GRUPO PLAZA

el sur del sur  / OPINIÓN

Centro vs periferias

20/06/2021 - 

Desde los últimos años, las elecciones suelen moverse alrededor de un eje. Los ejes no suelen elegirse: se generan. Pueden ser económicos, territoriales, sociales, regeneracionistas, etc. Y quien mejor explota, moviliza o aprovecha ese eje, o quien comente menos errores, suele ganar las elecciones. Y las elecciones ahora las ganan los bloques, no los partidos. 

Es difícil hacer previsiones. Los escenarios cambian cada tres meses. Sólo hay que ver lo que se han movido en estos seis meses. Pablo Casado (Cataluña) y Pedro Sánchez (Madrid) han estado en la cuerda floja en algún momento del año. Cada uno intenta buscar su eje; otra cosa es que lo encuentre y que le funcione. Pero bueno, hay detalles que dan pistas.

Si los resultados de Madrid fueron todo un tortazo para el PSOE y Pedro Sánchez, ahora es el Gobierno quien parece controlar la agenda y los actores con motivo de los indultos a los presos del procés independentistas. Sánchez (o Iván Redondo) ha sido capaz de poner de acuerdo a empresarios, obispos y partidos independentistas, aunque con muchos matices. En cambio, el PP exhibe su fuerza en Madrid con Díaz Ayuso como estilete frente al Gobierno de coalición.

Parece que volvemos al eje territorial, aunque por el medio podamos perder actores: Ciudadanos lucha por su supervivencia; Podemos debe afrontar las fortalezas de Más Madrid. De Ciudadanos no sabemos cómo van a salir de esta: si ofrece el mismo mensaje que el PP, acabará desapareciendo, y no puede competir con la contundencia de Vox. El acercamiento con el PSOE ya vimos cómo salió en Murcia y las réplicas que ha tenido. El esperpento de Granada quizás sea el ejemplo más clarividente de lo que hoy es la formación naranja. Sólo le salvaría pedir la cabeza de su ex secretario de Organización, Fran Hervías, que parece el principal agitador/destructor de sus antiguos compañeros. Pero ni eso.

Podemos va a buscar las periferias, pese a que las maltrató en episodios anteriores. Ni las Mareas, ni Andalucía Adelante, ni Compromís soportaron el egocentralismo de antaño de la formación morada. Ahora bien otra etapa con Ione Belarra, y falta saber cómo será el aterrizaje entre el electorado.

Más allá de los cálculos electorales, que pasarán, los partidos catalanes, ahora oxigenados con indultos y mesa de diálogos, serán que tendrán la última palabra para mantener a Sánchez en la Moncloa. A no ser que el propio Sánchez apriete antes el botón nuclear: el cronograma parece dibujado. Primero indultos; después crisis de gobierno, los españoles de vacaciones y que la gasolina de los fondos europeos marquen la distancia con la que llegará. Mientras, el precio de la luz, la subida de la gasolina, los peajes y las reformas, si llegan. Y mientras los índices económicos se mantienen, o se recuperan, pues eje territorial, que es lo que le conviene, y lo que lo mejor le funciona al PSOE.

Ahora bien, si no hay recuperación, no nos acercamos a las cifras precovid, y, por tanto, nos acercamos a la recesión, pues entonces sí que será una oportunidad de oro para el PP. Las periferias languidecerán y al PP le bastará con Vox, o sin él.

Este un análisis de brocha gorda. Parece la intención de unos y de otro, pero en septiembre (o antes) nos podemos encontrar con algo diferente. Y en diciembre, más todavía. Y no decir, el próximo año.

En el caso de la Comunitat Valenciana, falta por ver si esto es un oasis (de verdad), o no. A veces, hay olas (políticas) que por bien que lo hagas, se te llevan todo por delante. La recuperación de sectores como el turismo y la hostelería serán claves para medir el nivel de desgaste del Botànic. Si hay fiestas, habrá alegría. Si no hay aranceles, las exportaciones recuperarán sus mejores cifras. La industria y la tecnología ya se han adaptado.

Sería muy fácil decir ahora que este lo tiene mejor, o peor con vistas a 2023, pero de aquí allí o, incluso antes, si se da el caso, pueden pasar muchas cosas. Lo que sí es verdad es que hay detalles importantes, y que tienen que ver con los ejes. Con el económico, seguimos en impasse, a la espera de si hay o no recuperación. Pero en el territorial es donde pueden venir las novedades, más allá de lo que pase en Cataluña, y dónde se sitúen los actores y los liderazgos. Y claro está, después habrá que cumplir, que no nos pase como con el sistema de financiación autonómica y María Jesús Montero. Y no lo olvidemos, eso es eje territorial.  Eso es centro versus periferias.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email