ejemplo, la cartelería en la zona refrigerada de los smoothies no solo informa de que el envase de estas bebidas está hecho con material 100% reciclado, sino que unos códigos QR permiten al 'jefe' consultar desde su móvil la web de la cadena donde informa de sus objetivos sostenibles y de las acciones que está llevando a cabo para conseguirlos. De nuevo, el pictograma nos informa del contenedor donde hay que depositar el envase del smoothie una vez consumido.

"Pedimos a Itene (el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística) que nos hiciese una auditoría para poder introducir mejoras en la gestión de los envases", explica Carpena, "y a partir de esta foto nos pusimos a trabajar con los proveedores para mejorar". Una de las medidas, casi inapreciables pero que ahorra toneladas de plástico en origen, es eliminar el precinto de garantía de las conservas en botes de cristal. "La garantía la da el cierre hermético" (el pop que se escucha al abrirlo), explica Consuegra, "así que hemos quitado el plástico del exterior, además estos envases pueden ser reutilizados en casa, algo que casi todo el mundo hace". De hecho, algunos botes de conservas tienen grabado en el vidrio la medida de volumen en mililitros para facilitar su reutilización con otro contenido.

Contenedor de cápsulas de café

Uno de los productos más populares de los lineales de Mercadona, el café en cápsulas, es protagonista de dos acciones combinadas. Por un lado, se está eliminando el plástico en el envase exterior para sustituirlo por cartón reciclado (en la marca propia), y por otro se han habilitado contenedores en la propia tienda para que los clientes pueden desechar sus cápsulas. El cartón es protagonista también en la sección Listo para Comer, donde tanto los envases como los platos son de cartón recubierto con una película de pulpa de caña de azúcar, para que el alimento no entre en contacto directamente con el cartón. Las tapas son de plástico reciclable.

"Para modificar un envase tenemos tres líneas rojas", explica Consuegra, "una es la seguridad alimentaria, otra evitar el desperdicio alimentario, porque si no estaríamos generando otro problema,  y una tercera es que el envase tiene que proporcionar información al consumidor sobre el producto: trazabilidad, información nutricional, ingredientes, caducidad, etc". En este sentido, por ejemplo, Carpena señala que el envase de las pizzas congeladas incorpora un 70% de plástico reciclado, y el de las refrigeradas un 30%. "En los envases de pizzas estamos ahorrando 4.000 toneladas de plástico al año". 

Frutas y verduras a granel

Llegamos a la sección de frutas y verduras, donde se ha pasado de presentar casi todos los productos envasados a volver al granel, con bolsas compostables o mallas lavables y reutilizables. Solo se mantiene el plástico donde aporta valor, como por ejemplo en el pepino holandés, que sin envolver dura apenas dos días, frente a los 12 que le otorga el envoltorio, o en la cuarta gama de ensaladas. Las botellas para el zumo recién exprimido también son de plástico 100% reciclado, de forma que se han ahorrado 740 toneladas más otras 57 adicionales al reducir el gramaje. "En algunos productos estamos sustituyendo las bandejas de plástico por otras de cartón, y donde no podemos eliminar el envase, lo hemos sustituido por plástico reciclado", indica Consuegra.

Una de las acciones más veteranas de Mercadona para reducir el plástico, aunque es poco conocida, se encuentra en la sección de menaje del hogar. Todos los artículos (cubos, utensilios de limpieza...) están hechos de plástico reciclado. Hasta el pasado verano, este plástico provenía de las mantas térmicas de invernaderos, pero desde entonces se elabora con residuo post consumo. "Otra acción es que ya no tenemos cubiertos desechables de plástico de un solo uso, ahora los hemos sustituido por alternativas compostables, reutilizables o biodegradables". 

Llegamos a la línea de cajas. En esta zona se concentran varias acciones simultáneas de la Estrategia 6.25 de Mercadona. Por un lado, las bolsas, que hasta 2011 eran de plástico y gratuitas, han pasado a ser de papel o con entre un 65 y 70% de plástico reciclado. Junto a estas dos opciones, está la cada vez más popular bolsa de rafia, que puede usarse durante años, y que también incorpora un 70% de plástico reciclado. Todas llevan el correspondiente pictograma.

Cargadores eléctricos y paneles solares

Junto a las cajas se encuentra la zona de consumo de Listo para Comer, que ahora no puede usarse por la covid aunque algunos 'jefes' se calientan sus productos antes de irse. Junto al microondas y el servicio de cubiertos, la sección incorpora varios contenedores identificados con colores para depositar cada desecho. Asimismo, junto a la puerta de salida (de doble acristalado, pues este supermercado es además del nuevo modelo de tienda eficiente, que ahorra un 40% de consumo energético) tenemos contenedores de papel, plástico, y hasta de cápsulas de café.

Fuera de la tienda, en aquellos casos donde es posible, sigue la estrategia. Por un lado, Mercadona está instalando puntos de carga para vehículos eléctricos, en aquellas tiendas con aparcamiento. De momento cuenta con 1.200 repartidos por todo el país, pero su número crece cada día que pasa. Y ahora ha comenzado a instalar paneles solares para reducir el consumo de energía de la red y las emisiones de carbono en aquellas tiendas que los admiten (cuando son edificios exclusivos). Finalizó 2020 con cubiertas solares en ocho tiendas, y en 2021 continuará incrementando paulatinamente el número de tiendas con estos dispositivos. En total, Mercadona va a invertir 140 millones de euros para potenciar en todas sus tiendas la Estrategia 6.25, desde que comenzó el año pasado hasta 2025. Por ahora ha adaptado cinco tiendas en la provincia (en Alicante, Elche, Mutxamel, Santa Pola y La Nucía), pero la implantación alcanzará toda su red este año.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email